La Junta de docentes del Alto Aragón lanza la campaña “Ventana reivindicativa”

Después de dos meses desde el inicio del curso escolar 2020- 2021 gran parte de las reivindicaciones que la Junta de personal docente no universitario del Alto Aragón planteó en septiembre siguen sin atenderse desde la Administración Educativa

campaña

Desde el comienzo de curso, se ha estado exigiendo que se dote al profesorado de EPIs (mascarillas FFP2). En el último envío que se ha hecho a los centros se ha dotado de unas mascarillas simplemente higiénicas, en cuyas especificaciones indica: "Este dispositivo no es un producto sanitario en el sentido de la Directiva 93/42 o del Reglamento UE/2017/745, ni un equipo de protección individual en el sentido del Reglamento UE 2016/425".

“Los centros educativos funcionan gracias al esfuerzo de los equipos docentes. Los estrictos protocolos que se llevan a cabo intentan garantizar la seguridad de todo el colectivo”, aseguran.

Teniendo en cuenta que el colectivo docente pasa varias horas diarias en contacto con un importante número de alumnado en un espacio reducido, “consideramos fundamental que la Administración dote al profesorado de equipos de protección individual adecuados a la situación”, señalan.

Además denuncian que la administración les “ha denegado” los datos sobre la incidencia que la COVID-19 está teniendo en el personal docente, de cara a analizar si las condiciones de prevención que se están llevando a cabo desde la Administración son las adecuadas: “Consideramos que el personal docente se encuentra trabajando en un escenario de riesgo y, como representantes de los mismos, debemos poder valorar si se está actuando con diligencia”.

Desde la Junta de Personal, solicitan una solución para el profesorado vulnerable lo antes posible, dotándolo de mascarillas FFP2, estudiando las distintas posibilidades de trabajo a las que puedan optar, ofreciendo funciones que minimicen el contacto directo o en su caso teletrabajo, dependiendo de su historial médico.

Con la fórmula de la semipresencialidad y la atención al alumnado confinado queda patente la necesidad de dotar de más personal y medios informáticos para garantizar una adecuada atención.

Por su parte los equipos directivos, se están viendo “desbordados” por las diversas labores que les toca afrontar además de las habituales; rastreo de alumnado susceptible de estar infectado, adaptación continua de medidas de seguridad en el aula, en el recreo, en los pasillos, en los departamentos, modificación de horarios de entradas y salidas, gestión de situaciones nuevas que produce este cambalache (sobrecarga, conflictos, inseguridades, desconcierto,...) e información a toda la comunidad educativa de todos los cambios que se van produciendo entre otros.

Ante esta situación la Junta de personal inicia la campaña “ventanas reivindicativas” que trata de visibilizar la situación real del colectivo a través de sus propias experiencias y preocupaciones para canalizar las reivindicaciones de los propios docentes en estos momentos tan complicados. La campaña pretende conseguir que la Educación Pública sea participativa, que garantice seguridad, que demuestre responsabilidad, que abogue por la inclusión y en definitiva que afronte la actual situación con compromiso y eficacia.

La campaña “Ventanas reivindicativas” va dirigida a todos los centros educativos públicos y, en general, a todo el colectivo docente del Alto Aragón.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies