El nuevo telesilla de Cerler “Castanesa” ha sido utilizado solo 10 días en esta temporada de esquí

Transcurrida más de la mitad de la temporada de esquí, la PDMA denuncia la inversión de más de 13 millones de euros en la construcción del telesilla y las pistas de la ampliación de la estación de esquí de Cerler por el Valle de Castanesa

telesilla
Roca de Troc, base del Telesilla Castanesa y pista Nou Fons el 26 febrero de 2022. Foto: ARAMON.

Hasta el momento, se reduce a diez días los que se ha podido utilizar el nuevo telesilla de seis plazas, denominado "Castanesa". Remonte que se emplea para retornar a la estación de Cerler después de esquiar por una única pista que sólo ha podido ser practicable en este corto periodo de tiempo.

La pista clasificada de color azul, coincide en gran parte de su recorrido con el trazado del camino de servicio llamado C-52, lo que define un suave perfil sin interés deportivo alguno. No obstante, para este menguado rendimiento, algunos días el personal de la estación ha tenido que esforzarse en el transporte de nieve para rellenar la parte baja de la pista para poder llegar hasta la explanada de la roca de Troc, donde se ubica la estación base del telesilla.

Así lo denuncia la Plataforma en Defensa de la Montañas: “Ni siquiera el uso fraudulento de los cañones de fabricación de nieve artificial, han podido paliar esta deficiencia.

telesilla
Cañones de nieve funcionando el 28 de enero. Foto: ARAMON.

El proyecto en el que se basa esta ampliación, se establece, de forma terminante el sistema de captación, almacenamiento en balsas y sistemas de alimentación de dichos cañones, que es de obligado cumplimiento, como determina el Plan de Interés General de Aragón (PIGA) que soporta “legalmente” esta ampliación. A pesar de que ninguno de estos elementos ha sido construido, los cañones han estado funcionando durante varios días.

La PDMA asegura que “paradójicamente” esta pista recibe el nombre de Nou Fons, “el mismo nombre del conjunto de turberas afectadas y degradadas por su trazado”.

Desde la Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón había advertido en múltiples ocasiones de las malas condiciones de innivación de la pretendida ampliación así como de las dificultades de permanencia de la nieve en esta zona, a causa de la orientación y la configuración geográfica del valle.

“Así pues, nos encontramos ante una actuación avocada al fracaso en un corto periodo de tiempo, resultado de basar un proyecto en datos climáticos obsoletos y una Declaración de Impacto Ambiental de hace 12 años, fundamentada en estudios que comenzaron en 2004, hace 18 años”, explican desde la plataforma.

Las imágenes han sido tomadas de la página web oficial de la estación de Cerler, así lo atestiguan. Las predicciones del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) y el Observatorio Pirenaico del Cambio Climático (OPCC) sobre la disminución y consistencia de la capa de nieve en conjunto con el aumento de temperaturas, determinan una mala situación actual y un futuro muy desfavorable.

“Ante estas circunstancias, no se entiende la obstinación del Grupo ARAMÓN de seguir gastando fondos públicos en proyectos encaminados a un más que probable fracaso”, concluyen.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies