AraInfo  Mundo

El Sahara Occidental, el agujero negro de la información según Reporteros Sin Fronteras

La asociación de periodistas ha publicado su nuevo informe, titulado "Sáhara Occidental, un desierto para el periodismo". El nuevo periodismo saharaui, representado por Smara News o Équipe Média, se vale de las nuevas tecnologías y ha desarrollado complejos mecanismos para eludir la implacable persecución marroquí.
| 13 junio, 2019 07.06
El Sahara Occidental, el agujero negro de la información según Reporteros Sin Fronteras
Nazha El Khalidi, periodista saharaui.

Reporteros Sin Fronteras ha publicado su nuevo informe, titulado “Sáhara Occidental, un desierto para el periodismo”, el primer trabajo de investigación sobre la libertad de prensa en este territorio considerado “la última colonia de la África”. Abandonado por el Estado español en 1975, el Sáhara Occidental es ahora un conflicto olvidado en los medios de comunicación occidentales.

Disponible en español en la web de RSF España y en inglés en la web de RSF Internacional, el informe recopila por primera vez testimonios de periodistas saharauis sobre el terreno, así como reporteros especializados en el tema, antiguos corresponsales europeos en Marruecos y otras fuentes verificadas.

El documento señala a la responsabilidad de la prensa internacional, y en especial de los medios españoles y franceses, en el silencio que ha sepultado al Sáhara Occidental durante más de 40 años. Pero también a la principal razón: la persecución y constante represión de los reporteros Saharauis que intentan hacer periodismo alternativo al margen de la oficialidad marroquí, muchas veces condenados a desorbitadas penas de cárcel, así como la imposibilidad de que los periodistas extranjeros accedan al territorio.

Una deuda histórica

Ya nadie habla del Sáhara Occidental, es un asunto que en los medios de comunicación europeos solo se aborda desde un punto de vista humanitario, mientras que el conflicto lleva cuatro décadas sin resolverse. “Para hablar del Sáhara primero hay que informarse sobre el Sáhara, pero hoy en día es imposible, porque se persigue el periodismo local y se expulsa al extranjero. Este informe intenta, precisamente, romper esta espiral de silencio. Es una deuda histórica que queremos liquidar”, aseguran desde RSF.

Marruecos se sitúa en el puesto número 135 de los 180 países y territorios que analiza la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa de RSF. Esta pésima posición se debe en parte al control directo o diferido de los medios por parte de la familia real o a la mano de hierro con que se trata a los periodistas de territorios “molestos”, como el Rif o el Sáhara Occidental.

El reino alauita aprovecha los intereses económicos europeos y españoles para controlar también la información en el exterior. Para Pablo Ignacio de Dalmases, director del primer y único periódico del Sáhara Occidental, bajo administración española, “Marruecos maneja tres temas absolutamente estratégicos para España: la inmigración, la pesca y la presión en torno a Ceuta y Melilla” y, aunque califica de ‘desastrosa’ la gestión del conflicto que ha hecho España desde su retirada, “con esas tres herramientas de presión marroquíes lo tiene realmente difícil”.

“Mucho tiene que cambiar en el país vecino para que sus ciudadanos gocen de una verdadera libertad de prensa y los periodistas tengan garantizado que no serán perseguidos cuando informen de asuntos incómodos, como la realidad en el Sáhara Occidental”, señala Alfonso Armada, presidente de la sección española.

El Sahara en la agenda informativa

Para el periodista Saharaui afincado en España Salamu Hamudi, “La cuestión Saharaui estaba muy presente en la agenda mediática, gracias a lo cual incluso formaba parte de programas de partidos políticos, pero de un tiempo a esta parte, apenas aparece, y si lo hace, siempre es desde una perspectiva humanitaria”.

A pesar de que en el Sáhara Occidental no existe prensa libre, de que no hay periodistas reconocidos, de que para un saharaui es prácticamente imposible estudiar Periodismo y de que las posibilidades de acabar en la cárcel son altísimas, ha surgido una joven generación de periodistas independientes dispuestos a jugarse la piel para ofrecer información al mundo. El nuevo periodismo saharaui, representado por colectivos de reporteros activistas como Smara News o Équipe Média, se vale de las nuevas tecnologías y ha desarrollado complejos mecanismos para eludir la implacable persecución marroquí.

“Ante la ausencia de medios independientes en el Sáhara Occidental, varios activistas pro Derechos Humanos decidimos, en 2009, crear Equipe Média, con el objetivo de romper el bloqueo informativo que impone Marruecos, sirviéndonos de las redes sociales, con la intención de transformarnos en fuente de información para medios extranjeros y organizaciones en defensa de los derechos fundamentales”, explica Ahmed Ettanji, periodista, cofundador y presidente de Equipe Média.

No obstante, el informe señala que ejercer el periodismo en el Sáhara Occidental es un acto de heroísmo. A los periodistas les esperan arrestos, detenciones arbitrarias, acosos a sus familias, calumnias, difamaciones, malos tratos, torturas, constantes entradas y salidas de la cárcel y sentencias tan abultadas, como injustas.

Al final del informe, Reporteros Sin Fronteras pide a Marruecos que respete los derechos fundamentales en el Sáhara Occidental, entre ellos la libertad de expresión e información, que garantizan no solo el derecho de los periodistas saharauis a ejercer un periodismo libre, sino el derecho de la población saharauis a recibir una información plural y veraz.

13 junio, 2019

Autor/Autora


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR