La reforma laboral en su justa medida

Finalmente habrá acuerdo sobre la reforma laboral que implica cambios sustanciales respecto a la última reforma laboral del Gobierno de Rajoy. Tras repetidas amenazas por parte de la CEOE de levantarse de la mesa, finalmente ha podido el pragmático y la patronal ha preferido tener la capacidad de influir aún a costa de avalar modificaciones que en absoluto comparte. Aunque todavía no conocemos la letra pequeña, sí que nos podemos hacer una idea del contenido analizando la reacción de cada una de las partes que han alcanzado el acuerdo. Los sindicatos dicen que "es la primera reforma laboral que se …

gobierno París reforma
Alberto Cubero.

Finalmente habrá acuerdo sobre la reforma laboral que implica cambios sustanciales respecto a la última reforma laboral del Gobierno de Rajoy. Tras repetidas amenazas por parte de la CEOE de levantarse de la mesa, finalmente ha podido el pragmático y la patronal ha preferido tener la capacidad de influir aún a costa de avalar modificaciones que en absoluto comparte.

Aunque todavía no conocemos la letra pequeña, sí que nos podemos hacer una idea del contenido analizando la reacción de cada una de las partes que han alcanzado el acuerdo. Los sindicatos dicen que "es la primera reforma laboral que se hace en democracia en la que se recuperan derechos”, mientras CEOE y Cepyme en un comunicado conjunto dicen que el acuerdo “consolida el modelo laboral actual y mantiene intactos los mecanismos de flexibilidad interna de las empresas”.

Posiblemente los dos tengan razón en lo que dicen y el acuerdo, desde el punto de vista de la clase trabajadora, tendrán aspectos positivos y otros más negativos. Tan importante es llegar a acuerdos como transmitirlos y gestionarlos.

Es cierto cuando se dice que es la primera reforma laboral en 40 años que no se recortan derechos para los trabajadores, sino que se conquistan, o al menos se recuperan, lo que evidencia la verdadera naturaleza de este régimen del 78 que en 40 no ha hecho más que recortarnos derechos.

No se deroga toda la reforma laboral del PP, pues ha habido importantes cesiones a la patronal en materia, por ejemplo, de contratación temporal. Pero aun así es un paso adelante en la buena dirección. Pero es eso, un pequeño paso adelante. Cometeríamos un error si caemos en triunfalismos y vendemos esto como un día histórico para la gente trabajadora.

Un error que no es la primera vez que cometemos. Podemos recordar cómo el escudo social no iba a dejar a nadie atrás y, aunque ha supuesto la protección de millones de personas, también ha sido insuficiente para otras muchas. El decreto sobre el precio de la luz iba a suponer toda una conquista social frente al oligopolio eléctrico y lo cierto es que a duras penas ha conseguido evitar la subida de la factura de luz y no precisamente a costa de los beneficios del oligopolio sino del dinero público. O la ley de vivienda que sabemos no bajará al nivel que se dijo el alquiler y es que una norma que no tiene los efectos reales que se anuncian, no es más que otra promesa, votada y publicada en el BOE, pero promesa.

Se deben poner en valor logros que han costado mucho esfuerzo y que no se habrían logrado si UP no fuera necesaria para la gobernabilidad pero sin caer en el triunfalismo y generar falsas expectativas que generan ilusión a corto plazo y frustración a medio y largo plazo. Por eso cautela, mesura y sobre todo honestidad, defendiendo los logros y reconociendo lo que no ha sido posible.

Más en un acuerdo como este de marco laboral que habrá que bajarlo a cada centro de trabajo y exigir que se cumpla. Qué el acuerdo esté firmado no significa que la patronal lo vaya a cumplir sin rechistar, por ejemplo, en lo relativo a la contratación temporal cuando sabemos que la inmensa mayoría de los contratos temporales están en fraude de ley, pero aun así sólo una pequeñísima minoría son denunciados. Habrá que pelear lo conseguido y el triunfalismo lleva a bajar los brazos por un exceso de confianza.

No debemos olvidar además que la reforma laboral se ha alcanzado en un marco donde la clase trabajadora tenía una posición de fuerza gracias a que la ministra de Trabajo era de UP. Pero eso no cambia la correlación de fuerzas en cada centro de trabajo y ahí será fundamental la presencia sindical ya que el Ministerio, por mucho que quisiera, ahí no llega.

Es entendible que pongamos en valor que sea la primera reforma laboral pactada con sindicatos y patronal en un contexto en el que la derecha trata de desgastar al gobierno con todo tipo de mentiras y maniobras.

Pero tampoco deberíamos exagerar la importancia de que se haya acordado con todas las partes pues eso ha implicado unas renuncias para atraer a la patronal al acuerdo que no habrían sido necesarias en caso de haberse acordado únicamente con los sindicatos. Algo que además de más beneficioso para los trabajadores también hubiera sido histórico, pues sería la primera reforma laboral que un gobierno pacta con los sindicatos sin acuerdo de la patronal.

Sobrevaloramos el consenso cuando debemos ser los del conflicto. Y no nos engañemos, por mucho que haya sido consensuado con los agentes sociales, si la derecha llega al poder tardará bien poco en hacer su contrarreforma laboral sin los sindicatos y la CEOE será la primera en aplaudirla y olvidarse de la que hoy ha firmado.

La recuperación de la ultractividad y la prevalencia del convenio del sector sobre el de la empresa son las grandes conquistas de este acuerdo pues son herramientas muy potentes para la lucha sindical, más aún en un contexto de alta inflación y por tanto de conflictividad en la revisión de los convenios.

En definitiva, este acuerdo supone un pequeño paso adelante en la buena dirección y podremos aprovechar su potencialidad en la medida en que escapemos de triunfalismos, lo expliquemos con franqueza y lo empleamos en fortalecer un ciclo de movilización laboral para recuperar y ganar derechos.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies