La Religión se reducirá a 45 minutos semanales en Primaria a partir del próximo curso

El TSJA dio la razón a Educación en su decisión de reducir la asignatura al mínimo legal y el Tribunal Supremo no ha admitido a trámite los recursos en contra. De este modo se podrá aumentar el horario de Inglés, Música, Educación Física u otras materias. La consejera Mayte Pérez, Podemos Aragón y FAPAR FAPAR acogen son satisfacción la decisión del Supremo.

Mayte Pérez. Foto: DGA

La asignatura de Religión se reducirá a partir del próximo curso 2019-2020 a 45 minutos semanales en todo el ciclo de Primaria. Así lo ha decidido el Departamento de Educación tras conocer que el Tribunal Supremo no ha admitido a trámite las denuncias en contra de esta decisión, lo que permite ahora adoptar esta medida.

De esta forma, los centros aragoneses dispondrán de 45 minutos que actualmente se destinan a la Religión para aumentar el horario de Inglés, Música, Educación Física u otras materias.

El Departamento de Educación ya tomó esta decisión en el año 2016, cuando modificó el currículo para impartir únicamente 45 minutos en Religión. El Tribunal Superior de Justicia de Aragón avaló esta decisión en julio de 2017, pero mantuvo las cautelares dictadas en 2016 hasta que el obispado y los docentes de Religión, que se habían opuesto a esta medida, prepararan su recurso ante el Tribunal Supremo contra esta sentencia que daba la razón a Educación.

La decisión del Supremo de no admitir a trámite estos recursos hace firme la sentencia del TSJA y posibilita ahora que los centros puedan dar solo 45 minutos de Religión y no mantener la hora y media de forma cautelar, una medida que se hará efectiva a partir del próximo curso.

La consejera Mayte Pérez, que se ha mostrado muy satisfecha con la decisión del Supremo, ha recordado que durante esta legislatura ya se redujo una hora de Religión de 1º de la ESO que se destina a Inglés.

Por su parte, el diputado Carlos Gamarra, también ha mostrado satisfacción por la sentencia del Supremo sobre la reducción del horario de la asignatura de Religión, "una medida que fue exigida por Podemos Aragón en el pacto de investidura con el PSOE", ha recordado.

"Además, posteriormente, Podemos también presentó esta misma iniciativa en las Cortes de Aragón y salió aprobada", ha añadido el diputado de la formación morada que ha recordado que esta disminución del horario de Religión beneficiará a otras asignaturas que verán aumentadas su carga lectiva.

FAPAR acoge son satisfacción la decisión del Supremo sobre el horario de la asignatura de Religión

La Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado de la escuela Pública de Aragón, FAPAR, ha acogido con gran satisfacción la decisión del Tribunal Supremo de no admitir a trámite el recurso presentado por los obispos contra la resolución del Gobierno de Aragón de reducir a 45 minutos la asignatura de Religión en Infantil y Primaria.

"Se pone así final a las medidas cautelares que han impedido en los dos últimos cursos  que los centros pudiesen destinar 45 de los 90 minutos a otras materias pudiéndose desarrollar el currículo aprobado en el año 2016", afirman en un comunicado.

Esta Federación ha reiterado su deseo de que cualquier doctrina religiosa se mantenga al margen del currículo científico, respetando las creencias particulares de cada individuo y entendiendo que estas forman parte del ámbito estrictamente privado.

"Somos conscientes de que existen unos Acuerdos con la Santa Sede que lo imposibilitan en lo que respecta a la Religión católica y que hay otros acuerdo con otras confesiones que han supuesto que se incluyan también en el periodo lectivo, originando problemas organizativos y pérdida de tiempo lectivo al alumnado que, al ser grupos minoritarios, agrupan distintos niveles educativos en el tiempo dedicado a su Religión, detrayéndolo de la impartición de otras materias. Por eso, mientras no se pueda hacer realidad que la Religión, en cualquiera de sus manifestaciones, salga del currículo, es bienvenido minimizar el tiempo que se destine a ella", añaden.

No obstante, desde FAPAR, lamenten que se hayan perdido dos cursos escolares, "cuando además esta decisión la adoptó el propio Ministerio para Ceuta y Melilla y no hubo ninguna denuncia de los obispos ni del profesorado de Religión católica, evidenciando un doble rasero a la hora de valorar esta materia, puesto que la Religión mayoritaria en estas ciudades no es la Católica, y confiamos que se pueda aplicar lo antes posible en nuestras aulas, que sin duda, redundará en la formación de nuestros hijos e hijas".

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies