IU pide el estudio de alternativas para el tránsito agrario en la mejora de la carretera Exeya-Taust-Gallur

Izquierda Unida Aragón apuesta por el proyecto inicial de hacer una vía desdoblada y no por una autovía “incompatible” con el tránsito de vehículos agrícolas y con un elevado coste

IU
Plataforma de personas afectadas por el proyecto. Foto: IU Aragón.

Una delegación de IU Aragón, encabezada por su Coordinador General y portavoz en las Cortes, Álvaro Sanz, ha mantenido una reunión con representantes de la Plataforma de personas afectadas por el proyecto de autovía Gallur-Taust que han trasladado a Izquierda Unida su preocupación sobre los problemas que este proyecto conlleva a ganaderos y agricultores de la zona de Taust.

El pasado jueves, 3 de junio, organizaron una bicicletada y tractorada en la que participaron más de 1.000 personas del sector de la agricultura y 500 de la ganadería para reivindicar alternativas al proyecto cuya ejecución supondría numerosos problemas para la conducción de maquinaria agrícola con el corte de caminos históricos de comunicación con las huertas tradicionales y el paso del tráfico por el casco urbano de Taust.

Según la plataforma, de ejecutarse deberán “buscarse la vida hasta lograr salir por las rotondas de Tauste Ganadera y del cruce con la A-126”. A esto hay que añadir que en Gallur niegan la entrada del tráfico que llega desde la carretera de Luceni, obligándolo a entrar hasta el centro urbano para tener que salir por puentes por los que no pueden transitar estas maquinarias.

Sanz ha escuchado las preocupaciones y reivindicaciones del colectivo y le ha trasladado su apuesta que es la del proyecto inicial, una vía desdoblada y no por una autovía “incompatible con el volumen de tráfico de mercancía y personas y con un elevado coste”.

En este sentido, el portavoz parlamentario de IU Aragón considera que la inversión económica en esta autovía es “cuestionable” y “no puede ser transitada por todos los sectores, especialmente por el agrícola y ganadero”.

En cuanto a las cifras, en 2009 se hablaba de un proyecto con una cuantía de 90 millones de euros, 12 años después, en 2021, se está hablando de un proyecto distinto, una autovía que tendrá un coste de 157 millones de euros. “Este proyecto supondrá una hipoteca en los presupuestos y no servirá para dar respuesta a los usos actuales del territorio”, lamenta Sanz.

Por otra parte, Aragón es una de los territorios más deficientes en cuanto a la inversión en la conservación de las carreteras de titularidad propia. Para IU, debe ser voluntad del gobierno “priorizar” el gasto de carácter social frente otro tipo de inversiones que en lugar de dar soluciones, “suponen perjuicios” para algunos territorios y sectores.

“Somos conscientes –apunta Sanz- que nunca resultarán rentables económicamente, pero sí resultan imperativas para atender al medio rural y vertebrar el territorio”.

Este proyecto se incluye dentro del Plan Extraordinario de Carreteras que el Gobierno de Aragón aprobó con un gasto previsto de 550 millones de euros mediante el método concesional, lo que a juicio de IU “supone una externalización de la gestión pública, que se ideó bajo una lógica liberal y que, en la nueva coyuntura financiera y presupuestaria, ya no está justificada” como tuvo ocasión de transmitir Sanz en el pleno de la semana pasada en las Cortes.

El Coordinador de IU Aragón está convencido de que “hay tiempo y margen para dialogar y encontrar una solución que satisfaga a todas las partes”. Por ello, reclama al Gobierno de Aragón que valore alternativas que satisfagan las demandas del tránsito agrario en la mejora de la carretera Exeya-Taust-Gallur.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies