La oposición denuncia que o Azcón ha negociado con “los herederos del terrorismo” o no ha participado en la reducción de la deuda del tranvía

El pasado martes, el alcalde de Zaragoza junto con la vicealcaldesa, Sara Fernández y la concejala de Hacienda María Navarro, anunciaban que tras una “compleja negociación” habían conseguido reducir 60 millones la deuda del tranvía. PSOE y ZeC recuerdan que el Ministerio de Hacienda solo ha vuelto al criterio que defendía la corporación anterior.

deuda
El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, junto a la vicealcaldesa de Zaragoza y consejera de Cultura y Proyección Exterior, Sara Fernández, y la portavoz del Gobierno y consejera de Presidencia, Hacienda e Interior, María Navarro.

El pasado martes, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, junto con la vicealcaldesa, Sara Fernández y la concejala de Hacienda María Navarro, anunciaban que tras una “compleja negociación” el gobierno había conseguido cerrar con el Ministerio de Hacienda un acuerdo que modificaba el sistema por el que se contabilizaba la deuda del tranvía. Este acuerdo suponía reducir el pago de la deuda del tranvía de 185 millones a 123,3 millones de euros, unos 62 millones de euros menos.

Sin embargo, Alberto Cubero, concejal de Zaragoza en Común y anterior concejal de Servicios Públicos del consistorio, ha aclarado que “el señor Azcón no ha conseguido nada”. Con estas palabras ha recordado que lo que ha pasado es que el 17 de enero la Oficina de Contabilidad Nacional, dependiente de la IGAE, cambió de criterio sobre lo que debía pagar el Ayuntamiento de Zaragoza, dando la razón a la corporación anterior y al criterio que defendía Zaragoza en Común, los grupos de la izquierda y el Interventor Municipal.

Por su parte, la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Zaragoza, Pilar Alegría, se ha llevado a su terreno la decisión del ministerio y ha señalado que “quién realmente está gestionando Zaragoza es el Gobierno de Pedro Sánchez”. Así queda demostrado, según Alegría, con la decisión del Ministerio de Hacienda de reducir la computación de deuda del tranvía de Zaragoza y con medidas como la rebaja del IBI para este año o la cesión del ADIF para la conexión de Tenor Fleta con la Ronda de Hispanidad.

En cuanto a esa supuesta negociación de la que hacía gala el alcalde entre Navarro y el ministerio, la portavoz del PSOE Zaragoza ha recordado que hace unos días nos ofrecimos a negociar los presupuestos para que PP y Ciudadanos no tuvieran que aceptar las enmiendas de VOX, y la responsable de Hacienda dijo que no se sentarían con herederos de terroristas; ahora la señora Navarro nos tendrá que explicar ese acuerdo alcanzado con el Ministerio de Hacienda, heredero de los terroristas”.

Por su parte, el concejal de Zaragoza en Común, Alberto Cubero, ha puntualizado que para llegar a un acuerdo en una negociación “tú das algo a cambio de algo, ¿Qué ha dado el señor Azcón? El señor Azcón no ha dado nada” por lo que lejos de considerarse una negociación, lo que ha ocurrido es que al margen de los movimientos que la nueva corporación haya podido dar durante estos meses, el resultado obedece al criterio que defendían los grupos de la izquierda.

Asimismo, tanto Alegría como Cubero han recordado que este giro del Ministerio deja liberados unos 60 millones y la posibilidad de pedir préstamos que permitirían retomar las partidas presupuestarias para los barrios, la Línea 2 del tranvía y dar respuesta a las más de 1.400 alegaciones de la ciudadanía sobre los presupuestos. De hecho, según explicaba Azcón durante la rueda de prensa del martes, la situación en la que se encontraba el Ayuntamiento de Zaragoza por la elevada deuda del tranvía, limitaba la capacidad para solicitar nuevos préstamos bancarios para financiar inversiones. Una vez resuelto el problema del tranvía y como ha apuntado Alberto Cubero “ya no hay excusas, estamos a tiempo, no se ha aprobado inicialmente el presupuesto, por lo tanto existe la oportunidad de hacerlo”.

El pasado martes, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, junto con la vicealcaldesa, Sara Fernández y la concejala de Hacienda María Navarro, anunciaban que tras una “compleja negociación” el gobierno había conseguido cerrar con el Ministerio de Hacienda un acuerdo que modificaba el sistema por el que se contabilizaba la deuda del tranvía. Este acuerdo suponía reducir el pago de la deuda del tranvía de 185 millones a 123,3 millones de euros, unos 62 millones de euros menos.

Sin embargo, Alberto Cubero, concejal de Zaragoza en Común y anterior concejal de Servicios Públicos del consistorio, ha aclarado que “el señor Azcón no ha conseguido nada”. Con estas palabras ha recordado que lo que ha pasado es que el 17 de enero la Oficina de Contabilidad Nacional, dependiente de la IGAE, cambió de criterio sobre lo que debía pagar el Ayuntamiento de Zaragoza, dando la razón a la corporación anterior y al criterio que defendía Zaragoza en Común, los grupos de la izquierda y el Interventor Municipal.

Por su parte, la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Zaragoza, Pilar Alegría, se ha llevado a su terreno la decisión del ministerio y ha señalado que “quién realmente está gestionando Zaragoza es el Gobierno de Pedro Sánchez”. Así queda demostrado, según Alegría, con la decisión del Ministerio de Hacienda de reducir la computación de deuda del tranvía de Zaragoza y con medidas como la rebaja del IBI para este año o la cesión del ADIF para la conexión de Tenor Fleta con la Ronda de Hispanidad.

En cuanto a esa supuesta negociación de la que hacía gala el alcalde entre Navarro y el ministerio, la portavoz del PSOE Zaragoza ha recordado que hace unos días nos ofrecimos a negociar los presupuestos para que PP y Ciudadanos no tuvieran que aceptar las enmiendas de VOX, y la responsable de Hacienda dijo que no se sentarían con herederos de terroristas; ahora la señora Navarro nos tendrá que explicar ese acuerdo alcanzado con el Ministerio de Hacienda, heredero de los terroristas”.

Por su parte, el concejal de Zaragoza en Común, Alberto Cubero, ha puntualizado que para llegar a un acuerdo en una negociación “tú das algo a cambio de algo, ¿Qué ha dado el señor Azcón? El señor Azcón no ha dado nada” por lo que lejos de considerarse una negociación, lo que ha ocurrido es que al margen de los movimientos que la nueva corporación haya podido dar durante estos meses, el resultado obedece al criterio que defendían los grupos de la izquierda.

Asimismo, tanto Alegría como Cubero han recordado que este giro del Ministerio deja liberados unos 60 millones y la posibilidad de pedir préstamos que permitirían retomar las partidas presupuestarias para los barrios, la Línea 2 del tranvía y dar respuesta a las más de 1.400 alegaciones de la ciudadanía sobre los presupuestos. De hecho, según explicaba Azcón durante la rueda de prensa del martes, la situación en la que se encontraba el Ayuntamiento de Zaragoza por la elevada deuda del tranvía, limitaba la capacidad para solicitar nuevos préstamos bancarios para financiar inversiones. Una vez resuelto el problema del tranvía y como ha apuntado Alberto Cubero “ya no hay excusas, estamos a tiempo, no se ha aprobado inicialmente el presupuesto, por lo tanto existe la oportunidad de hacerlo”.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies