El Movimiento Estatal de Solidaridad con Cuba reclama a los medios y al "periodismo honesto" que "dejen de ser parte de la operación de injerencia" contra la Isla

Reclaman una información "más equilibrada" sobre Cuba y que "acerque al público, de una manera mínimamente balanceada, la realidad y los acontecimientos de aquel país". Y exigen que "dejen de silenciar la opinión de las miles de personas que, en este Estado español, apoyan la Revolución cubana", y que "levanten el veto informativo".

Foto: Ansa

El Movimiento Estatal de Solidaridad con Cuba (MESC), compuesto por 55 organizaciones -entre ellas la aragonesa Asociación Camilo Cienfuegos Cuba Aragón-, y la Federación de Asociaciones de Cubanos y Cubanas Residentes en el Estado español "José Martí" (FACRE) hacen un llamamiento a "los medios de comunicación" y al "periodismo honesto" para que "dejen de ser parte de la operación de injerencia contra Cuba".

Así, reclaman una información "más equilibrada" sobre Cuba y que "acerque al público, de una manera mínimamente balanceada, la realidad y los acontecimientos de aquel país". Por ello, exigen a los medios de comunicación que "dejen de silenciar la opinión de las miles de personas que, en este Estado español, apoyan la Revolución cubana, y que levanten el veto informativo al trabajo que llevan adelante decenas de colectivos de la emigración cubana patriótica y de la solidaridad con Cuba".

En un comunicado, afirman que "en el último mes, medios de comunicación, también algunos que se presentan como 'alternativos', están haciendo burda propaganda de una gigantesca operación de injerencia e intervención política en Cuba, dirigida desde los centros de poder de EEUU, encumbrando a algunos 'agentes de cambio' al servicio de la guerra de Washington contra La Habana".

En este sentido, mencionan dos nombres: Yunior García y Yotuel Romero. "Son los protagonistas –exclusivos, sin derecho alguno a la crítica o a la réplica- en noticias, reportajes, entrevistas, editoriales y shows televisivos", critican. "Un discurso informativo único ('régimen', 'dictadura', 'represión', 'censura') para un objetivo único: la demonización del gobierno cubano y la legitimación, a cualquier precio, de un cambio político en la Isla hacia una 'democracia de mercado' dócil a EEUU y la Unión Europea", añaden desde el MESC y FACRE.

La operación contra Cuba "parte de la asfixia absoluta de su economía, a través del corte, desde EEUU, de todas sus fuentes de ingresos y suministros", alertan. Y, en el escenario actual de desabastecimiento y graves carencias materiales, creadas por el bloqueo, las 243 últimas sanciones y los 20 meses sin turismo, "se desarrolla una brutal campaña comunicacional (en medios y redes sociales) para atizar el odio y culpabilizar, cínicamente, al gobierno cubano, de la situación".

"Los medios de comunicación tienen una alta responsabilidad en crear esta matriz de pensamiento único sobre la realidad cubana, pero también poseen la capacidad de reconducir el desequilibrio informativo, desde una posición de honestidad y ética periodística. En vez de dar lecciones de libertad de prensa a Cuba, que no aplican, deberían dar voz a quienes no la tienen, aportar otras perspectivas y opiniones, y publicar otros análisis libres de la dictadura editorial y mediática aplicada sobre el 'tema Cuba", subrayan.

El MESC y FACRE sostienen que los medios "tienen la posibilidad de entrevistar a cubanas y cubanos de la emigración que defiende la Revolución y que solo sienten rabia e indignación cuando los 'Patria y Vida' hacen oposición desde mansiones y limusinas y denigran su bandera. Y que sienten orgullo de pertenecer a un pequeño país del Sur que, aún pobre, cercado y bloqueado, es el primero que ha abierto sus escuelas con la población infantil vacunada contra la Covid-19, con vacunas creadas y fabricadas por sus empresas públicas". "Algo, por cierto, que ocurrió un 15 de noviembre, cuando los medios generaban cientos de contenidos informativos sobre una marcha opositora fantasma que no ocurrió salvo en las redes sociales. Porque solo fue un globo inflado con dinero", añaden.

Asimismo, a los "sectores del periodismo honesto y ético que aún subsisten en la estructura mercantilizada de los medios", les piden que "den el paso, que sean valientes, y exijan, en los medios donde trabajan, el rigor y el equilibrio informativo que tanta falta hace".

Por último, el MESC (prensamescuba@gmail.com) y FACRE (facrejosemarti@gmail.com), "sus decenas de organizaciones y sus cientos de militantes", se ponen a disposición de los medios de comunicación "a la espera de su atenta rectificación" para "aportar otras perspectivas y dar espacio a otras voces".

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies