El Gobierno de Aragón pierde 25 demandas del personal fijo-discontinuo de las cocinas de los colegios

El sindicato CCOO está ganando el 100% de las demandas, con las que se está condenando al Ejecutivo aragonés a reconocer las cantidades adeudadas con un recargo del 10%

aragon alumalsa fiscalia
Ciudad de la Justicia de Zaragoza. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo).

La reforma laboral de 2021 ya reconoce que la antigüedad debe tenerse en cuenta desde la incorporación al puesto de trabajo, pero el Gobierno de Aragón no ha activado este reconocimiento para aquellas personas que, con antelación a marzo de 2022, han interpuesto demandas reclamando este derecho.

De esta forma, CCOO denuncia que la DGA está abonando las cantidades reclamadas con un 10% de intereses de demora, un dinero público que debería utilizarse en otras necesidades y no derrocharse de esta manera tan escandalosa.

Además, el Gobierno está forzando a que se utilicen recursos materiales y humanos, ya que las personas denunciantes tienen que personarse en el juzgado, que podrían ser prescindibles si se llegase a un acuerdo con las cantidades reclamadas.

El sindicato considera que se está discriminando a su plantilla de cocina obligándola a reclamar por vía judicial derechos reconocidos en la última reforma laboral y, además, que está priorizando la comida congelada en los comedores escolares frente a la calidad de los alimentos frescos preparados a diario por nuestro personal de cocina.

A día de hoy se han ganado ya más de 25 demandas, suponiendo un montante económico en intereses de demora que superan los 6.000 euros. Además, quedan pendientes más de 15 nuevas demandas, lo que podría generar alrededor de 7.500 euros en nuevos intereses, ya que son personas empleadas que llevan en este colectivo más de 20 años. “Un total de 13.500 euros de dinero público que se estaría abonando por la incompetencia de alguno de los responsables del Gobierno autonómico, incapaces de reconocer y negociar los derechos de las personas trabajadoras”, denuncian desde CCOO.

La sensación de CCOO tras años de lucha y reivindicación con este colectivo es “que el consejero Felipe Faci y algunos responsables de función pública quieren desmantelar el servicio público de los comedores escolares saturando a este personal con plantillas escasas y sin sustituciones”, aseguran desde la federación.

Guillermo Herráiz, secretario general de CCOO Enseñanza Aragón, se pregunta “¿Podría haber alguna razón oculta? Las empresas de catering se han postulado como unos grandes negocios sufragados con dinero público. De hecho, el servicio de monitoras y monitores está totalmente privatizado y parece que la pretensión es que también se llegue a ese punto con el personal profesional que elabora la comida in situ en los centros públicos, tal y como presionan a las plantillas. A ciertos políticos les importa muy poco el bienestar de los empleados públicos y todavía menos la calidad de la nutrición de nuestros pequeños en pleno crecimiento tal y como demuestran estos hechos”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies