La autoproclamada presidenta de Bolivia firma la ley para convocar elecciones en 2020, en las que Evo Morales no podrá concurrir

La ley anula los comicios del pasado 20 de octubre, que ganó el presidente boliviano Evo Morales, ahora en el exilio tras el golpe de Estado. Además, esta ley impide que tanto Morales, como el vicepresidente Álvaro García Linera, no podrán postularse a los nuevos comicios que se celebrarán, como tarde, en febrero de 2020.

Bolivia
Jeanine Añez. Foto: Twitter.

La autoproclamada presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez, va a promulgar este domingo la "Ley de Régimen excepcional y transitorio para la realización de Elecciones Generales", que ha sido aprobada en la noche de este sábado, tras un debate de seis horas, por la Cámara de Diputados.

La ley anula los comicios del pasado 20 de octubre, que ganó el presidente boliviano Evo Morales, ahora en el exilio tras el golpe de Estado. Además, esta ley impide que tanto Morales, como el vicepresidente Álvaro García Linera, no podrán postularse a los nuevos comicios que se celebrarán, como tarde, en febrero de 2020.

Según la autoproclamada presidenta, con el objetivo de acelerar la convocatoria a las urnas, la ley incluye una serie de excepciones a la normativa electoral, empezando por la forma más rápida de nombrar un nuevo órgano electoral.

La ley, que comenzó a debatirse este miércoles en el Senado boliviano, surgió del consenso entre los legisladores del MAS, el partido de Evo Morales con mayoría de dos tercios en la Asamblea Legislativa, y los partidos opositores Unidad Demócrata, del que era senadora Áñez antes de autoproclamarse presidenta del país, y Partido Demócrata Cristiano.

En el debate del Senado, Sonia Chiri, legisladora indígena quechua del MAS, había presentado un proyecto para prohibir "aprehensiones y procesos judiciales" contra el presidente Evo Morales, funcionarios, líderes sociales, sindicales y otros nombrados por su Gobierno.

De inmediato, el Gobierno golpista rechazó esa propuesta, e, incluso, Áñez advirtió que de que no promulgaría una ley para darle inmunidad a Morales y al resto de autoridades que nombró como presidente de Bolivia.

De acuerdo a lo aprobado por el Parlamento, el ente legislativo, designará en un máximo 20 días un nuevo Tribunal Supremo Electoral, con el encargo de organizar comicios en no más de dos meses después de su elección, lo que significa que la votación se realizará a más tardar en febrero.

Mientras tanto, en Bolivia continúa la persecución de dirigentes sociales. "Sin pruebas ni argumentos jurídicos, arrestaron a Gerardo García, vicepresidente del MAS-IPSP, al Ejecutivo de la FUL de la UMSS, Carlos Juchani y anunciaron orden de captura contra Wilma Alanoca", denunció este sábado el propio Morales que instó, una vez más, a parar "las detenciones ilegales e injustas".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies