#Catalunya  #JuicioProcés  Mundo

ITW: «Hay una desproporción entre la pena que pide la acusación y los hechos cometidos, y la falta de violencia»

En su último informe, la Plataforma International Trial Watch (ITW), que ejerce como observadora internacional en el juicio contra el procés, también considera "especialmente preocupante" que la Fiscalía haya hecho un paralelismo entre el golpe de estado militar de Tejero y el referéndum del 1 de octubre de 2017 en Catalunya. La Fiscalía para intentar probar el delito de rebelión "denota una concepción poco democrática del ejercicio de derechos fundamentales", critica.
| 11 junio, 2019 08.06
ITW: «Hay una desproporción entre la pena que pide la acusación y los hechos cometidos, y la falta de violencia»

ITW expone en el documento de valoración de la decimoséptima semana del juicio que la argumentación de la Fiscalía para intentar probar el delito de rebelión «denota una concepción poco democrática del ejercicio de derechos fundamentales, como por ejemplo el derecho de reunión y de manifestación, el derecho de libertad de expresión y el libre ejercicio de un cargo público». «Hay una desproporción entre la pena que pide la acusación y los hechos cometidos, y la falta de violencia en los hechos», subraya.

En este sentido, la ITW sostiene que esto demuestra el hecho de que la argumentación de las acusaciones era política, basada sobre todo en noticias o tuits, y «se aleja del análisis de las pruebas y los testigos del juicio».

A juicio de la ITW, estas interpretaciones «podrían ser precursoras de un efecto disuasivo del ejercicio de derechos, concepto ampliamente desarrollado por la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que denuncia la necesidad de una cura especial en la ponderación de posibles conductas delictivas y el ejercicio de derechos fundamentales, vertebradores de los sistemas democráticos».

Finalmente, la ITW afirma que el informe de la Fiscalía no explica «ni cuando ni donde había tenido lugar el alzamiento violento que hubo según la acusación». Tampoco lo indicó la Abogacía del Estado para fundamentar la sedición, añaden.

Por último, y como viene siendo habitual en todos sus informes, la ITW critica que el presidente del tribunal, Manuel Marchena, haya dejado tan poco tiempo para que las y los abogados expongan los argumentos de defensa: una hora por cada acusado.

Así, la ITW expone que es insuficiente «teniendo en cuenta la magnitud de un juicio que ya hace cuatro meses que dura, en que las acusaciones elevan las peticiones a setenta y cuatro años de prisión».

También critican que la necesidad de celeridad del juicio no puede ir en detrimento del derecho de defensa de los acusados. «Tiene que poder contrarrestar las acusaciones y valorar una prueba que ha consistido en 422 testigos y 16 expertos, además de la extensísima documentación que contiene el sumario, como corresponde en este momento procesal, de acuerdo con el artículo 733 de la ley de enjuiciamiento criminal».

Finalmente, manifiestan que hay «una desproporción» entre las siete horas destinadas a las tres acusaciones y las doce horas destinadas a las doce defensas individualizadas.

En su anterior informe, la ITW reprochó al Tribunal Supremo que no haya prestado atención al informe del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU, que reclama la puesta en libertad «inmediata» de Jordi Sànchez, Jordi Cuixart y Oriol Junqueras, que califica su prisión de “arbitraria” y contraria a la Declaración de Derechos Humanos.

11 junio, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR