Culturas

El Sahara Colour Rice recauda una tonelada de arroz en su novena edición

La ponencia de este año se centró en las dificultades para tener un censo sobre la ganadería de la zona, cómo las mantienen y la importancia de cuidar el estado de salud de las reses, claves para la subsistencia de las decenas de miles de personas del Sáhara Occidental
| 4 julio, 2019 13.07
El Sahara Colour Rice recauda una tonelada de arroz en su novena edición
Foto: Sahara Colour Rice.

Un año más, la recogida de arroz fue todo un éxito y se recaudó alrededor de una tonelada de arroz que se enviará a los campamentos de personas refugiadas saharauis gracias a los centenares de personas que se acercaron a Campo por esta gran causa.

Una solidaridad e implicación que no para de crecer cada año y que da más fuerza para seguir adelante con el objetivo de dar a conocer el sufrimiento del pueblo saharaui y ofrecer una yuda mediante el envío de comida y material escolar. Ahora, una vez acabada la novena edición, la organización se pone en marcha para preparar la décima “con las mismas ganas e ilusión de siempre”.

La jornada comenzó de la manera más refrescante posible para los y las más pequeñas con una bajada en barcas por el río Ésera que sirvió para combatir el sofocante calor que asoló Campo el pasado sábado. Tras el chapuzón, se dio paso a la sesión vermut y al ya tradicional concurso de tortillas, en las que se premió la creación más grande, original y popular con los votos de todo el público asistente.

El evento estuvo amenizado por el grupo Capitán Bombay, que contagió su espíritu alegre y desenfadado al público asistente. Después de una comida popular con paellas de carne y pescado, la jornada siguió con una de las novedades de este año, el escape room del Tesoro de Cálico Jack en el que los y las participantes, divididas en grupos de ocho personas, tuvieron que resolver enigmas y acertijos en menos de una hora.

Las actividades para los y las pequeñas no acabaron ahí, ya que también se llevaron a cabo juegos infantiles y un cuentacuentos. Sobre las 18.00 horas tuvo lugar el evento más importante del festival, las charla sobre la situación del Sáhara Occidental y su población a cargo de Alouda. La ponencia de este año se centró en las dificultades para tener un censo sobre la ganadería de la zona, cómo las mantienen y la importancia de cuidar el estado de salud de las reses, claves para la subsistencia de las decenas de miles de personas del Sáhara Occidental.

Una vez acabada la charla, el festival prosiguió con su parte más musical. El grupo de versiones Repaly Rock Band animó la sesión de tarde y actuó hasta que las food trucks tuvieron preparados sus exquisitos platos, que iban desde las pizzas artesanales, los falafeles vegetarianos y albóndigas con productos de la tierra. De la cena se pasó a los conciertos nocturnos, que arrancaron con el rock electrónico de New Day, herederos del mítico grupo Dover, cuyos registros levantaron aplausos entre los y las asistentes. Prosiguió con las rimas y el rap desenfrenado de Chocabeat, que más tarde cedió el testigo a Brotes Verdes con sus ritmos ska gamberros. El broche final corrió a cargo de Replica Live Set y Artech Djs, cuyos ritmos de techno mezclado con temas clásicos y electrónicos hicieron las delicias del público hasta altas horas de la noche. Además de todas estas actuaciones, el festival también contó con la presencia de la barbería Cravan, que se encargó de darle un nuevo look a todos los que quisieron.

Al día siguiente, tocó hacer limpieza, balance y recuento del arroz recaudado, que llegó a la tonelada y los lápices de colores. En los próximos días la organización empaquetará el material educativo y humanitario para mandarlo al Sáhara Occidental.

4 julio, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR