La Corte Penal Internacional afirma tener jurisdicción para investigar los crímenes de Israel en Palestina

Tras cinco años de investigación preliminar, la CPI ha aprobado una investigación oficial sobre la situación de Palestina en los territorios ocupados de Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este. La decisión, rechazada por Israel y la administración estadounidense de Joe Biden, se sustenta en que Palestina es un Estado que forma parte del tribunal.

Foto: @PSCupdates

La Corte Penal Internacional (CPI) decidió este pasado viernes que Palestina es un Estado parte del tribunal y dio el primer paso para abrir una investigación por crímenes de guerra. Una sala de cuestiones preliminares dictaminó, por dos votos a uno, que Palestina se extiende hasta los territorios ocupados por Israel desde 1967, lo que incluye Cisjordania, Jerusalén Este y la Franja de Gaza.

La decisión es una respuesta a una solicitud realizada por la fiscal general, Fatou Bensouda, quien solicitó a la sala que especificara "los territorios en los cuales pueden llevarse a cabo la investigación" dadas "las controvertidas cuestiones legales y fácticas" que se desprenden del caso.

Por su parte, las autoridades palestinas aplauden que se inicie la investigación. "Es un día histórico para el principio de responsabilidad", dice en un comunicado el Ministerio de Relaciones Exteriores palestino, y se muestran dispuestos a cooperar en caso de que se iniciara una investigación. Asimismo, el primer ministro de la ANP, Mohammed Shtayyeh, considera que la decisión "es una victoria para la justicia y la humanidad, para los valores de la verdad, la equidad y para la sangre de las víctimas y sus familias".

Rechazo de Israel y EEUU

Cómo era de esperar, tanto Israel como EEUU han rechazado la decisión tomada por la Corte Penal Internacional (CPI). "Cuando la CPI (Corte Penal Internacional) investiga a Israel por falsos crímenes de guerra, esto es puro antisemitismo. El tribunal establecido para prevenir atrocidades como el Holocausto nazi contra el pueblo judío está ahora apuntando al único Estado del pueblo judío", ha dicho el Primer Ministro israelí Benjamin Netanyahu.

Del mismo modo, Estados Unidos ha mostrado su oposición a la decisión de la Corte. "Estamos seriamente preocupados por las tentativas de la CPI de ejercer una jurisdicción sobre los militares israelíes. Siempre hemos adoptado una posición según la cual la jurisdicción de la Corte debería estar reservada a los países que la aceptan o que son enviados por el Consejo de Seguridad de la ONU", ha aseverado el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

Cabe recordar que ni Israel ni EEUU son parte de la Corte Penal Internacional y siempre han sido muy críticos con este proceso. El expresidente, Donald Trump, a modo de presión, emitió sanciones contra la fiscal, Bensouda, que también investigó crímenes de guerra cometidos por soldados estadounidenses en Afganistán. De este modo, la nueva administración de Joe Biden sigue los pasos de todos los presidentes anteriores.

La CPI no tiene una fuerza policial propia que se encargue de ejecutar órdenes de arresto, sino que confía en la voluntad de los Estados para aplicarlas y, de momento, es poco probable que Israel entregue de forma voluntaria a eventuales sospechosos de crímenes de guerra.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies