La plataforma contra la apertura de Torre Village interpone un contencioso para evitarla

Esta plataforma critica la "actitud caciquista" del Ayuntamiento de Zaragoza formado por el PP y Ciudadanos -apoyado por la ultraderecha- que modifica la legislación para dar luz verde a un proyecto desaconsejado por las consecuencias negativas que tendrá en el empleo, medioambiente y urbanismo

Torre Village
Foto: CCOO Aragón

El pasado 20 de diciembre, el Pleno Municipal del Ayuntamiento de Zaragoza aprobó con los votos de PP, Ciudadanos, Vox y PSOE, la modificación aislada 171 del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) para asignar a los terrenos de Pikolin la catalogación de Zona F, es decir pasarían de ser área industrial a ser una zona de ámbitos vacantes pendientes de planeamiento. Con esta decisión la apertura del Outlet TorreVillage se va convirtiendo en una realidad.

Gerardo Montori, secretario de organización de CCOO Servicios de Aragón, criticaba que "si el outlet no pudo salir por el Plan General de Ordenación Urbana se modifica este". Montori aseguraba también que "no es cierto que la apertura de este macrocentro comercial favorezca la creación de empleo". "Por cada dos puestos de trabajo que se crean en una gran superficie comercial se pierden tres en el pequeño comercio", añadía.

La Asociación Vecinal de Casetas, representada por José Luis Almenara, también criticaba con dureza los problemas de movilidad que causará la apertura de la gran superficie comercial. "La línea 603 conocida popularmente como el Casetero quedará colapsada por lo menos hasta el outlet de Pikolin. Tememos también la masificación de vehículos privados que puedan desplazarse hasta el centro comercial". Asimismo, Almenara consideraba que el pequeño comercio de Casetas quedará anulado cuando el outlet se ponga en marcha. "Si estaba ya en una fase agónica esto será la puntilla definitiva".

La plataforma contra la apertura de Torre Village criticaba las consecuencias negativas que tendrá la apertura del centro comercial en el medioambiente: acaba con el modelo de sostenibilidad de una ciudad mediterránea, es una acción expansiva de la ciudad, colapsará el tráfico y en consecuencia, generará una mayor emisión de CO2.

El proyecto fue presentado hace un mes al Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA) para que realizara una evaluación de la creación del macrocentro comercial. José Ángel Moncayola, de Ecologistas en Acción, recordaba que "tendría que archivar el proyecto porque se debería haber presentado el caso antes de que se hubiera movido una sola piedra. En estos momentos está en una fase muy avanzada de construcción".

Finalmente, Juan Carlos Crespo explicaba el contencioso administrativo que interpuso este viernes la plataforma contra la modificación del Plan General de Ordenación Urbana. "Hay que recordar que hubo una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón que anulaba el plan especial de reforma interior de la H615. A pesar de ello, el Ayuntamiento hizo una modificación del planeamiento a beneficio del promotor… Esperamos que con la sentencia del contencioso administrativo nos den la razón. Creemos que no se puede hacer urbanismo a la carta".

La plataforma asegura que  Zaragoza es la ciudad del Estado español con mayor densidad de centros comerciales por habitante y "va en contra de las nuevas tendencias de urbanismo que devuelve el comercio al centro de la ciudad y no lo destierra a la periferia".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies