Entrar en la fase de desescalada “no es volver a la normalidad”

La delegada del Gobierno español en Aragón, Pilar Alegría, ha pedido a las y los aragoneses "mayor compromiso y prudencia" en esta fase 1, advirtiendo que "no tenemos todavía tratamiento definitivo ni existe una vacuna, y por eso es tan importante que echemos mano de nuestra responsabilidad". Por su parte, Fernando Simón pide "no bajar la guardia" ni olvidar "tan rápido" lo vivido en las últimas semanas.

Ilustración de la ONU recordando el distanciamiento social.

Este lunes Aragón entró en la fase 1 de la desescalada: terrazas llenas con algunas aglomeraciones, incidentes, comercio a medio gas y mucha gente en la calle, fueron las principales imágenes que nos dejó la jornada.

Este martes, la delegada del Gobierno español en Aragón, Pilar Alegría, ha pedido a las y los aragoneses "mayor compromiso, prudencia y responsabilidad" en esta fase 1 del 'Plan de transición hacia una nueva normalidad'. Alegría ha recordado que "la fase 1 y el plan de desescalada no significa volver a la normalidad, significa que ahora, más que nunca, tenemos que echar mano de la responsabilidad individual de cada uno de nosotros".

Alegría ha explicado que "ciertas imágenes" de estos días son "inadmisibles", como lo ocurrido en una terraza del paseo Calanda de Zaragoza al que la Policía tuvo que acudir por una riña tumultuaria, y que dejó a una mujer herida con la nariz rota.

"No podemos permitirnos dar pasos atrás, y estos días vemos grupos de personas que no guardan la distancia ni llevan mascarilla", añade la delegada que explica que "el virus sigue existiendo y somos conscientes de que es necesario reactivar el pequeño comercio, la hostelería o la actividad económica de nuestro territorio, pero no podemos olvidar lo más importante, el cuidado de nuestra salud y de la que nos rodean".

"Llevamos semanas saliendo a las ocho de la tarde a aplaudir a nuestros sanitarios por ese ímprobo esfuerzo han hecho desde el primer día intentando salvar la vida a miles de ciudadanos y ciudadanas, sabemos que hay mucha gente todavía vulnerable al riesgo de contagio, y por ellas, por el personal sanitarias y las personas más vulnerables, seamos responsables y evitemos esas imágenes que estamos viendo", ha añadido la delegada.

Hasta este martes, la pandemia del COVID-19 ha provocado la muerte de 26.700 personas en el Estado español y 825 en Aragón. "No tenemos todavía tratamiento definitivo ni existe una vacuna, y por eso es tan importante que echemos mano de nuestra responsabilidad, es imprescindible el lavado de manos, la distancia individual y llevar mascarilla", añade Alegría.

Desde que se decretó el estado de alarma en Aragón las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han realizado 28.147 propuestas de sanción y se han producido 187 detenciones. "Está en juego nuestra salud, pero también la de aquellas personas que más queremos", ha concluido Alegría.

Simón pide "no bajar la guardia" ni olvidar "tan rápido" lo vivido en las últimas semanas

En la misma línea se ha expresado el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, que ha avisado de que todavía se siguen detectando nuevos casos, por lo que hay "riesgo de transmisión" y ha pedido "no bajar la guardia. La capacidad de diagnóstico precoz y la de notificar rápidamente los casos es fundamental".

En su comparecencia diaria, Simón ha destacado la importancia de mantener el distanciamiento social, especialmente en lugares cerrados como, por ejemplo, los transportes públicos, si bien ha insistido en que a nivel general cruzarse con una persona por la calle no supone un riesgo de infección.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias ha pedido a la población no olvidarse "tan rápido" de lo vivido en las últimas semanas y de los casi 27.000 muertos contabilizados ya en el Estado español.

"No podemos olvidar todo esto en una semana. Una cosa es que vayamos progresivamente de camino a la normalidad gracias a las medidas de transmisión tan restrictivas que hemos adoptado, pero no podemos olvidar todo tan rápido. Es necesario alargar todavía unas semanas más esa percepción de riesgo, porque una persona se puede contagiar pero puede hacer que otros fallezcan", ha alertado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies