El Supremo anula la sentencia del caso "Bateragune" que llevó a Otegi y Diez, entre otros, a prisión

La resolución llega después de la condena del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) al Estado español en 2018 por parcialidad de la jueza Ángela Murillo. "Se confirma que nuestro encarcelamiento fue una operación contra la paz en Euskal Herria", ha afirmado Otegi.

Otegi, Zabaleta, Jacinto, Rodríguez y Díez ya han cumplido la condena y están en libertad. Sin embargo, sobre ellos pesa una condena de inhabilitación. Foto: NAIZ

El Tribunal Supremo ha anulado la sentencia del caso "Bateragune" que impuso en 2012 penas de entre 6 años y 6 años y medio de prisión al actual líder EH Bildu, Arnaldo Otegi, y a otros dos acusados, tras la condena del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) al Estado español en 2018 por parcialidad de una jueza.

La Sala Segunda del Supremo estima así los recursos de revisión interpuestos por Arnaldo Otegi, Rafael Diez Usabiaga, Arkaitz Rodriguez Torres, Sonia Jacinto Garcia y Miren Zabaleta Tellería.

El fallo de Estrasburgo que dio la razón a Otegi por falta de imparcialidad de una magistrada de la Audiencia Nacional autoriza, a juicio del Supremo, la interposición del recurso de revisión y su estimación.

El alto tribunal consideró que en este caso se violó el artículo 6.1 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, que establece el derecho a ser juzgado por un tribunal independiente e imparcial. Así, condenó por unanimidad al Estado español por no atender la recusación por parcialidad que presentaron Arnaldo Otegi, Rafa Díez, Arkaitz Rodríguez, Miren Zabaleta y Sonia Jacinto en 2011 contra la jueza de la Audiencia Nacional, Ángela Murillo.

En concreto, alegaba que durante el juicio de marzo de 2010 por el homenaje al preso de ETA Jose Mari Sagardui Gatza, Murillo preguntó a Otegi si condenaba el terrorismo y, ante su negativa a responder, la magistrada afirmó: "Ya sabía yo que no me iba a contestar esa pregunta".

En su sentencia, el tribunal concluye que "el recelo de los demandantes (hacia Murillo) podía considerarse objetivamente justificado", teniendo en cuenta que el Tribunal Supremo obligó a repetir el juicio por el homenaje de Sagardui en febrero de 2011 con otro tribunal (Otegi fue finalmente absuelto). Murillo fue presidenta del tribunal en el juicio del caso "Bateragune" (junio de 2011), pese a las peticiones de recusación de la defensa.

Otegi, Diez, Rodriguez, Jacinto y Zabaleta fueron condenados a penas de entre seis años y seis años y medio de prisión. Cumplieron la condena hasta el último día a pesar de que nunca debieron ser encarcelados. Sobre Arnaldo Otegi pesaba también una condena de inhabilitación para cargo público.

Otegi: "Hoy es el día para recordar que no existe justicia independiente en el Estado español"

"Se confirma que nuestro encarcelamiento fue una operación contra la paz en Euskal Herria. Hoy es el día para recordar que no existe justicia independiente en el Estado español. Hoy es el día para recordar a los presos políticos vascos, exiliados y deportados y exigir su libertad", ha manifestado en su cuenta de Twitter el propio Otegi.

Por su parte, la candidata a lehendakari y parlamentaria de EH Bildu, Maddalen Iriarte, ha opinado que "la Justicia española queda retratada una vez más" con la anulación. "El mismo Tribunal Supremo que les condenó y les tuvo en la cárcel de forma injusta seis años y medio con el aval del Constitucional, además se permite tardar 20 meses en asumir la sentencia de Estrasburgo", ha comentado Iriarte en las redes sociales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies