El Sindicato de Inquilinas e Inquilinos considera que las ayudas COVID al alquiler no van al fondo del problema

Organizaciones de inquilinos e inquilinas de Aragón consideran que las ayudas COVID al alquiler solo sirven para mantener de una manera artificial las rentas de los propietarios, lo que mantiene la especulación de los precios

Imagen: Aragón sin desahucios.

El Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Zaragoza consideran un “fracaso” las ayudas COVID al alquiler en Aragón. Estas ayudas se publicaron el 7 de julio y están dedicadas a inquilinas e inquilinos que tienen dificultades para hacer frente a su alquiler a causa de la crisis económica a causa de la pandemia. Estas ayudas son similares a las que se publicaron el verano pasado, y que pese a ser necesarias ya señalamos en su día sus notables carencias.

El Sindicato recuerda que ya el año pasado estas ayudas al alquiler fueron un fracaso, y que esto fue reconocido tanto por Verónica Villagrasa, directora general de Vivienda, y José Luis Soro, consejero de Vivienda del Gobierno de Aragón. Este año, el Sindicato de Inquilinas denuncia que “lejos de corregir los errores, vemos que estos se repiten lo que, lamentablemente, hace prever que las consecuencias serán las mismas: que la gente que las necesita no pueda acceder a ellas por las trabas burocráticas que se imponen; mostrando de nuevo su limitada capacidad para aplicar políticas de vivienda útiles para las arrendatarias y arrendatarios”.

Desde el Sindicato de Inquilinas e Inquilinos de Zaragoza opina que este tipo de ayudas sirven para salvar “momentáneamente, y por unos pocos meses”, la gran dificultad que supone para muchas inquilinas e inquilinos hacer frente a los precios del alquiler actuales. “Estas ayudas no van al fondo del problema, y mantienen de manera artificial, asegurando las rentas a los propietarios, unos precios claramente inflados por la burbuja especulativa en el alquiler que sufrimos desde hace casi una década”.

Su propuesta pasa por la regulación de los precios del alquiler, medida que a corto plazo consideran más efectiva para atajar el problema de las familias ante el pago de la renta del alquiler. Además, haría que este tipo de ayudas fueran mucho menos necesarias. Por ello, exigen al Gobierno español que materialice la regulación del alquiler, cumpliendo así su propio acuerdo de gobierno. Al Gobierno de Aragón le piden que muestre voluntad por incorporar esa herramienta al territorio, así como que cumpla con la normativa ya vigente, "facilitando alternativa habitacional a las familias en vulnerabilidad que se enfrentan a un desahucio, para quienes estas ayudas no han sido suficientes o llegan demasiado tarde”.

Por último, la Coordinadora teme una “avalancha de desahucios” cuando finalice el verano, ante la que están viendo “total pasividad” por parte del Gobierno aragonés.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies