#economíasolidaria  Economía

La Contratación Pública Responsable estrena nueva web y se abre a la participación de las personas usuarias

La iniciativa, impulsada por REAS, estrena una nueva página web en contratacionpublicaresponsable.org. En ella, sus habituales secciones de noticias, biblioteca y buscador de cláusulas adoptan una nueva imagen y se vuelven más accesibles y sencillas de utilizar. Además, la página se renueva y se abre a la participación de las personas usuarias.
| 13 noviembre, 2018 07.11
La Contratación Pública Responsable estrena nueva web y se abre a la participación de las personas usuarias

El buscador de cláusulas continúa siendo el protagonista de esta página web. A través de él pueden buscarse, copiarse y adaptarse cláusulas sociales, que incluyen temas de inserción laboral, discapacidad, igualdad y fomento de la Economía Social y Solidaria; o cláusulas medioambientales, con apartados dedicados a los circuitos de proximidad y la compra o contratación de diferentes servicios, de máquinas de vending a papel, de gestión de viajes o limpieza de edificios.

La nueva página ofrece como principal novedad la posibilidad de participación de las y los usuarios: cualquier persona podrá aportar documentos o noticias a través de la página web para que estos sean publicados y difundidos. “De este modo, la biblioteca de documentos legislativos, pliegos y guías, y la sección de noticias de actualidad, serán apartados más vivos, en constante actualización”, explican desde la Red de Economía Alternativa y Solidaria (REAS).

Desde Contratación Pública Responsable se plantea esta nueva web con el objetivo de hacerla más accesible a la persona usuaria, de modo que las reivindicaciones por una Contratación Pública Responsable pueda llegar a más público. Al mismo tiempo, abrir la participación a las y los usuarios “es también un modo de enriquecer la herramienta de trabajo que supone la web, permitiendo que cualquier persona pueda convertirse en un sujeto activo dentro de la comunidad en defensa de una #contrataResponsable”, añade REAS.

La Red de Economía Alternativa y Solidaria presentó en junio de 2016 esta herramienta digital para extender el uso de cláusulas sociales y medioambientales entre las instituciones locales, territoriales y estatales. A través de diferentes acciones de difusión, comenzó una campaña para facilitar la inclusión de estas cláusulas en los procesos contratación pública, impulsar en las instituciones la compra con criterios éticos, ecológicos y de transparencia, y extender el conocimiento de estas herramientas de justicia social, equidad y reparto en el entorno de la Economía Social y Solidaria y la sociedad en general.

La campaña reivindica el uso de la contratación pública como medio útil para profundizar en valores sociales básicos como la cohesión e inclusión social, el desarrollo local y sostenible, y la eficacia, equidad y transparencia del gasto público y que ponga los intereses de las personas por encima del coste. En este sentido, la “Guía de Contratación Pública Socialmente Responsable” editada por REAS Euskadi subraya lo que hay de ilógico en “transferir presupuestos públicos a empresas que contaminan, que no respetan los derechos de las personas trabajadoras, que practican la discriminación de género, o que incumplen la cuota del 2% de personas discapacitadas que exige la propia legislación”.

Desde REAS sostienen que adaptar la legislación del Estado español en compra y contratación pública supone “definir un marco jurídico y unos criterios éticos que abarcan el 17% del PIB (183.000millones de euros en datos de 2015)”. Desde las redes de economía social y solidaria, las organizaciones medioambientales y los movimientos sociales se han multiplicado las críticas por la lentitud con la que se están trasladando a nuestras administraciones los mínimos exigidos. De hecho, las directivas europeas, publicadas en 2014 y que deberían haber sido traspuestas con límite abril de 2016, no han sido incorporadas al sistema jurídico del Estado español.

El Ayuntamiento de Zaragoza anunció el pasado mes de febrero, que incluirá cláusulas medioambientales en los procedimientos de contratación pública y establecerá un porcentaje mínimo de reserva del derecho a participar a Centros Especiales de Empleo y a empresas de inserción reguladas en la adjudicación de determinados contratos. “Dos nuevos avances en una política de contratación pública responsable, que incide en la vida de la ciudad y de sus habitantes”, indicó el alcalde, Pedro Santisteve. De este modo, las cláusulas medioambientales y la reserva social en la contratación se suman a las medidas implementadas en 2015 y a la incorporación de cláusulas de género en los contratos municipales publicada en 2016.

13 noviembre, 2018

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR