Irlanda apoya por una contundente mayoría la despenalización del aborto

Por una mayoría arrolladora el pueblo de Irlanda ha votado a favor de eliminar algunas de las leyes antiaborto más restrictivas del mundo, que prohibían el derecho a la mujer a decidir libremente sobre su cuerpo. "Parece que hemos hecho historia”, ha apuntado el primer ministro irlandés, Leo Varadkar para añadir que Irlanda tendrá "una constitución moderna para un país moderno", un país "un poco más amable, un poco más tolerante y un poco más moral". "Las que habían sido silenciadas han exigido ser oídas, hemos roto decisivamente con el pasado", ha subrayado la presidenta de Sinn Féin, Mary Lou McDonald.

Celebraciones en el Castillo de Dublín tras la victoria del 'sí'. Foto: RTÉ

Los resultados oficiales, con los votos escrutados de 40 de las 40 circunscripciones, confirman lo que pronosticaban las encuestas a pie de urna, una contundente victoria del 'sí' a la despenalización del aborto de más de 30 puntos -con un 66,4% a favor frente a un 33,6% en contra- en el referéndum celebrado este viernes en Irlanda, y una participación del 64,1% del censo.

Por una mayoría arrolladora, un 1.429.981 votos del 'sí' frente a 723.632 del 'no', el pueblo de Irlanda ha decidido abolir algunas de las leyes antiaborto más restrictivas del mundo, que prohíben el derecho a la mujer a decidir libremente sobre su cuerpo en todos los casos, incluso en casos de violación, incesto, diagnóstico fatal del feto o de riesgo grave para su salud.

En concreto, se ha votado a favor de eliminar el artículo 40.3.3 de la Constitución irlandesa, comúnmente llamado la Octava Enmienda (Eight Amendment), que otorga derecho a la vida al embrión o feto, igualando este al de la madre, y establece como un delito el aborto -punible con una pena de prisión de hasta 14 años-, sólo permitido cuando tres especialistas atestigüen que el embarazo constituye un riesgo para la vida de la mujer. Ahora se permitirá el aborto libre en las 12 primeras semanas con la derogación de la Octava Enmienda.

Chapa con el lema de la campaña 'Tá' ('Sí' en gaelico irlandés). Foto: Seán Ó hAdhmaill
Chapa con el lema de la campaña 'Tá' ('Sí' en gaélico irlandés). Foto: Seán Ó hAdhmaill

La campaña del 'sí' ha sido articulada por la organización 'Juntas por el Sí' ('Together for Yes'), su codirectora Ailbhe Smyth explicaba: "Nuestra primera tarea es eliminar esa prohibición de la Constitución y después pensar qué tipo de legislación queremos y cómo se puede hacer mejor para proveer servicios que cubran las necesidades realmente obvias de las mujeres de este país. Así que no puedo anticipar qué legislación va a haber".

"Nuestro trabajo es lidiar con el tema constitucional y sacar los cuerpos y las vidas reproductivas de las mujeres fuera de la Constitución, donde nunca deberían haber estado. Y asegurarnos de que hay una política de salud adecuada y la regulación y legislación médica que necesitamos", apuntaba Smyth recordando que la Octava Enmienda fue introducida en la Constitución en 1983 bajo la presión de la Iglesia católica.

En la página de Facebook 'In Her Shoes', cientos de relatos de mujeres irlandesas, que de forma anónima han contado sus historias, han ayudado a la campaña del 'sí' en el camino al referéndum marcado aún por la vergüenza de hablar públicamente sobre el aborto en la sociedad irlandesa.

"Las que habían sido silenciadas han exigido ser oídas, hemos roto con el pasado"

La campaña del 'sí' ha contado con el apoyo del Sinn Féin y otros partidos de izquierda. También con el respaldo del Fianna Fáil y el Fine Gael del primer ministro irlandés, Leo Varadkar, aunque sus bases y cargos electos se han dividido entre el 'sí' y el 'no'.

Leo Varadkar, primer ministro de Irlanda, en el Castillo de Dublín, lugar de las cebraciones del 'sí. Foto: @campaignforleo
Leo Varadkar, primer ministro de Irlanda, en el Castillo de Dublín, lugar en el que se han reunido miles de personas este sábado para celebrar la victoria del 'sí. Foto: @campaignforleo

"Parece que hemos hecho historia", afirmó Varadkar, tras conocer los primeros sondeos que auguraban una mayoría del 'sí' a la despenalización del aborto mayor que la que apoyó el 'sí' a la legalización del matrimonio entre parejas del mismo sexo (62%) en la consulta celebrada en 2015. Tan solo diez años antes, en 1995, Irlanda legalizó el divorcio por una mínima mayoría.

Varadkar reconoció, en declaraciones a los medios tras depositar su papeleta con el 'sí', que aunque "no doy nada por supuesto", se siente "confiado". "Ha habido una buena participación en todo el país hasta el momento y la esperanza de un voto por el ‘sí", apuntó. De hecho, la radiotelevisión pública nacional RTÈ adelantaba que la participación podría ser la más alta que jamás se haya registrado en un referéndum en Irlanda, superando el 61% de 2015, como así ha sido con un 64,1%.

Tras conocer los resultados, Varadkar anunció que Irlanda tendrá "una constitución moderna para un país moderno". El primer ministro también ha tenido palabras para las personas que han votado 'no': "Irlanda es el mismo país que la semana pasada, solo que un poco más amable, un poco más tolerante y un poco más moral".

Mary Lou McDonald durante una entrevista en RTÉ durante las celebraciones. Foto: Sinn Féin
Mary Lou McDonald durante una entrevista en RTÉ durante las celebraciones. Foto: Sinn Féin

La presidenta de Sinn Féin, Mary Lou McDonald, declaró que "es un día histórico para las mujeres en toda Irlanda. Irlanda está cambiando. El pueblo de Irlanda ya no está preparado para respaldar un sistema que niega a las mujeres que se encuentran en circunstancias tan trágicas el acceso a la asistencia sanitaria. Las viejas certezas son cuestionadas, y está surgiendo una nueva y mejor Irlanda. Este es nuestro momento. Esta es nuestra Irlanda".

"A medida que se contabilizan los votos, se hace evidente que las que habían sido silenciadas han exigido ser oídas, que hemos roto decisivamente con el pasado", subrayó la presidenta del Sinn Féin. "Estoy muy satisfecha con el resultado definitivo. La gente ha hablado y hablado definitivamente. Ahora necesitamos avanzar rápidamente para legislar un marco legal único que permita a las mujeres tener acceso a la atención que necesitan", concluyó McDonald.

Por su parte, la ministra para la Infancia Katherine Zappone, una de las primeras promotoras del referéndum, proclamó que se avecina "un día histórico y emotivo". El ministro de Justicia, Charlie Flanagan, lo calificó como "un gran paso más hacia fuera de nuestro oscuro pasado".

Según las encuestas de RTÉ, el grupo de edad entre 18 y 24 años votó en un 87,6% por el 'sí'; el de 25 y 34, en un 84,6%; el de 35 y 49, en un 72,8% y el de 50 y 64, por un 63,7%. Solo la población de más de 65 votó en su mayoría por el 'no' con un 58,7% en contra. Además, los datos de RTÉ reflejaban que el 72,1% de mujeres y el 65,9% de hombres votaron por el 'sí'. También ganaba el 'sí' tanto en el voto urbano (71%) como en el rural (60%).

En un artículo publicado este viernes en El Salto, la periodista Iris Rodríguez subrayaba la importancia de esta cita con las urnas: "El referéndum más decisivo para la sociedad irlandesa de los últimos años ya que se decide si se elimina la enmienda de la Constitución que equipara la vida del embrión con la de la embarazada y penaliza el aborto y se ceba con las mujeres más vulnerables". Rodríguez recordaba que Irlanda era, junto con Malta, Andorra y el Vaticano, el único estado europeo en el que el aborto era todavía una práctica ilegal.

Tras la victoria del 'sí' en el referéndum, miles de mujeres de la Isla Esmeralda podrán evitar coger el ferry o el avión para viajar a las clínicas de Inglaterra dónde además son víctimas del acoso e insultos de los grupos antiabortistas que se concentran a sus puertas. Desde ahora las mujeres de Irlanda ejercerán por fin con cobertura legal el derecho a decidir sobre su cuerpo en su país, cuidar la salud y recuperarse en sus hogares.

? En directo:

Resultados oficiales en la página web de RTÉ.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies