Mundo

Israel y Jordania abren su frontera para dejar pasar solo a los “Cascos Blancos”

Mientras, continuan los bombardeos sobre población palestina que han dejado cuatro personas muertas y más de cien personas heridas. Estos ataques se han producido tras la aprobación de una ley que reafirma el apartheid dentro de la frontera israelí en la que solo las personas judías tienen derecho de autodeterminación.
| 23 julio, 2018 14.07
Israel y Jordania abren su frontera para dejar pasar solo a los “Cascos Blancos”
Foto: @qudsn

Tras recibir la petición varios estados europeos y de EEUU, Israel y Jordania han cedido a abrir sus fronteras para acoger a cientos de personas que pertenecían a los denominados “cascos blancos”. Una medida excepcional dado que estas fronteras suelen estar cerradas para la población siria que huye de la guerra desde las zonas de Quneitra y Deraa. Una vez dentro serán trasladados a Gran Bretaña, Alemania y Canadá.

Los llamados cascos blancos o Defensa Civil Siria es un cuerpo de unas 3.000 personas voluntarias que tras un entrenamiento básico y cursos prestan ayuda humanitaria en Siria. Este grupo comenzó su actividad en 2013 cuando un exmiembro del ejército inglés, James Le Mesurier, reunió a unas 20 personas para buscar financiación e infraestructuras. Según su propia web, recibe la ayuda económica de gobiernos como el inglés, holandés, alemán y estadounidense.

Nuevos bombardeos sobre población palestina

Mientras, el gobierno israelí ha continuado con los bombardeos durante este fin de semana y el pasado 20 de julio más de cien personas tuvieron que ser atendidas en los centros de salud. El Ministerio de Salud de Gaza aseguró que cuatro personas habían sido asesinadas por los ataques aéreos del ejército israelí.

Estos ataques han venido acompañados de la decisión del parlamento israelí de aprobar la “Ley Básica de la Nación-Estado” que define a Israel como una nación-Estado del pueblo judío que establece que solo las personas judías tiene el derecho a la autodeterminación.

En un comunicado, la Liga Árabe lo describió como una nueva «desconsideración hacia los derechos históricos del pueblo palestino en su territorio», así como una «extensión de la herencia colonial».

Asimismo, coloca el hebreo como la única lengua oficial obviando que el cerca del 38% de la población de este territorio ocupado es árabe y forma parte de aquellas personas que decidieron permanecer tras la fundación del estado de Israel en 1948.

El parlamentario palestino Ayman Odeh de la Lista Unida alzó una bandera negra durante la votación y aseguró que “apelo a mi público, mis hijos, el Estado les dice hoy que ustedes no son bienvenidos aquí. Pero esta es nuestra patria. Nosotros, mis hijos y mis padres se quedarán aquí”.

Aprovechando esta nueva ley la periodista y colaboradora de AraInfo, Isabel Pérez lanzaba desde Gaza un hilo sobre las leyes discriminatorias que este parlamento ha ido aprobando:

23 julio, 2018

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR