Movimientos

Este lunes arranca el juicio contra Mamadou, un vendedor ambulante perseguido, golpeado y detenido en 2018

Derechos Civiles Zaragoza advierte de que la rutina de represión contra población migrante no debe llevar a olvidar que “se están poniendo en peligro los derechos humanos, la igualdad y la vida digna de todas las personas" y piden a la ciudadanía que acompañe a Mamadou en los juzgados
| 27 abril, 2019 12.04
Este lunes arranca el juicio contra Mamadou, un vendedor ambulante perseguido, golpeado y detenido en 2018
Concentración de apoyo a AISA y DDCC a las puertas de la Ciudad de la Justicia. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

El primer juicio contra Mamadou, un joven vendedor ambulante que fue detenido durante una redada policial, arranca este lunes, 29 de Abril, a las 9.45 horas, en el Juzgado Penal del Edificio Fueros de Aragón.

Desde Derechos Civiles Zaragoza advierten de que el fragor de las elecciones y la rutina de represión contra población migrante no debe llevar a olvidar que “se están poniendo en peligro los derechos humanos, la igualdad y la vida digna de todas las personas, por eso, vamos a seguir denunciándolo para que no pase desapercibido y animamos a que todo el mundo haga lo mismo”. Por ello piden a toda la ciudadanía que se acerque este lunes a los juzgados para acompañar a Mamadou y a todas las personas represaliadas.

Entre ellas se encuentran Idrissa, el expresidente de la Asociación de Inmigrantes Senegaleses de Aragón, que le espera una querella por injurias y calumnias por denunciar los abusos policiales que se cometen contra otros vecinos que se dedican a vender en la manta como medio de supervivencia (la entidad denunciante pide hasta más de 15.000 euros en multas a Idrissa y a la Asociación de Inmigrantes Senegaleses de Aragón). Otros dos vecinos de Zaragoza (Souleymane y Serigne) esperan sendos juicios por atentado, después de que la Policía Local los persiguiera por el centro de Zaragoza, el pasado mes de Octubre de 2017, causando una herida en la cabeza a uno de ellos.

“Llevamos muchos meses hablando de Zaragoza no se Calla, como Campaña que aglutine a todas aquellas personas y colectivos que en esta ciudad rechacen el racismo institucional, defiendan la libertad de expresión y reivindiquen la justicia social por encima de cualquier forma de represión penal como forma de resolver los conflictos sociales”, añaden desde DDCC.

Pero para este colectivo la maquinaria represiva no descansa, “es cierto que funciona con desesperante lentitud, pero sigue cebándose con la población más vulnerable: en este caso vecinos de Zaragoza, inmigrantes que luchan por una vida digna, enfrentándose a todo tipo de trabas que les marcan por su condición de extranjeros, al racismo institucional, expresado además, por medio de denuncias penales que les criminalizan y pueden anular cualquier posibilidad de desarrollar esa vida digna a la que cualquier persona aspira”.

¿Quién es Mamadou?

Mamadou fue detenido el pasado 10 de Marzo de 2018, una tarde en la que un grupo de vendedores ambulantes intentaban extender sus productos en el Paseo de la Independencia, cuando fueron recriminados por el Vigilante de la tienda Berksha del Paseo de la Independencia, nº 4, aunque ninguno de los vendedores había intentado entrar en esa tienda cuyos clientes entraban y salían con normalidad. En la discusión entre el vigilante y los vendedores llegó la Policía Local, generando la correspondiente huida generalizada, uno de ellos, Mamadou, fue agarrado con fuerza por un agente de la Policía Local y recibió un golpe en el labio, fue detenido y trasladado a Comisaría.

Más tarde se iniciaron sendos procesos judiciales por delito contra la propiedad industrial (el habitual que se aplica a la venta ambulante de los manteros) y por atentado, al resistirse a la detención por parte de la Policía Local y, por supuesto, el proceso ha seguido adelante. Él también denunció a la Policía por el golpe sufrido en el labio pero su denuncia se archivó.

“Rechazamos estas actuaciones porque muestran el racismo y afán represivo por parte de las fuerzas de seguridad contra las personas que intentan sobrevivir mediante la venta ambulante, como es el caso de Mamadou, sin que exista otra solución para este colectivo, por parte del Estado, que no sea el acoso, la violencia, la cárcel o la expulsión”, aseguran desde Derechos Civiles Zaragoza y añaden, “forman parte de una política represiva, incapaz de reconocer los derechos de todas las personas sea cual sea su raza y condición, dedicada a resolver conflictos sociales que requieren de más justicia social y no simples intervenciones policiales, en las que el abuso contra el más débil es uso y costumbre habitual”.

DDCC Zaragoza concluye exigiendo el cese del acoso y la persecución permanente “de nuestras vecinas extranjeras” y recuerda que hay que defender “todos sus derechos con la misma convicción con la que exigimos los nuestros, pues son los mismos”.

27 abril, 2019

Autor/Autora


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR