Greenpeace sobre la COP25: "Pasa una semana y retrocedemos dos pasos: el planeta necesita mayor ambición"

Para Greenpeace, lo "más importante" de la primera semana de la COP25 "no ha sucedido dentro de Ifema, sino en las calles de Madrid". Por su parte, la organización ecologista WWF afirma que "las negociaciones sobre el clima de la ONU alcanzan la mitad del camino con un lento progreso en temas clave". En este sentido, pide liderazgo político para cerrar la brecha entre la acción social y las negociaciones.

Marcha por el Clima, el viernes 6 de diciembre en Madrid. Foto: © David Fernández (WWF)

Greenpeace ha hecho balance de la primera semana de la Cumbre del Clima que se está celebrando en Madrid. "Pasa una semana y retrocedemos dos pasos: el planeta necesita mayor ambición", ha señalado la organización en un comunicado, en que ha asegurado que lo "más importante" de la primera semana de la COP25 "no ha sucedido dentro de Ifema, sino en las calles de Madrid".

En este sentido, Greenpeace ha celebrado que medio millón de personas exigieran "justicia climática" en la manifestación celebrada este viernes en Madrid. Sin embargo, ha criticado que, mientras tanto, los gobiernos "han estado enfrascados en discusiones en torno al Artículo 6, sin tener en cuenta la responsabilidad que tienen para hacer frente al gran problema" del cambio climático.

Por ello, ha recordado a las representaciones políticas presentes en la COP que la sociedad de todo el Planeta "está vigilante para ver qué eligen entre mercantilizar el medioambiente a través de un sistema para traficar con carbono, o si por contra prefieren avanzar hacia compromisos de reducción absoluta de emisiones como requiere la emergencia climática".

Asimismo, el director Greenpeace España, Mario Rodríguez, ha celebrado que en Madrid se haya desarrollado la "mayor manifestación ambiental" de la historia en la península. "Esta demostración masiva y pacífica del poder de la gente debe impulsar las negociaciones hacia una ambición a la altura de lo que la ciencia exige para prevenir una emergencia climática fuera de control", ha dicho.

Greenpeace, según ha subrayado Rodríguez, no aceptará "demoras ni trampas" porque "la emergencia climática no puede esperar". "Esto debería estar presente en todo momento en la agenda de los Gobiernos y las representaciones políticas en las negociaciones en la COP, así como en las negociaciones para la formación del nuevo gobierno en España", ha precisado.

WWF pide liderazgo político para cerrar la brecha entre la acción social y las negociaciones

Foto: © David Fernández (WWF)

Por su parte, la organización ecologista WWF afirma que "las negociaciones sobre el clima de la ONU en Madrid alcanzan la mitad del camino con un lento progreso en temas clave". En este sentido, instan a las y los ministros a realizar avances significativos para "permitir un resultado mínimamente aceptable de la COP25" el próximo viernes.

"Alrededor de 500.000 jóvenes, ciudadanos, pueblos indígenas y grupos religiosos o sindicatos se manifestaron el viernes en Madrid para pedir mayor ambición climática por parte de los gobiernos. Sin embargo, dentro de la Cumbre del Clima los negociadores no mostraban la misma pasión por una acción urgente y más ambiciosa", lamentan.

El último borrador de texto de la COP25 compartido este domingo con los equipos negociadores "daba alguna esperanza, pero aún no recogía ni la ambición ni la urgencia demandadas por la ciencia ni tampoco las acciones necesarias para abordar la emergencia climática", añade WWF.

La organización ecologista recuerda que los temas clave no resueltos en la negociación deben enviarse ahora a las y los ministros para que tomen decisiones.

Entre ellos destacan: el artículo 6 (comercio de emisiones), que era de las últimas partes relevantes por cerrar del ‘reglamento’ del Acuerdo de París, aún no se ha completado y no hay signos significativos de cambio en las posiciones de los países; las negociaciones sobre pérdidas y daños "deben tomarse en serio para asegurar un mecanismo financiero que cumpla con la fecha límite del Mecanismo Internacional de Varsovia".

Además, los plazos comunes para las NDC (Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional, por sus siglas en inglés), que garanticen que los países incrementen e informen sobre sus compromisos de reducción de emisiones durante el mismo periodo posterior a 2030, están a punto de pasar a una futura sesión indefinida. "Se debe hacer todo lo posible para finalizar este elemento clave del ‘reglamento’ del Acuerdo de París en la COP25", apuntan.

Por otra parte, "si bien las soluciones basadas en la naturaleza no están en la agenda de las negociaciones per se, existe un creciente impulso en torno a ellas". WWF recomienda que las Partes aumenten su importancia en el texto final, adoptando un lenguaje basado en los ecosistemas ya existente en el Acuerdo de París.

Acción y ambición pre-2020

WWF alerta de que solo 10 países han aceptado garantizar la enmienda de Doha del Protocolo de Kioto sobre compromisos de reducción de emisiones de los países desarrollados pre 2020. "Es importante que todas las Partes reconozcan sus responsabilidades históricas. La falta de acción de los países desarrollados antes de 2020 no debería ser una carga adicional para las acciones de los países en desarrollo después de 2020", inciden.

"El mandato para la Agenda de Acción Global acordada en Marraquech, que conecta la ambición climática de actores no estatales y la aplicación del proceso formal, debe extenderse más allá de 2020. Actualmente aparece reflejado en los posibles elementos del texto de decisión de la COP25, y debe permanecer ahí y fortalecerse", añade WWF.

Manuel Pulgar-Vidal, líder del programa internacional de clima y energía de WWF, dijo: "Durante la semana pasada en la COP25 hemos oído hablar sobre la brecha de emisiones, la brecha de financiación y la brecha de consumo. Sin embargo, nunca antes se había visto una brecha de acción tan grande entre las personas de todo el mundo y las personas que se sientan en la sala de negociaciones. Fuera de la COP la gente se está tomando en serio la crisis climática, tomando medidas y tomando la calle. A medida que avancemos al nivel Ministerial en la Cumbre de Madrid esta semana, esperamos que los líderes igualen nuestros niveles de ambición y cierren la brecha de acción".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies