La DGA apela a la responsabilidad individual, limita con controles las entradas y salidas en Zaragoza ciudad y Comarca Central, y retrocede a Balbastro a fase 2 flexibilizada

"Hay que evitar los desplazamientos innecesarios desde o hacia la Comarca Central", ha dicho Repollés, también este fin de semana hacia segundas residencias o zonas de vacaciones motivo por el que se ha anunciado esta medida ahora tras analizar los ‘malos datos’ de los últimos días. Tras el retroceso de Balbastro, son ya alrededor de 885.000 personas en Aragón las que se encuentran en la llamada fase 2 flexibilizada. Sanidad no descarta aplicar el estado de alarma de forma selectiva.

coronavirus
Foto: Pixabay

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, y el director general de Salud Pública, Francisco Javier Falo, han comparecido en rueda de prensa desde el Pignatelli en Zaragoza para detallar la situación de la pandemia de COVID-19 en Aragón.

Repollés ha anunciado que tras analizar los ‘malos datos’ de los últimos días desde el Gobierno de Aragón han decidido devolver a la ciudad de Balbastro a fase 2 flexibilizada, donde se han notificado 20 nuevos casos este jueves, después de un "goteo" que se ha producido en las últimas semanas.

También ha ‘solicitado’ limitar la movilidad de entrada y salida en la Comarca Central de Zaragoza, incluida la capital de Aragón, "hago una llamada a la responsabilidad individual", ha dicho. De este modo, ha añadido que habrá controles policiales en las entradas y salidas tanto de la Comarca Central, como de la ciudad de Zaragoza, por el momento de carácter informativo, aunque no descartan que acaben siendo sancionadores, asimismo, no ha acotado la duración de estas medidas. "Legalmente no podemos solicitar ningún documento", sino que se trata de una "limitación voluntaria" que ha de estar regida por la "sensatez", ha incidido.

La consejera ha pedido a la población de la Comarca Central que realice las salidas imprescindibles y evite los contactos familiares y sociales porque es una medida que se ha demostrado "altamente efectiva" para reducir la transmisión del coronavirus. "Hay que evitar los desplazamientos innecesarios desde o hacia la Comarca Central", ha dicho Repollés, también este fin de semana hacia segundas residencias o zonas de vacaciones motivo por el que se ha anunciado esta medida ahora.

La capital aragonesa y su entorno acumula más de la mitad de los 272 nuevos casos registrados este jueves, de modo que el Gobierno de Aragón “considera necesario insistir en la recomendación de limitar la movilidad y restringir al máximo los desplazamientos a la capital aragonesa. Esto no es un confinamiento, es una petición a la responsabilidad individual para intentar frenar este incremento de casos”, ha asegurado la consejera de Sanidad, Sira Repollés. “A pesar del incremento de los casos la situación no es similar a la de abril. Se trata de un perfil de persona joven y en buena parte de los casos asintomática. Aunque ha habido un aumento de ingresos el sistema sanitario no está tensionando”, ha añadido.

"Días complicados"

Repollés ha continuado señalando que la evolución epidemiológica "nos obliga a tomar decisiones difíciles", pero "contundentes y a tiempo" y ha deseado que las medidas implementadas den sus frutos en unos días y "nos anticipemos a una transmisión no controlada", para incidir en que si la población no es responsable se podría producir un "incremento mucho más agudo de los casos". La consejera ha insistido en que este es un "problema de todos, individual y colectivo como sociedad y como aragonesas y zaragozanos hemos de solucionarlo y controlar esta oleada creciente".

Este viernes, en una entrevista con la Cadena SER, la consejera de Sanidad ha advertido que "probablemente el siguiente escenario sería una fase 2 sin flexibilización". "Siempre hay un escenario tanto en el sentido del endurecimiento como en el de flexibilizar en función de la situación y manejamos un documento con el Gobierno español para poder hacerlo. Esperemos que no tengamos que llegar a eso", ha indicado. No obstante, ya ha anunciado que se tomarán "las medidas necesarias", pero descarta un confinamiento el lunes.

En este sentido Falo ha manifestado que los próximos días van a ser "complicados, sobre todo en la Comarca Central y la capital", ya que "cada dos o tres días multiplicamos el número de casos" y esto va a seguir así.

Según ha dicho, en la capital aragonesa se están dando contagios en todas las zonas básicas de salud, si bien se ha detectado una mayor concentración en la zona sur, en Delicias, la Bombarda y el Distrito Universidad.

Falo ha contado que los dos ámbitos principales de contagio son el familiar, que "permite identificar contactos con facilidad", y, "en un porcentaje no desdeñable de casos, los espacios de ocio y relaciones", siendo el ámbito laboral el lugar de transmisión más habitual en la zonas de recogía de fruta.

El director general de Salud Pública ha precisado que entre el 50 y 70% de los nuevos contagios son en población joven, mientras que las personas infectadas mayores de 65 años no llegan al 5%. Además, muchas son con pocos o ningún síntoma, y si bien "cada día la situación es más complicada, todavía mantenemos la capacidad de control de la transmisión" y en cerca del 70% de los casos "podemos identificar el origen del contagio".

El gerente del SALUD, Javier Marión, ha anunciado, por su parte, que para el refuerzo de las tareas de control y seguimiento de contactos en los centros de salud se iniciará la contratación de trabajadoras sociales. Y ha recordado "que la Atención Primaria ya se ha reforzado con 38 médicos y 105 enfermeros".

Zaragoza capital, la Comarca Central y Uesca ciudad junto a las comarcas de Baixo Aragón - Caspe, Baix Cinca, Cinca Meya y La Llitera, se encuentran desde el pasado lunes, 13 de julio, en lo que el Gobierno de Aragón ha denominado fase 2 flexibilizada que, ahora sumando a la ciudad de Balbastro, afecta a alrededor de 885.000 personas. A pesar de ello, y del rápido ascenso de contagios, el presidente Javier Lambán afirmó que "Aragón es seguro y visitable", al mismo tiempo que se pedía la intervención del ejército español en Albalate de Cinca, y de la CNP en Zaragoza capital.

Además, desde el martes es obligatorio el uso de la mascarilla en todo Aragón, a partir de 6 años, aunque se pueda mantener la distancia de seguridad.

Simón ve complicada y preocupante la situación pero reitera que el 70% son asintomáticos y que las medidas aplicadas pueden tener buen impacto

En comparecencia posterior desde Madrid, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha reconocido que la situación que están provocando los brotes de contagios del nuevo coronavirus en Aragón y Catalunya es "complicada y preocupante". "Hay transmisión comunitaria, tenemos que ser precavidos porque es preocupante, pero hay indicios que nos indican que las medidas que se están aplicando pueden tener un impacto muy importante a la hora de poder controlar los contagios", ha dicho Simón, para informar de que en la actualidad hay 158 brotes activos en los distintos territorios del Estado español, de los que hay 1.973 casos asociados.

Simón también ha ofrecido otro dato importante, que apenas hay infecciones por coronavirus en el ámbito sanitario, en comparación con lo ocurrido hace unos meses o, incluso, unas semanas. Desde el pasado 11 de mayo se han infectado 2.295 profesionales sanitarios en el Estado, 31 con fecha de inicio de síntomas en los últimos siete días, y 75 con fecha de diagnóstico, ha confirmado.

Sanidad no descarta aplicar el estado de alarma de forma selectiva

Por su parte, el ministro español de Sanidad, Salvador Illa, no ha advertido que no descartan aplicar de nuevo el estado de alarma, aunque "de forma selectiva y no en todo el territorio". "Si vemos que escapan al control de las comunidades autónomas o hay que limitar algún derecho fundamental, actuaríamos", ha explicado este viernes en relación a los brotes de Aragón y Catalunya, para remarcar que "la mayoría" de los focos "están controlados".

Respecto a Aragón, el ministro ha señalado que "el brote de Zaragoza no está bajo control" y que las medidas que han tomado son las que se debían tomar. "Habrá que esperar unos días y, si son insuficientes, habrá que corregirlas bajo la dirección que convenga", ha indicado para avisar que "ya no descartamos nada".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies