La FABZ muestra su preocupación ante el anuncio de la reducción de los servicios de atención de urgencias en centros de salud

La Comisión de Salud de la FABZ expresa su rechazo a la medida anunciada desde el Salud Aragón

salud
Foto: Miguel G. García (AZ)

Ante el anuncio de la reducción de los servicios de atención de urgencias en los centros de salud, la Comisión de Salud de la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) quiere manifestar su preocupación y el rechazo a la medida anunciada desde el Salud Aragón.

Consideran que es una medida unilateral que se ha tomado sin tener en cuenta a la representación ciudadana: “no se han reunido los Consejos de Salud, no se ha consultado al foro de presidentes y, en contra de lo anunciado, no se ha consultado con las Asociaciones de Vecinales”.

Actualmente, con la situación provocada por la pandemia, “en el mejor de los casos”, hay un mínimo de 15 días de retraso para las citas presenciales y una urgencia suele necesitar una cita presencial en menos de ese tiempo, “por lo que este recorte de atención provocará más tensión y problemas en las recepciones de los Centros de Salud, además de un incremento en el gasto farmacéutico”.

Al punto anterior añaden que, con la llegada del verano, en estos momentos muchas personas pasan gran parte del periodo vacacional en las ciudades con lo que se puede producir, al no contar con este servicio, “un auténtico caos en las urgencias de los Hospitales al no poder ser atendidos en sus Centros de Salud”.

Consideran que con la teórica vuelta a la nueva normalidad y el periodo de vacunaciones y las listas de espera disparadas, no es el momento de realizar recortes sino de invertir más en la Sanidad Pública con la contratación de más personal.

“Esta medida además va a provocará un deterioro en la salud y la economía de las familias”, afirman; “por un lado, una derivación de pacientes a la sanidad privada, con el consiguiente gasto económico para las familias, y por otro un deterioro de salud de las personas que económicamente, por sus escasos ingresos, no puedan asumir el gasto”.

Opinan que este puede ser el comienzo de un recorte en la atención de los pacientes y un principio en el desmontaje y privatización de la Sanidad Pública, con el consiguiente ataque al derecho a la Salud Pública de los ciudadanos de Aragón.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies