Inspección de Trabajo eleva a más de 230.000 euros sus sanciones durante la actual campaña agrícola en Aragón

Cerca del 60% de las inspecciones han acabado con sanción. Según declara la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, “además de vigilar el cumplimiento de las obligaciones laborales y de prevención de riesgos”, está realizando “actuaciones específicas vinculadas a la prevención del COVID-19”.

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social dice haber concluido hasta el momento 107 inspecciones -y tiene iniciadas otras 40- durante las actuales campañas agrícolas en Aragón. A las habituales actuaciones para vigilar el cumplimiento de las obligaciones laborales, de Seguridad Social y de prevención de riesgos en las actividades agrícolas de temporada se han sumado este año inspecciones específicas para comprobar el cumplimento de las medidas relacionados con la prevención del COVID-19. En total, en ese primer centenar de inspecciones finalizadas, se han propuesto 58 sanciones a infracciones, con 437 trabajadores y trabajadoras afectadas, por un importe de 231.146,57 euros.

Cerca del 60% de las inspecciones han acabado con sanción, y la mitad están relacionadas con la Seguridad Social

Casi la mitad de estas infracciones –un total de 27- están relacionadas con la Seguridad Social, tanto por la falta de alta de trabajadores y trabajadoras, como por la ausencia de comprobación por parte de la empresa del alta en la Seguridad Social de personas subcontratadas. Otras 18 de las infracciones detectadas han tenido que ver con aspectos vinculados a las relaciones laborales (salarios, tiempo y condiciones de trabajo, etc.), otras 12 con la falta de autorización para trabajar de personas extranjeras, y la sanción restante lo es por las condiciones de seguridad y salud laboral en el lugar de trabajo.

Además de estas 58 sanciones propuestas, se han realizado 18 advertencias para el cumplimiento de las obligaciones sanitarias asociadas al COVID-19 y 17 requerimientos para el cumplimiento de normas o la subsanación de deficiencias: “ocho de ellos relacionados con la prevención de riesgos laborales, cinco en materia de relaciones laborales y cuatro en Seguridad Social”, detallan.

Coordinación administrativa entre Aragón y el Estado español

Para la lucha contra el COVID-19, la Inspección de Trabajo pactó un criterio operativo con el Ministerio de Sanidad para colaborar en la detección de incumplimientos de las obligaciones de salud pública asociadas a la COVID-19 y en la realización de advertencias a empresas.

En Aragón, según informa la DGA, “se han articulado mecanismos específicos de coordinación con la administración aragonesa que permite el intercambio de información con carácter inmediato, la remisión de brotes o contagios identificados y la realización de visitas conjuntas”.

El Real Decreto-ley 26/2020 habilita temporalmente a la Inspección de Trabajo para la vigilancia y exigencia del cumplimiento de las medidas de prevención frente a la COVID-19, vigilando, requiriendo y proponiendo sanciones cuando se incumplan determinadas obligaciones de salud pública por las empresas.

Dicho Real Decreto ha incluido también “a efectos de vigilancia de la situación ocasionada por el COVID-19 a los técnicos habilitados de las Comunidades Autónomas, en este caso, a los técnicos del Instituto Aragonés de Seguridad y Salud Laboral (ISSLA), con lo que se reforzará la vigilancia y el control junto a las actuaciones de la Inspección de Trabajo”, aclaran desde el Gobierno de Aragón.

Asimismo, la DGA informa que “en 2019, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social inició en Aragón un total de 382 expedientes de este tipo y visitó más de 270 fincas para comprobar el cumplimiento de las obligaciones laborales, de Seguridad Social y de prevención de riesgos en las actividades agrícolas”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies