'El skatepark no se toca': la nueva víctima de la excavadora de Azcón

La filtración en la prensa del Plan de Ordenación Urbana en el que el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Zaragoza señala esta instalación municipal entre los terrenos que se venderán para recaudar financiación para la remodelación de la Romareda, ha revolucionado a la comunidad skater

skatepark
Foto: Ayuntamiento de Zaragoza.

La excavadora de Azcón vuelve a la carga una vez más, la nueva víctima es el skatepark de Zaragoza, remodelado hace tan solo tres años y todavía sin terminar la segunda fase de su construcción.

El alcalde de la ciudad está teniendo graves problemas para cumplir con algunos de los compromisos que le hizo a sus votantes y a las élites zaragozanas, entre ellos se encuentra la búsqueda de financiación para la renovación del Estadio de la Romareda.

Para ello, el Gobierno de Zaragoza ya anunció que vendería parte del suelo público de la ciudad para ofrecérselo a la dirección del Real Zaragoza, lo que la ciudadanía no sabía era que entre sus planes se encontraba despojar a otros deportes de instalaciones y financiación para centralizarlo todo en un club cuyo currículum acumula listas de morosos por deudas de hasta 1,8 millones, la condena en firme de su consejero delegado, Luis Blanco, por el caso de las tarjetas black o la condena del expropietario Agapito Iglesias. La lista de actuaciones sospechosas de este club deportivo incluye incluso sanciones por tener en sus instalaciones vertederos ilegales.

Durante la legislatura pasada, Zaragoza en Común inició un proceso participativo junto con los y las usuarias del skatepark para renovarlo por completo después de décadas de dejadez institucional. La primera fase del proyecto finalizó en 2017 con la renovación de la parte izquierda de las instalaciones y la creación de una "skate bowl", uno de los espacios más esperados por los y las skaters de Zaragoza. Se trata de un gran cuenco excavado en el terreno, que consta de tres alturas para adaptarse al nivel de cada persona.

skatepark
Skatepark de Zaragoza. Foto: Ayuntamiento de Zaragoza.

La inversión municipal superó los 148.883 euros, de los que 120.068,62 corresponden a la redacción, dirección de obras y ejecución del propio proyecto y 28.814,38 euros a una actuación adicional para mejorar la iluminación. Una gran inversión que ahora Azcón quiere convertir en escombros. De hecho, ni siquiera está completado todo el proyecto, como ha explicado a AraInfo el Club de Skateboarding de Zaragoza, "cuando se hizo la primera fase por falta de presupuesto quedó pendiente una segunda fase entonces, lo que se hizo fue como la parte izquierda del skatepark y en la parte derecha se amontonaron los módulos antiguos para no dejar un espacio en hueco".

Según ha adelantado el club, con el cual se estaba trabajando para la redacción de la segunda fase, el proyecto de esta nueva etapa ya estaba concluido pero como ha ocurrido con otros muchos compromisos municipales, el nuevo Gobierno de PP, Ciudadanos y Vox ha dado carpetazo al asunto sin mediar palabra con las personas, asociaciones y clubes implicados.

Desde el Club de Skateboarding han confirmado que tras intentarlo durante meses y después de reunirse con Zaragoza en Común, Podemos y PSOE, la consejería de Deportes ha cedido y ha programado una reunión con el club para el 10 de marzo para abordar esta segunda fase.

Una reunión que llega tarde, sobre todo, después de que El Periódico de Aragón destapara las intenciones de acabar con el único espacio de Zaragoza dedicado a este deporte y a pesar de ser la instalación municipal gratuita más utilizada de la ciudad.

El youtuber y skater zaragozano, Sergio Lucea, ha recordado a AraInfo que la comunidad de este deporte se concentrará este sábado en las instalaciones del skatepark a las 11.00 horas para demostrar que "hay movimiento, no somos cuatro gatos. No nos pueden cerrar el espacio así como así". En relación al debate abierto sobre las concesiones que el Ayuntamiento de Zaragoza está haciendo para llevar a cabo las obras de la Romareda, Lucea ha pedido respeto para "todos los deportes pero mientras unos no se chafen a otros. Si hay que fastidiar un deporte para que otro salga a flote o lo que sea, eso no mola". Ya en 2017, el skater publicó un vídeo estrenando este espacio:

"Es muy nuevo y lo quieren derruir, con lo que nos ha costado tener este skatepark, desde los 90 y nos lo remodelaron hace tres años. Imagínate lo que nos costó de tiempo de estar detrás, las instalaciones estában anticuadas, lo conseguimos y ahora tres años después lo quieren tirar. No tiene ni pies ni cabeza", explica el skater.

Desde el Club de Skateboarding, advierten que las movilizaciones solo acaban de empezar y que "lo que queremos es que Víctor Serrano de Urbanismo y el propio alcalde, Jorge Azcón, digan públicamente que el skatepark no se toca. Una declaración pública que diga tanto el alcalde como el de urbanismo que esto ha sido un bulo, una filtración de la prensa, una fake new, pero el skatepark no se toca".

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies