El TC declara "inconstitucional" el primer estado de alarma

Tras una votación muy ajustada, de seis votos a favor y cinco en contra, el Tribunal Constitucional español ha declarado "inconstitucional" el confinamiento domiciliario de marzo de 2020 dentro del primer estado de alarma, tras el estallido de la pandemia de COVID-19. "Fue absolutamente imprescindible para salvar vidas", defiende el Gobierno español.

Tribunal Constitucional.

El alto tribunal estima parte del recurso interpuesto por el partido ultraderechista Vox contra el real decreto, y declara nula la limitación del desplazamiento de personas y vehículos que fijaba la norma, así como la capacidad del Ministerio de Sanidad para modificar y ampliar las medidas de contención en la actividad comercial.

La resolución del Tribunal Constitucional (TC) se sustenta en que para aplicar el estado de alarma había que aprobar primero el de excepción, algo que tenía que pasar por el Congreso y no ser validado posteriormente.

Tras varios plenos de deliberación, finalmente el voto de la vicepresidenta, Encarnación Roca, ha sido decisivo para inclinar la balanza a favor de los cinco magistrados, todos ellos del bloque conservador.

En concreto, el tribunal de garantías ha declarado inconstitucionales y nulos los puntos 1,3 y 5 del artículo 7 del decreto ley, relativos a la libertad de circulación de personas y vehículos en espacios y vías públicas.

"En todo lo demás", el TC ha acordado desestimar el recurso de inconstitucionalidad presentado por la formación ultraderechista. Tanto la sentencia como los previsibles votos particulares se conocerán en los próximos días.

Las primeras repercusiones de la decisión del TC se reflejarán en las más de 32.000 multas impuestas en Aragón durante el primer estado de alarma, que ahora quedan "en duda". Aquellas personas que fuesen sancionadas por incumplir el confinamiento domiciliario y aún no hayan pagado podrían recurrir.

El Gobierno español defiende que fue "absolutamente imprescindible para salvar vidas"

En una primera valoración, el Gobierno español ha mostrado su sorpresa por la decisión del Tribunal Constitucional y ha insistido en que el estado de alarma fue "absolutamente imprescindible para salvar vidas y conforme a la Constitución y a la ley orgánica del Estado de Alarma".

El Ejecutivo de Pedro Sánchez defiende que sin esta herramienta "no se hubiera llegado a tiempo de parar el virus y no hubiera sido posible mantener las medidas necesarias para detener su avance más allá de sesenta días".

También apunta que "estamos ante una decisión sin precedentes, puesto que todos los países de nuestro entorno han recurrido a formulas similares, dentro de sus respectivas legislaciones, para luchar contra la pandemia".


📌 Especial COVID-19 en AraInfo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies