Movimientos

“Sólo faltan 33 km para la reapertura”, lema de la 26ª jornada reivindicativa en Canfranc

Crefco y CRELOC organizan diversos actos este domingo 14 de julio en Canfranc, en reivindicación por la reapertura de la línea a la que solamente le faltan 33 kilómetros.
| 10 julio, 2019 07.07
“Sólo faltan 33 km para la reapertura”, lema de la 26ª jornada reivindicativa en Canfranc
Estación internacional de Canfranc. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Este domingo 14 de julio tendrán lugar los tradicionales actos por la reapertura del Canfranc, organizados por la Coordinadora para la reapertura del ferrocarril Canfranc-Olorón (Crefco) y la asociación francesa Comité para la Reapertura de la Línea Olorón-Canfranc (CRELOC). El lema escogido para la edición de este año 2019 es “Sólo faltan 33 km para la reapertura”. Asimismo, el tren que partirá desde Zaragoza a primerísima hora de la mañana con destino Canfranc se llamará El tren de la naturaleza.

La línea ferroviaria lleva 49 años cerrada, concretamente desde el hundimiento del puente L’Estanguet, en zona francesa. La primera movilización, siempre en torno al 18 de julio, fue organizada en 1993, por lo que este año será la vigesimosexta edición. El 18 de julio es el aniversario de la inauguración de la línea.

El ‘Tren de la naturaleza’ partirá a las 6.40 horas de Zaragoza plagado de charlas informativas

La jornada de este domingo se iniciará a las 06.40 horas, momento en el que El Tren de la Naturaleza tomará partida desde Zaragoza. La llegada prevista a Canfranc es a las 10.40 horas. Durante las 4 horas de viaje desde Zaragoza a Canfranc, los y las viajeras de El Tren de la Naturaleza podrán disfrutar de explicaciones sobre botánica, geología, agua, contaminación. Asimismo, el colectivo Pedalea, integrante de Crefco, se ha echo eco de esta iniciativa y de sus actos con el llamamiento “bicis al tren”, por lo que los y las aficionadas a las bicicletas podrán disfrutar doblemente de toda la jornada.

De explicar el origen y la formación del relieve de las distintas zonas por las que atraviesa la línea de Canfranc se encargará el geólogo José Antonio Cuchi Oterino, profesor titular del Dpto. de Ciencias Agrarias y del Medio Natural de la Universidad de Zaragoza. Lola Giménez, portavoz de la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos, hablará de los distintos usos posibles del agua en el caso del río Galligo. También del agua del Galligo, pero en este caso del problema que ha supuesto para el río su contaminación por lindano, hablará Mariano Polanco, de Ecologistas en Acción. Sobre la flora del valle de Canfranc ilustrará el botánico Daniel Gómez, vicedirector del Instituto Pirenaico de Ecología (CSIC) de Chaca. Finalmente, y aunque el tren no llevará por el valle de Aspe, de los problemas medioambientales que para dicho valle francés supone el actual tráfico de camiones internacionales informará François Rebillard, ferroviario jubilado y ex presidente del Creloc. Crefco ha aconsejado a través de sus redes sociales comprar rápidamente el billete en previsión de lleno.

A las 11.30 horas se llevará a cabo el Acto reivindicativo con música del grupo Adebán. Asimismo, tendrán lugar varias intervenciones en defensa de la reapertura de esta histórica línea ferroviaria a la que, como indica el lema de este año, solo le faltan 33 kilómetros. Entre las personas intervinientes en el acto tomarán la palabra los y las ciclistas que participan en la Ecomarcha de Ecologistas en Acción, y que coincidirán el domingo en Canfranc.

Posteriormente, a las 12.30 horas, se iniciará delante de la estación internacional el paseo naturalista por el Camino de Santiago. Se marchará por el arcén de la carretera hasta parar en el túnel junto a la presa de la central de Ip, donde se tomará un sendero de 7,3 km. que llevará a Canfranc-pueblo. Es un sendero cómodo y cuesta abajo. Sobre las 14.00 horas se realizará un descanso para comer, y tras la comida, se cruzará el río por un puente medieval prosiguiendo por el camino de Santiago otros 7,5 km. Se llegará a la cueva de las Guixas, tomando luego el sendero por el que los y las vecinas de Villanúa subían a la estación para coger el tren. El desnivel es solamente de 100 metros.

Finalmente, en el apeadero de Villanúa-Letranz se tomará el tren de regreso, que tiene allí su parada a las 18.04 horas. La organización ya ha previsto la posibilidad de que alguien prefiera hacer solo la mitad del paseo, y podrá regresar a Canfranc-estación desde Canfranc-pueblo utilizando el autobús amarillo de la Mancomunidad, a las 14.39 horas. Según explican en la descripción, “es un paseo precioso que, además, estará enriquecido por las explicaciones del biólogo Daniel Gómez y del geólogo José Antonio Cuchi, y es apto para todos los públicos”.

La composición y aspiraciones de Crefco

Crefco es una plataforma compuesta por varias organizaciones sindicales, sociales y vecinales. Concretamente, componen Crefco la Asociación para la reapertura del ferrocarril internacional de Canfranc (Arefic), los sindicatos CCOO, CGT, OSTA y UGT, las organizaciones Ecologistas en Acción y Ecodes, la FABZ, Pedalea, y el Sindicato de Iniciativas y Propaganda de Aragón. Con sus acciones y movilizaciones, Crefco aglutina a quienes piden la reapertura y modernización del Ferrocarril Transpirenaico Occidental, popularmente conocido como el Canfranc. Además, cuentan con varias personas colaboradoras que asisten e intervienen en sus reuniones aportando ideas y sugerencias.

Desde su nacimiento en 1993, Crefco tiene como objetivo reabrir al tráfico de viajeros y mercancías la línea Zaragoza-Canfranc-Pau. Pero no de cualquier manera, ya que dentro de la reivindicación de apertura se incluye que la misma se realice de la forma más sostenible y respetuosa, medioambientalmente hablando. Los valles de Canfranc y Aspe, por donde discurre la línea, son enclaves de gran belleza y valor medioambiental, y desde Crefco creen firmemente que deber ser preservados. Hoy día, estos enclaves están soportando un continuo incremento del tráfico por carretera, especialmente de camiones de transporte.

Durante su historia, Crefco ha organizado numerosas movilizaciones secundadas por miles de aragoneses y aragonesas. Asimismo, realiza constantes gestiones y su trabajo, unido al de Creloc, asociación francesa hermana, ha evitado que este ferrocarril cayera en el olvido.

Los problemas que no son problemas, y las posibilidades tras la reapertura

Desde la pasada edición de 2018 se han producido novedades al respecto de la reapertura. La Unión Europea decidió cofinanciar los estudios pendientes, junto a Aragón y Nueva Aquitania, así como los gobiernos del Estado español y Francia. Y las obras ya comenzadas hace pocos meses en la explanada de Arañones, de la estación nueva y de las marquesinas del edificio de la antigua Estación, solo pueden hacer pensar que, aunque tarde y a ritmo tranquilo, se avanza hacia la final total apertura de la línea. Una reapertura que supondrá un impulso económico y logístico para las localidades de todo el recorrido de la línea y, por tanto, un paso más en la vertebración del territorio.

En el documento elaborado con motivo del 25 aniversario de Crefco, en 2018, y titulado El Canfranc, la vía de la razón, la plataforma expone con detalle y acierto las posibilidades que se abrirán cuando llegue la reapertura. Además, teniendo en cuenta las mismas, se antoja incluso tarde esta reapertura, y sorprende todas las oportunidades tiradas a la basura por el retraso ahora ya irremediablemente.

En el documento explican que aunque públicamente nadie se ha opuesto nunca a la reapertura del Canfranc, hay detractores que “agitan desde hace años dudas sobre su viabilidad”. Dudas que plantean problemas que, o no son reales, o son fácilmente salvables. Según afirman, las fuertes rampas y los reducidos radios de algunas curvas en el tramo cerrado son perfectamente superables por la mayor parte de los trenes actuales, como han demostrado reiteradamente los estudios técnicos realizados y confirma su comparación con líneas similares existentes en Suiza y Austria, en las que los trenes de viajeros y mercancías superan rampas de 50 milésimas (5%) en vía normal, sin necesidad de usar sistemas de cremallera. “El gálibo de los túneles (B+), superior al de la mayor parte de la red ferroviaria francesa,permite el paso de todo tipo de vagones, incluidos los de la carretera rodante”.

En cuanto a las posibilidades, en el documento exponen que se abrirían tanto en tráfico de personas como de mercancías, siendo esta última la principal vocación de la línea. En cuanto al tráfico de personas, brindará la posibilidad de unir las redes de alta velocidad del Estado español con las francesas, siendo un ejemplo de posibilidades de crecimiento el creciente flujo de turistas que acuden al Pirineo, tanto en verano como en invierno.

En cuanto al tráfico de mercancías, hay muchas posibilidades de impacto positivo. Solamente hay que recordar la existencia en la cabecera aragonesa, Zaragoza, de la mayor plataforma logística de Europa, PLAZA, y de los “puertos secos” en Cogullada, Zuera y Luceni, conectados con los puertos del Mediterráneo y del Cantábrico. Asímismo,en el entorno de Zaragoza hay presentes una multitud de empresas internacionales exportadoras. Por último, en la parte frances, las extensas zonas del Béarn dedicadas al cultivo del maíz, orientadas desde hace años a la exportación hacia el Estado español. De hecho, todos los días desciende de Canfranc un tren con 700 Tm. de maíz, cereal que llega a la estación intermodal en camiones que deben circular por la RN-134 en el valle de Aspe.

10 julio, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR