La diversidad brilla en los Paralímpicos de Tokio reivindicando romper barreras y plena inclusión para el 15% de la población mundial

Tokio se despide de sus Juegos, marcados por la crisis sanitaria mundial, los estadios vacíos y la oposición de una gran parte de la ciudadanía nipona. Los XVI Paralímpicos se clausuraron este domingo dando el relevo a París y defendiendo "un futuro diverso e inclusivo, libre de barreras de cualquier tipo, donde las personas reconozcan y apoyen las diferencias de las demás".

Marcel Hug, paratleta suizo, ganador de la maratón T54 en Tokio 2020. Foto: @Paralympics

Tokio clausuró este domingo la XVI edición de los Juegos Paralímpicos poniendo punto final a mes y medio de eventos deportivos, que arrancaron con los Juegos Olímpicos el pasado 23 de julio. Eventos que se desarrollaron pese a la crisis sanitaria global por la pandemia mundial de covid y que serán recordados por los estadios vacíos, las fuertes restricciones para sus participantes y la gran oposición popular de una ciudadanía nipona que ha vivido prácticamente de espaldas a los Juegos y que se despiden dejando un sabor agridulce en Japón. Porque, aunque se ha evitado una explosión de contagios dentro de la burbuja olímpica que pusiera en peligro los Juegos, no se ha podido frenar la cuarta y mayor ola de infecciones que se ha extendido por el país mientras se celebraban las citas deportivas.

Pese a todo esto, y tras 12 días de competición en la que 4.400 paratletas -un 40,5% mujeres- de 162 delegaciones han participado en 22 deportes, con un medallero final dominado por China, Gran Bretaña y Estados Unidos, con dos preseas para Aragón (las platas del judoka Sergio Ibáñez y de la nadadora Teresa Perales en 50 metros espalda -la 27ª medalla paralímpica de su carrera-) y varios diplomas (de la propia Perales, de la también nadadora María Delgado y del ciclista Eduardo Santas), los Paralímpicos de Tokio 2020 han querido visibilizar la diversidad de las 1.200 millones de personas en el mundo con discapacidad, el 15% de la población del planeta, una de cada siete personas.

En este sentido, de forma paralela a la celebración de los Paralímpicos de Tokio 2020 se ha presentado la campaña #WeThe15, protagonista en las ceremonias de apertura y clausura. Una campaña que nace con el objetivo de acabar con la discriminación y "actuar como un movimiento global" que "haga una labor pública por la visibilidad, la accesibilidad y la inclusión de la discapacidad". #WeThe15 pretende "representarlas" en lo que espera ser "el mayor movimiento de derechos humanos de la historia", afirman sus promotores. Para ello, a lo largo de la próxima década, la campaña pretende "crear conciencia, cambiar actitudes, crear más oportunidades y mejorar la accesibilidad". Y empieza "por poner a las personas con discapacidad en el centro de la agenda de la diversidad y la inclusión". También quiere "derribar las barreras sociales y sistémicas que podrían impedir a las y los integrantes de la comunidad de personas con discapacidad desarrollar su potencial y ser miembros activos de la sociedad".

Así, durante la ceremonia de clausura de este domingo en el Estadio Olímpico de la capital nipona, la presidenta del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio, Seiko Hashimoto, aseguró que "fue el espíritu indomable de todas aquellas personas que han superado las dificultades lo que brilló en este escenario" y reconoció que se han sentido "abrumados por las asombrosas actuaciones" de las y los deportistas. "Vimos su convicción, determinación y trabajo arduo e interminable mientras se negaban a ponerse límites. Los largos y arduos caminos que han recorrido nos han sacudido a todas hasta la médula", añadió. Hashimoto quiso de este modo poner en valor "la importancia que tiene la participación de las y los atletas en estos eventos para demostrar que una sociedad inclusiva es posible". La presidenta del Comité Organizador continuó su discurso afirmando que "las y los deportistas paralímpicos tienen un mensaje para nosotros, inspiran a muchos a emprender nuevos viajes, nos dan la percepción y el poder de mirarnos a nosotros mismos y dar forma a nuestro futuro. El cambio comienza con la conciencia y nosotros estamos decididos a construir un futuro diverso e inclusivo, libre de barreras de cualquier tipo, donde las personas reconozcan y apoyen las diferencias de las demás".

Por su parte, Andrew Parsons, presidente del Comité Paralímpico Internacional (CPI), que durante la ceremonia inaugural pidió a las familias del mundo que se reunieran con sus hijas e hijos al menos durante 15 minutos ante el televisor y "aprender lo que transmiten la cita y sus protagonistas", recordó que "en Japón existe una hermosa filosofía antigua llamada 'Kintsugi'. Significa abrazar las imperfecciones que todos tenemos, no esconderlas sino celebrarlas". "Durante nuestro carnaval del deporte, hemos celebrado la diferencia, exhibido lo mejor de la humanidad y mostrado unidad en la diversidad. Nuestro viaje no puede terminar aquí. Esta noche no lo veamos como una ceremonia de clausura sino como una apertura a un futuro brillante e inclusivo", resaltó Parsons. Por último, el presidente del CPI pidió "ver más allá" de lo que han hecho las y los paratletas en Tokio y "ver a las 1.200 millones de personas con discapacidad, que pueden, y quieren, ser ciudadanas activas en un mundo inclusivo". "Los Juegos Paralímpicos son el ejemplo de un mundo donde las diferencias no sólo no importan, sino que brillan. El deporte ha abierto la puerta, ahora es el momento de que todos hagamos nuestro papel para romper las barreras que nos separan", deseó.

'Moverse hacia delante' fue el lema elegido para la ceremonia de clausura, un mensaje de optimismo dentro de un mundo convulso todavía por el virus. Tras dar el protocolario relevo a París, organizadora de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos en 2024, el 'Wonderful World' de Louis Armstrong, al que pusieron voz varias artistas en directo y con grabaciones junto a una intérprete de lengua de signos, dio paso al apagado de la llama y al 'sayonara' y 'arigato' a Tokio. El reto por la plena inclusión, romper las barreras para todas las personas con diversidad y discapacidad, sigue abierto.


Más sobre Tokio 2020 aquí.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies