Sucesos

La crecida del Ebro alcanza su punta en Zaragoza sin causar daños ni incidencias destacables

El nivel máximo se alcanzó a las 5.00 de la madrugada, con 1.458 metros cúbicos por segundo y 4,21 metros de altura, según los datos provisionales facilitados por la Confederación Hidrográfica
| 28 enero, 2019 14.01
La crecida del Ebro alcanza su punta en Zaragoza sin causar daños ni incidencias destacables
Foto: AZ

La primera crecida del Ebro en 2019 no ha causado daños destacables en la ciudad de Zaragoza ni su término municipal. El sábado fue activado el Plan Municipal de Protección Civil en su fase de Alerta, de manera que todos los servicios municipales necesarios (Bomberos, Protección Civil, Unidad Verde, Policía Local, Infraestructuras, etcétera) han estado activados en modo preventivo. La situación de Alerta ha quedado desactivada esta mañana, una vez se ha comprobado el inicio del descenso del nivel de agua.

La crecida ha alcanzado su nivel máximo en Zaragoza alrededor de las 5,00 horas de la madrugada, con un volumen de agua de 1.458 m³/s y 4,21 metros de altura (datos provisionales del SAIH de la Confederación Hidrográfica del Ebro). Como referencia, cabe citar que en crecida anteriores las cifras fueron mucho más altas: en 2015 se alcanzaron 2.448 m³/s y 6,10 metros; y en 2018 2.037 m³/s y 5,36 metros.

El viernes, día 25, tanto la Unidad Verde como Bomberos y Policía Local ya empezaron a realizar trabajos preventivos recorriendo las motas y los puntos más habitualmente afectados, en Alfocea, Monzalbarba, Galacho de Juslibol y Torre Urzáiz en Movera. Asimismo, durante el fin de semana se ha reforzado la centralita de Bomberos, por si se recibía un mayor número de llamadas, así como el número de efectivos disponible en Parque 1 (Valle de Broto) para que hubiera tres salidas completas disponibles.

Las primeras afecciones se detectaron ya el sábado, con pequeñas inundaciones en puntos como el camino interior del Galacho de Juslibol. En este entorno, y para evitar cualquier daño, se procedió a desmontar la exposición del Centro de Interpretación, edificio que en otras ocasiones sí se ha visto afectado. En esta ocasión, afortunadamente, el nivel del río no ha llegado a este punto.

Sí que se desalojó, el sábado por la tarde, la urbanización de Torre Urzáiz, donde hay un total de 52 parcelas y habitan de manera regular unas 11 familias. La evacuación, supervisada por Policía Local, se realizó con carácter preventivo, teniendo en cuenta que en esa zona existen aún dos pequeños boquetes, originados en la anterior crecida, pendientes de reparación por parte de la Confederación Hidrográfica.

Paralelamente, y en previsión de que el nivel del río pudiera superar las previsiones iniciales, la Unidad Verde contactó el sábado por la tarde con una lista de whatsapp creada con todos los posibles afectados en la zona de Juslibol, informándoles de la activación del Plan Municipal de Protección Civil y sugiriendo retirar en las horas siguiente los animales de las zonas más expuestas, al oeste del Camino del Pontarrón.

Ya el domingo también se procedió por la mañana a cortar accesos a caminos en la pasarela sobre el Ebro de La Cartuja, cuya margen izquierda comenzaba a inundarse. En puntos como Alfocea y Juslibol no se han registrado afecciones destacadas, mientras que en Monzalbarba sí se han observado algunos campos inundados por filtración del nivel freático, pero sin mayor problema.

Aguas abajo, en el Camino de La Alfranca, se ha observado alguna incidencia por grietas  en la escollera de defensa. El camino en ese tramo está cortado por vallas de Policía Local. También se ha cortado el Camino de La Alfranca a la altura del escorredero La Filla.

28 enero, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR