La Alianza por la Emergencia Climática de Aragón exige "medidas inmediatas" en sus primeros actos de cara a la Huelga Mundial

La colocación de una gigantesca pancarta en el Puente de Piedra, una bicicletada por la huerta zaragozana o la limpieza de residuos en el Soto del Francés y en Exeya, han sido algunos de los primeros actos de la Alianza por la Emergencia Climática de Aragón en una semana intensa que culminará con la manifestación del viernes 27, día de la Huelga Mundial por el Clima

70 personas voluntarias y dos camiones para la recogida de residuos en el Soto del Francés. Foto: ANSAR

Este viernes se dio el pistoletazo de salida a las más de 1.500 movilizaciones programadas a lo largo y ancho del planeta de cara a la Huelga Mundial por el Clima que tendrá lugar el próximo 27 de septiembre.

En Zaragoza, organizados por la Alianza por la Emergencia Climática de Aragón - constituida por más de 70 organizaciones y colectivos-, diversos actos enmarcados en las 24 horas por el Clima, entre ellos la colocación de una gigantesca pancarta en el Puente de Piedra en la que se exigía la aplicación de "medidas inmediatas", sirvieron como punto de partida de una semana intensa que culminará con la manifestación que tendrá lugar el viernes 27.

En la mañana del sábado, alrededor de 70 personas realizaron un recorrido en bicicleta por la huerta con el objetivo de "dar a conocer la historia de la huerta de Zaragoza y la situación actual". La capital aragonesa con más de 12.000 ha de tierra productiva "que podrían servir para abastecer a la ciudad de productos de cercanía, con múltiples beneficios para la salud de las personas, el medio ambiente y la economía local, se dedica a la producción de alfalfa para la exportación e importa productos de todo el planeta con el consiguiente impacto en las emisiones de gases efecto invernadero", criticaron los colectivos organizadores Aragon hacia la Soberania Alimentaria, AHSA, Bielas Salvajes y Cerai, integrados todos ellos en la Alianza.

"Hemos partido de la Plaza de la Lonja y en primer lugar nos hemos dirigido al Mercado Agroecológico con el fin de dar a conocer una experiencia positiva que permite comprar directamente al productor frutas y hortalizas ecológicas de la huerta de Zaragoza y su entorno", señalaron a AraInfo. A lo largo del recorrido, se han realizado diferentes paradas explicativas en las que se dio a conocer la importancia de las inundaciones que proporcionaron el suelo fértil en el que se asentó la huerta, la red de acequias históricas procedentes de la época de romanos y árabes que constituyen un patrimonio de la cultura del agua en Zaragoza, y las causas de la desaparición de la huerta a la vez que plantear propuestas encaminadas a su recuperación.

"A pesar de que el crecimiento de la ciudad ha hecho desaparecer una parte de la huerta, todavía Zaragoza es una de las ciudades junto a València que cuenta con mas tierra productiva que unido a la red de acequias le permitiría proporcionar alimentos de cercanía a la ciudad", señalaron. La visita resultó de gran interés de tal forma que se ha planteado la necesidad de nuevas visitas con el fin de "conocer mejor y valorar este rico patrimonio paisajístico, cultural y recurso de alimentación que es necesario recuperar para la ciudad en una perspectiva de cambio climático en donde es clave disminuir las emisiones a la atmósfera y contaminación a los acuíferos que constituye el modelo de agricultura industrial actual".

Bicicletada por la huerta zaragozana. Foto: AHSA

Este domingo, las actividades se han trasladado al Soto del Francés, en las proximidades del barrio de la Cartuja. Allí, 70 personas voluntarias de diversos colectivos han estado recogiendo diferentes tipos de residuos. "En especial corcho blanco, neveras, encimeras de cocina, bombonas de butano, una piragua, botellas, etc. Con todos estos residuos han llenado dos camiones.

"Con este acto queremos manifestar que esta es la limpieza real que hay que hacer del río y que solo es la punta del iceberg por la gran cantidad de contaminantes y residuos microscópicos que arrastran las aguas debidos a la actividad industrial, agrícola, ganadera y también de la que proviene de nuestros hogares", han denunciado desde el Soto.

Critican que "ciertas administraciones, como DGA y CHE, entienden como limpieza del río la tala de bosques de ribera, como se está haciendo actualmente en los sotos de Sobradiel y Torres de Berrellén, y las que se han hecho en otros lugares del río Ebro, que no sirven para proteger poblaciones y si para que cuando haya avenidas las aguas tomen más velocidad y los destrozos en campos y ciudades sean mayores".

En Exeya, este sábado una treintena de activistas limpiaron las riberas del Arba. En este mapa puedes consultar todas las convocatorias para estos días en todos los rincones del planeta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies