La Asociación Vecinal de Oliver solicita que los Centros Municipales de Servicios Sociales presten servicio en sus territorios

La entidad vecinal y profesionales del barrio valoran que la actual situación de vulnerabilidad de las personas más desfavorecidas de Oliver precisa de medidas específicas que contrarresten la situación provocada por la pandemia de COVID-19

servicios sociales oliver
Foto: Pablo Ibáñez.

La Asociación Vecinal “Aragón” del barrio Oliver, con el apoyo de diferentes entidades sociales, profesionales y voluntarios que desarrollan su trabajo en Oliver, ante la pandemia de COVID-19 y las medidas de confinamiento, manifiesta que la situación actual incrementa la vulnerabilidad de las personas más desfavorecidas del barrio y genera nuevas vulnerabilidades sobre la población. Además, lejos de remediarse a corto plazo, esta situación corre el riesgo de convertirse en una situación endémica.

Por ello, solicita del Ayuntamiento de Zaragoza que los Centros Municipales de Servicios Sociales se reabran y presten servicios de forma telemática sobre sus territorios, comunidades y barrios de referencia, al ser conocedores de la realidad social de la población con la que trabajan y ser la red pública estratégica que asegura una mayor proximidad a la población, tal y como recomienda el documento técnico del Ministerio de Derechos Sociales para responsables políticos y personal directivo de los servicios sociales de atención primaria ante la crisis por COVID-19 de 6 de abril de 2020.

Hacen esta solicitud debido a que en este periodo de confinamiento se han puesto en evidencia una serie de carencias en diferentes ámbitos, principalmente en vivienda o educación, que están impactando sobre todo en la población más vulnerable, como la infancia y las personas mayores. Estas carencias se manifiestan en viviendas precarias o infraviviendas y situaciones de chabolismo vertical, en la brecha digital que se traducirá en desigualdad de oportunidades en el ámbito educativo o en problemas de acceso a recursos básicos como la alimentación, la energía o las telecomunicaciones. Situaciones que, manifiestan, se han visto agravadas por la situación de confinamiento como consecuencia de la pandemia de COVID-19.

En este sentido, la Asociación Vecinal de Oliver denuncia que con la reorganización de los servicios sociales en una línea telefónica 900 se ha perdido la referencia de un servicio básico que debería mantenerse en sus territorios y atender a la población de su entorno, como sí están haciendo los Centros de Salud. Esta línea 900 desplaza la puerta de entrada al sistema de servicios sociales desde los CMSS a una línea telefónica que en la práctica funciona como tamiz y cuello de botella. Es por esto que recuerdan las recomendaciones del Ministerio de Derechos Sociales de protección de la infancia y adolescencia, y sobre los barrios vulnerables y desfavorecidos emitidos durante la crisis de la COVID-19, y en los que se explicita que, lejos de ver recortada la atención social, ésta debería intensificarse en una situación de crisis como ésta para garantizar la igualdad de oportunidades.

Para finalizar, ante esta situación que va a mantenerse en el tiempo, cuando no a agravarse, creen conveniente la coordinación de todos los recursos existentes, públicos y privados, para llegar al máximo de la población vulnerable, potenciando la labor de los centros municipales de servicios sociales en el liderazgo de la intervención comunitaria.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies