IU urge dotar de claridad la Ley de Protección Animal de Aragón ante la sentencia que declara ilegal prohibir los circos con animales

Izquierda Unida tiene registrada en las Cortes de Aragón una proposición de ley de modificación de la ley aragonesa de bienestar animal que está pendiente de debate.

elefanta claridad
Foto: Amnistía Animal

Izquierda Unida urge dotar de claridad la Ley de Protección Animal de Aragón de forma “que no quede a interpretaciones que nada tienen que ver con el espíritu que inspira la norma y así garantizar que los avances en materia de protección animal de los ayuntamientos, que han ido más allá de la misma, sean respetados”.

Su coordinador y portavoz parlamentario, Álvaro Sanz, recuerda que su grupo tiene registrada en las Cortes de Aragón una proposición de modificación de la ley de protección animal pendiente de debatir y que persigue este objetivo. “Con esta iniciativa parlamentaria pretendemos aclarar la normativa e impedir así sentencias como las que lamentablemente hemos conocido en Zaragoza”, señala.

Cabe recordar que IU fue una de las fuerzas políticas que impulsaron la reforma de la normativa aragonesa el pasado 7 de febrero y también fue pionera en plantear un cambio de la normativa que regulaba los circos en Zaragoza en la legislatura 2011-2015 y que, finalmente, en la corporación 2015-2019, con el Gobierno de Zaragoza en Común se aplicó este criterio de bienestar animal.

La sentencia declara ilegal un articulo de una ordenanza municipal zaragozana que prohíbe los espectáculos con animales, porque se produce una “contradicción insalvable” con lo dispuesto en los artículos 34.2 y 69.17 de la Ley de protección animal de Aragón, aprobada por las Cortes de Aragón en 2003.

La sentencia interpreta que la normativa aragonesa establece que los circos con animales pueden desarrollarse siempre que no pertenezcan a especies de fauna silvestre, que son los que viven y se reproducen de forma natural en el territorio. Para Sanz, “está muy claro el espíritu de la norma, pero el fallo del tribunal es una interpretación que no compartimos y por lo que vemos necesario dotar de claridad la Ley de Protección Animal de Aragón”, apunta Sanz quien recuerda que la Federación Veterinaria Europea (FVE), considera que los mamíferos salvajes utilizados en los circos “comparten la misma estructura genética que sus homólogos en estado salvaje y conservan sus mismos impulsos y necesidades naturales de comportamientos instintivos”.

“Es decir, que para que una especie deje de ser salvaje/silvestre y pase a considerarse doméstica es necesario que se produzca una transformación genética en la especie a lo largo del tiempo, lo cual desde luego no ha ocurrido con animales como leones, tigres, osos, elefantes, y demás animales salvajes/silvestres presentes en los circos”, concluye.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies