#8MHuelgaFeminista  Movimientos

La huelga feminista a golpe de link

La conspiración contra este capitalismo rancio y machista ha empezado en la mugre, la tierra y el cemento. El lobby feminista ha nacido, mal que le pese al autodenominado feminismo liberal, en los barrios y los pueblos.
| 6 marzo, 2019 07.03
La huelga feminista a golpe de link
Imagen de archivo de AraInfo.

Falta dos días para la huelga general feminista del 8 de marzo y si todavía no sabes por qué hace falta que los hombres cis asuman el reto de vivir un día sin el trabajo esclavo del resto de la población es que no sigues a la gente que entiende del tema.

Solo tienes que alargar el dedo y entrar en alguna de las numerosas web, páginas, cuentas y documentos que la organización del 8M ha preparado solo para ti. En la página estatal de la organización puedes encontrar infinidad de datos, rigurosos y contrastados, sobre lo precaria e injusta que es la vida para la mayoría de la población. Por ejemplo, sobre la brecha salarial, la violencia machista, la imposibilidad de aprender algo que no lo haya dicho un hombre o lo barato que sale para el Estado la producción y mantenimiento de más trabajadores y lo caro que nos cuesta para las que nos sentimos obligadas a hacerlo.

Entre las infinitas entidades que estos días han intentado dar luz sobre este tema, organizaciones territoriales como el 8M Aragón o los sindicatos que han permitido hacer legal y segura la huelga, han colgado en sus páginas de Facebook, Twitter, Telegram e Instagram varios documentos con más datos, más consejos y más razones para convertirse o en una ferviente feminista o en un diligente aliado.

Para entender lo realmente novedoso e importante de esta convocatoria de huelga hace falta separar los ojos de las instituciones y de las grandes figuras políticas que poco o nada tienen que ver con el asunto. La conspiración contra este capitalismo rancio y machista han empezado en la mugre, la tierra y el cemento. El lobby feminista ha nacido, mal que le pese al autodenominado feminismo liberal, en los barrios y los pueblos, donde la gente hemos entrado en una fase de hartazgo de la que difícilmente vamos a salir.

El 8M Huesca Oriental, el 8M Ribera Alta del Ebro, Feminista Cinca Medio, Colectivo Feminista Somontano, el 8M de Uesca, Teruel y Zaragoza son algunos de los colectivos de mujeres que se formaron a raíz de la revolución del pasado 8 de marzo. Por no hablar de las decenas y decenas de colectivos feministas que plantaron la semilla de lo que ahora se está cosechando.

Con un estruendoso “minuto de ruido” los barrios iniciaron este viernes la cuenta atrás hacia la huelga feminista del 8M. Barrios teñidos de morado en los que se juntaron decenas de personas en sus plazas para inaugurar los actos previos. En uno de los barrios zaragozanos, el de Torrero, el Coro Feminista presentó en directo uno de los temas que seguro será parte de la banda sonora de esta huelga feminista: ‘Ni un paso atrás’.

Emma Goldman que pasó varias veces por la cárcel por instigar a la clase trabajadora a hacer huelga y básicamente pedir la expropiación de los medios de producción ha pasado a la historia por hacer apología de la fiesta y es que a ella se le atribuye la frase: “Si no puedo bailar no es mi revolución”. Y así será esta jornada de huelga, sin perder el objetivo de deshacer el entuerto en el que nos metieron y construir una sociedad fresca y saludable para todos los seres de este planeta, la cosa también pasará por brindar por las redes que a lo tonto hemos creado y que nos cuidan y protegen mejor que cualquier juez.

Este 8 de marzo la huelga feminista tratará de responder a la última pregunta, ¿cuánto pesan las millones de vidas que llevamos a nuestras espaldas?

6 marzo, 2019

Autor/Autora

Redactora y realizadora. Integrante del Consello d’AraInfo. @Rocio_Duran_


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR