La Estrategia para la Conservación del Lobo fomentará su coexistencia con la ganadería extensiva

Ecologistas en Acción valora positivamente la aprobación de la ‘Estrategia para la Conservación y Gestión del Lobo y su Convivencia con las Actividades del Medio Rural’, que reducirá los daños al ganado, pero discrepa “profundamente sobre la necesidad de realizar extracciones de lobos”.

Estrategia para la Conservación del Lobo
Foto: FCQ

La estrategia para la conservación y gestión del lobo pretende asegurar la conservación de esta especie en estado favorable a largo plazo y promover su recuperación natural, fomentando su expansión hacia el este y el sur de la Península Ibérica, donde existe hábitat suficiente y adecuado, y favorecer el intercambio genético entre las poblaciones europeas e ibéricas.

El segundo de sus objetivos es fomentar la coexistencia entre la ganadería extensiva y el lobo, reduciendo muy significativamente los daños al ganado. Para ello, el documento incluye importantes criterios de distribución de presupuesto a las administraciones autonómicas para la adopción de medidas de protección del ganado y para indemnizaciones por daños a la ganadería producidas por el lobo.

Sin embargo, Ecologistas en Acción discrepa “claramente en la regulación de las extracciones selectivas de ejemplares, que, a diferencia de los controles autorizados hasta ahora, ya no se basan en control de las poblaciones ni permite la aprobación de cupos de lobos a matar, lo que supone un importante avance y un cambio considerable en la gestión de la especie”.

Para Ecologistas en Acción “este es un aspecto totalmente innecesario, que puede llevar a que algunas administraciones autonómicas basen toda la gestión del lobo en estas excepciones”. La organización ecologista es tajante y rechaza “cualquier extracción de lobos en la naturaleza, máxime cuando la ciencia ha demostrado que matar lobos desestructura las manadas y no reduce los ataques al ganado, incluso los empeora”.

La entidad ecologista considera que la aprobación de esta estrategia “ayuda a superar el enfrentamiento que se había producido entre administraciones por la protección del lobo, pese a que las administraciones autonómicas gobernadas por el PP se hayan opuesto a su aprobación en la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente”, y destaca que “la conservación del lobo debería estar por encima de los intereses partidistas y debería existir una mayor sintonía entre las diferentes administraciones”.

“Lograr un estado de conservación favorable de la población ibérica, la expansión hacia el este peninsular de su área de distribución y la coexistencia con la ganadería deberían ser las prioridades de todas las administraciones”, concluyen.

¿Qué come un lobo los 356 días que no come ganado?

Como ya explicaba Eduardo Bayona en este Diario Libre d'Aragón, varios ejemplares de ese gran carnívoro campan por nuestro país desde hace al menos cinco años mientras el mismo Gobierno de Aragón, que no aclara su número y procedencia, advierte de cómo los perros asilvestrados atacan a los rebaños con más ferocidad y provocan una mayor mortalidad de reses.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies