La madera de algunos bosques de Bizkaia y del Alto Aragón contienen altas concentraciones de lindano

En el caso de que se produjera un incendio en esos bosques, se generaría fosgeno, un gas muy venenoso usado durante la Primera Guerra Mundial. Ecologistas en Acción considera urgente que el Ministerio para la Transición Ecológica elabore y ponga en marcha un plan para la completa erradicación de los residuos de lindano.

lindano
Estado del lindano acumulado en el interior de Inquinosa en 2014. Foto: Ecologistas en Acción.

El lindano es un peligroso y persistente pesticida que se fabricó en diferentes localidades del Estado español durante los años 70 y 80, especialmente en Barakaldo y Samianigo. La gestión de dichos residuos fue negligente, esparciéndolos sin apenas control por diferentes puntos de la península, especialmente en el entorno de los municipios donde se fabricaba.

A pesar de que ya han pasado varias décadas desde que se dejó de fabricar y utilizar, su alta persistencia hace que siga presente en los suelos y el agua, encontrándose con bastante regularidad en el embalse de Oiola, por lo que dejó de utilizarse hace varios años para el abastecimiento a poblaciones. “Una gran infraestructura hidráulica, cuya construcción conllevó un importante coste ambiental y económico, y que ahora no tiene utilidad alguna”, denuncian desde Ecologistas en Acción.

En 2019, Ecologistas en Acción recogió muestras de madera de bosques de Euskadi y del Alto Aragón, zonas próximas a donde se vertían los residuos procedentes de la fabricación de lindano. Se llevaron a analizar a un laboratorio y varias de ellas confirmaron la presencia de altas concentraciones de lindano: 3.64 mg/kg en Enekuri (en los alrededores de Bilbo), 6.47 mg/kg en Jata (Armintza, Bizkaia) y 0.94 mg/kg en Samianigo (Alto Aragón). Algunos de esos bosques están dedicados a la producción de madera, por lo que se estaría distribuyendo un material que contiene un compuesto altamente tóxico y persistente. Además, en el caso de que se produjera un incendio en esos bosques, se generaría fosgeno, un gas muy venenoso usado durante la Primera Guerra Mundial.

Los resultados obtenidos son muy preocupantes para Ecologistas en Acción, “pues son un ejemplo más del alto grado de contaminación por lindano existente en algunos lugares del Estado, no solo en Euskadi y Aragón”. También se encuentra en Castilla, Comunidad de Madrid, Galiza, Catalunya y Andalucía. En todos ellos se han localizado residuos de este pesticida. “Sin embargo, el Gobierno de España apenas ha hecho nada hasta la fecha por corregir esta situación”, apuntan.

Por todo ello, Ecologistas en Acción considera urgente que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico elabore y ponga en marcha un plan para la completa erradicación de los residuos de lindano existentes en la península.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies