El independentismo aragonés presente en el “Abante” convocado por EH Bildu

Una delegación de Puyalón de Cuchas participó en la manifestación de país promovida por EH Bildu en Bilbo el pasado sábado, junto a otras formaciones de izquierda de Asturies, Catalunya, Canarias, Galiza y País Valencià

independentismo aragonés
Foto; EH Bildu

La organización independentista aragonesa Puyalón de Cuchas asistió a esta movilización junto a socias y aliadas de otras fuerzas soberanistas, de Asturies (Andecha Astur), Catalunya (ERC y CUP), Canarias (Ahora Canarias), Galiza (BNG), País Valencià (ER-PV) y Balears (Més per Menorca, Més per Mallorca). “De esta forma, tras dos años complicados por la pandemia, se retomaron estrategias y análisis compartidos con otras organizaciones”, señalan.

Tras la exitosa manifestación del año pasado, la izquierda abertzale, convocaba una movilización bajo lemas como #Geldiezinak o #Abante, en alusiones marineras “a lo imparable o a construir una ola vasca que debe avanzar hacia la soberanía y el bienestar del conjunto de la sociedad”.

“En este sentido, nos sumamos, por compromiso internacionalista y por legitimar la lucha por los derechos plurinacionales en el Estado español. Otras políticas son posibles y desde Puyalón trabajamos en estas claves. Nuestra participación en Agora Republicas se ha ido concretando en diversas iniciativas a través de lo institucional (masificación de parques de energías renovables, pantano de Mularroya, despoblación, etc.)”, describen desde Puyalón.

Desde la organización soberanista aragonesa aseguran que “las crisis tienen responsables y son las élites económicas, da igual en Aragón, Euskal Herria o cualquier parte del mundo. No nos pueden engañar con su inevitabilidad, como si fuera una catástrofe natural. La humanidad se merece alternativas, seguiremos peleando la batalla ideológico-cultural al capitalismo. En las calles y en cualquier espacio”.

Llamamiento a sumarse a la gran ola vasca "a sentirse parte de algo que cambiará a mejor las vidas de todos y todas”

Fue Oskar Matute el encargado de realizar un llamamiento a participar en la manifestación del 12 de noviembre: “Hace un año, aquí mismo, os dije que íbamos a volver a reunirnos y a tomar las calles de Bilbao. Dicho y hecho. A pesar de que la emergencia sanitaria seguía vigente, adoptamos todas las medidas necesarias y realizamos la movilización más multitudinaria de las observadas en mucho tiempo. Aquí, por las Calles de Bilbao, reafirmamos nuestro compromiso de seguir trabajando en libertad y en igualdad hasta la República Vasca. Junto a todos vosotros, hasta en los tiempos más duros, demostramos ser imparables”.

“Pero, a pesar de haber dejado atrás una pandemia mundial, la situación actual no pinta mejor que entonces. La Guerra de Ucrania y la estrategia tomada en pro de una escalada armamentística, dejando totalmente de lado una solución dialogada y no violenta, no ha hecho ha hecho más que acrecentar las duras consecuencias socio-económicas de este conflicto. Y al final, una vez más , es la clase trabajadora la que acaba pagando los platos rotos. La que carga a sus espaldas el peso la ambición de unos pocos. Porque aquí, con el invierno a las puertas, cada vez son más las familias que tienen que elegir entre comer o calentarse, mientras en los bancos y en las grandes empresas descorchan el champan para celebrar unos beneficios récord, unos beneficios de más de 10.000 millones: Unos beneficios obscenos, conseguidos a costa de exprimir hasta la saciedad a los y las trabajadoras de este país”, enfatizaba Matute.

El diputado de EH Bildu añadía que “pero también, gracias a unas políticas que lejos de distribuir la riqueza o proteger a las personas más vulnerables, despliegan la alfombra roja para que los dueños de los grandes oligopólios llenen sus bolsillos mientras los nuestros están cada vez más vacíos. Pero es que además, nos dicen que no nos preocupemos. Que esto no es más que un fenómeno meteorológico. Una tormenta. Que pasará y que todo estará bien. Pues No. No lo está ni lo va a estar. No hasta que se tomen medidas tanto para paliar la crisis en la que estamos inmersos como para cambiar el rumbo de este país que cada vez se asemeja más a nuestro famoso tren de alta velocidad; el cual va de ningún sitio a ninguna parte. Hay que parar la guerra, hay que repartir la riqueza generada en este país y hay que seguir demandando más soberanía para seguir mejorando y creciendo como país. Euskal Herria necesita medidas estructurales que reviertan esta situación y creen un futuro real para todos los vascos y las vascas. Y Soberanía. Soberanía para poder tomar nuestras propias decisiones y decidir a donde queremos dirigir nuestros pasos”.

“Por eso, el próximo sábado, las gentes que conformamos la comunidad de EH Bildu nos veremos otra vez las caras, esta vez sin mascarillas, y nos miraremos a los ojos para corroborar lo que ya sabemos: que somos una comunidad activa, que no se resigna ni se rinde ante las injusticias, que amamos a nuestro pueblo y que luchamos por sus derechos y por su libertad. Mostraremos el orgullo de pertenecer a la comunidad de EH Bildu. Mostraremos nuestra capacidad de cambiar y mejorar las cosas, para que vascos y vascas puedan vivir mejor. Lo hacemos a diario en nuestros pueblos, en nuestros barrios, en las instituciones en las que gobernamos o trabajamos en la oposición, en los movimientos vecinales o sociales donde participamos… El sábado ese orgullo de pertenencia a una comunidad, esa lucha y pelea constante, ese saber hacer diario y las complicidades que ello requiere estarán presentes una vez más en las calles de Bilbo”.

Matute enfatizaba que “porque son muchos los vascos y vascas que ven como referente político de izquierda y progresista y profundamente democrática la alternativa que representa EH Bildu. A todas esas gentes que creen que es posible construir una Euskal Herria y un mundo mejor, más democrático, fundamentada en el diálogo, el respeto y la paz, en los derechos de las personas, en la democracia… A todas esas gentes les hacemos un llamamiento a sumarse a la gran ola vasca, a sentirse parte de algo que cambiará a mejor las vidas de todos y todas. Juntos y juntas lo conseguiremos. Juntos y juntas somos imparables”.

Unas 20.000 personas levantan la ola vasca convocada por EH Bildu en Bilbao

Según el recuento de NAIZ, EH Bildu movilizó este pasado sábado en Bilbao a unas 20.000 personas, en la manifestación convocada con el lema ¡Abante! Ola Vasca imparable. La coalición soberanista reivindica que ante la actual crisis hay alternativa.

La manifestación organizada por EH Bildu partió este sábado por la tarde de La Casilla en la "ola gigante vasca" con el objetivo de demostrar la capacidad de Euskal Herria para hacer frente a la crisis actual y revertir la realidad actual. Sobre la base de la "libertad e igualdad".

EH Bildu hizo una demostración de fuerza similar a la del año pasado y llenó por segunda vez las calles de Bilbao. Al igual que se hace cada enero en la gran manifestación a favor de los derechos de los presos vascos, la marcha partió de La Casilla y tomó rumbo al Ayuntamiento.

La pancarta fue portada por una amplia representación de la coalición soberanista, tanto miembros de la Mesa Política como candidatas de las diputaciones forales y de las capitales: Mertxe Aizpurua, Juan Karlos Izagirre, María del Río, Bakartxo Ruiz, Iker Casanova, Laura Aznal, Arnaldo Otegi, Maddalen Iriarte, Rocío Vitero, Unai Urruzuno, Joseba Asiron y Eva López de Arroyabe.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies