Giro 2022: una guadaña de goma y también de broma

La segunda semana del Giro de Italia ha sido más bien de transición, poca chicha en las seis etapas, a excepción de la jornada sabatina turinesa. Una guadaña de goma, que a veces fue de broma, pero que deja una clasificación en extremo apretada.

Carapaz, Hindley, Nibali y Yates, el cuarteto más fuerte en la etapa de Turín. Foto: @giroditalia

Si en la primera semana escribíamos sobre ese minuto y medio entre los doce primeros, ahora nos deja en un minuto a los cinco primeros. Pasemos a la crónica.

Biniam Girmay se convertía hace no muchas semanas en el primer ciclista africano en imponerse en una clásica belga, la Gante-Wevelgem. Y por fortaleza y calidad, también ha estrenado el palmarés de etapas en una gran vuelta para el eterno continente olvidado. Fue en la 10ª etapa, un recorrido entre Pescara y Jesi, de casi 200 km, buscando el norte por la costa adriática. Con una parte final que incluía una serie de repechos, los que engulleron a De Marchi, donde lo intentó Simon Yates y ya en la aproximación a meta, Van der Poel buscó su ataque en solitario. Al final se la jugó al sprint con Girmay y acabó desfondado. En un día especial, ya que pasaba por el pueblo natal de Michele Scarponi, Filottrano, embestido por una furgoneta un 22 de abril de hace cinco años. Falleció, como tantos otros, profesionales, cicloturistas... Personas frágiles, compartiendo ruta con vehículos que son como drones armados cuando impactan con un frágil cuerpo humano.

El bueno de Girmay se quedó con un sabor más agrio que dulce, ya que en la ceremonia de entrega de premios, tuvo la mala suerte de que el corcho de la botella de champán que abrió para festejar su victoria, terminó en su ojo, provocándole daños. Con lo que tuvo que retirarse por precaución. Seguramente el eritreo se habría llevado alguna etapa más para el botín del Intermarché.

Al siguiente día, otro desenlace para los velocistas puros, en un recorrido mucho más plano, con final en Reggio Emilia, y que no tuvo mucho jugo para el espectador. Victoria de Alberto Dainese (DSM), en una etapa rapidísima, a 47 km/h de media. Un ciclista que estrena victoria en el circuito profesional, imponiéndose a Gaviria, Consonni o Démare.

El tedio de la guadaña de goma nos llevó a Génova, en la 12ª etapa, una ciudad con la población de Zaragoza y con el aspecto industrial del Bilbo anterior a la reconversión. Zena es su etnónimo en ligur, y fue una república marítima que disputó con la Corona de Aragón la hegemonía en el Mediterráneo. En este Giro de grandes ciudades tocaba discurrir entre Parma y la capital ligur, en un recorrido que fue suavizado para promocionar de manera consumista las excelencias de Génova. Hubo fuga de la fuga, con permisividad del pelotón -que llegó a nueve minutos-. Triunfó un desconocido, Stefano Oldani (Alpecin), en un sufrido sprint ante sus compañeros Lorenzo Rota (Intermarché) y Gijs Leemreize (Jumbo). Los tres no habían conseguido aún ninguna victoria en el circuito profesional. Por detrás, una ringlera de escapados, destacando Wilco Kelderman, que tras su debacle en el Etna, se posicionaba para el top ten. Lo dicho, guadaña de risas y de goma.

Sanremo y Cuneo, dos localidades con mucho sabor ciclista, eran la salida y meta de la 13ª etapa, resuelta al sprint y con victoria en los últimos metros para el eterno Arnaud Démare, por delante de Phil Bauhaus (Bahrain) y Marc Cavendish. En un día, en el que abandonaba la carrera el cuarto clasificado en la general. Romain Bardet, víctima de una enfermedad o un golpe de calor.

Y en estas que nos damos cuenta de lo difícil que es para un equipo que no pertenece al World Tour, ganar una etapa. Si echamos un vistazo a las estadísticas de los últimos diez Giros, quince parciales han sido para equipos de segunda categoría, destacando el Androni o el Bardiani. Pero la tendencia es a la baja, solo 4 victorias en los últimos 5 años. Mucha exigencia.

33º grados asfixiantes en una tarde totalmente de julio. Pero es mayo y la emboscada en plan circuito de la etapa por las periferias de Turín, no dejó descontento a nadie. 147 km de sube y baja, con un encadenado de media montaña en los 70 km finales que fue puro espectáculo. Doble subida a Superga, con el monumento a Fausto Coppi avalando el recorrido, una doble ascensión a la Maddalena, un tortuoso colle de 3 km al 8%, con muros al 20% y carretera estrecha, y rampas y rampones, bien puestos para atacar en cualquier momento. Y así fue, Bora hizo su apuesta en esos 70 km finales, para jugar la baza de Hindley. El líder Juanpe hacía aguas. Era el guion previsto. Con pocas unidades en el grupo de favoritos, atacó Carapaz en la segunda subida a Superga. Persecución tensa. Al final, un renacido Nibali, el australiano Hindley, Simon Yates y el ecuatoriano de Ineos, se jugarían la victoria de etapa. Por detrás, remando con mucha dignidad, Pozzovivo y Almeida. También Landa con su compañero Bilbao. Simon Yates atacó duro en uno de los repechos finales, ya no le vieron. Eso sí, la maglia rosa para Carapaz y Hindley que se posiciona a escasos 7 segundos de su sueño. Los primeros en meta llegaron de uno en uno, y a partir del 9º clasificado, las diferencias se dispararon.

La etapa que cierra este segundo bloque fue una total decepción, y había terreno para atacar. 177 km entre Rivarolo Cavanese y Cogne, en pleno corazón del parque nacional Gran Paradiso, en el valle de Aosta, con los puertos de Pila-Les Fleurs, Verrogne y la subida final a Cogne, tendida, muy de falsos llanos, pero suficiente si la carrera iba encabritada por detrás. Pero esto no pasó. Solo lo hizo Guillaume Martin, lo que le permitió colarse en el top ten en detrimento de Valverde. La fuga era de calidad y numerosa, y allí se impuso con su constancia, Giulio Ciccone (Trek), dejando sin posibilidades al colombiano Buitrago (Bahrain) o Pedrero (Movistar). Segundo y tercero respectivamente.

Cerramos crónica, la segunda, esperando emociones fuertes para la definitiva semana, que empieza dura con la temida etapa del Mortirolo.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies