El Gobierno de Aragón inicia el proceso de información pública del proyecto de desmantelación de Inquinosa

La directora general de Cambio Climático, Marta de Santos, ha dado a conocer el proyecto de derribo a los comités Institucional y Social del lindano. Este miércoles, el proyecto será presentado a las vecinos y vecinas de Samianigo. El coste de licitación es de 4,2 millones de euros y durante 40 días hábiles se podrán presentar alegaciones desde su publicación en el BOA.

Marta de Santos se reúne con los comités Institucional y Social del lindano. Foto: DGA

La Dirección General de Cambio Climático y Educación Ambiental ha iniciado el proceso de información pública dando a conocer a los comités Institucional y Social del lindano el proyecto de desmantelamiento de Inquinosa, a través de una reunión telemática. El proyecto será presentado este miércoles a las vecinos y vecinas de Samianigo, el próximo jueves será publicado en el BOA y durante 40 días hábiles se podrán presentar alegaciones.

En opinión de la directora general de Cambio Climático y Educación Ambiental, Marta de Santos, "se trata del proyecto más significativo después del traslado del vertedero de Bailín y supone un avance firme en la eliminación de los focos de peligro" junto al río Galligo. Además, considera que "el derribo de la antigua fábrica es la actuación más peliaguda actualmente, por lo que todas las medidas de seguridad han sido anticipadas, ensayadas y están muchas ya en activo". Asimismo, ha mostrado su compromiso de "seguir buscando financiación".

El coste de licitación es de 4,2 millones de euros, la duración prevista de los trabajos es de 352 días laborables y el volumen de escombros generados es de 1.217 m3, de los cuales 1.020 son no peligrosos, 180 m3 peligrosos por residuos de la fabricación de lindano y 17 m3 por amianto. La superficie de los edificios a demoler es de 0,3 hectáreas y su altura máxima se sitúa en los 20,25 metros.

Según ha explicado De Santos, en esta primera fase se eliminarán los edificios de producción y auxiliares de la antigua fábrica. La descontaminación de las soleras y suelo se abordará en una segunda fase. "Las actuaciones de desmantelamiento y derribo se ceñirán a los muros y cubiertas de los edificios y durante los años 2021 y 2022 se gestionarán, mediante incineración en Francia, las últimas 512 toneladas de residuos que quedaban y que fueron encapsulados en contenedores de polietileno con tapa en 2017. Este contrato de gestión ya ha sido licitado y se encuentra en propuesta de adjudicación".

La directora general de Cambio Climático ha añadido que el desmantelamiento y derribo se ha proyectado por etapas y "elemento a elemento", "combinando varias técnicas, que eviten la dispersión de contaminación y permitan la segregación de materiales para facilitar su control y clasificación y su tratamiento específico". En la fase previa, "se procederá a controlar las escorrentías e instalar una depuradora móvil para su tratamiento mediante decantación y paso por carbono activo. También se construirán las instalaciones de Seguridad y Salud de los trabajadores", ha dicho.

El desmantelamiento y derribo "propiamente dicho se iniciará con el granallado de las soleras interiores y su posterior aplicación de pintura impermeabilizante". El granallado es el bombardeo de partículas abrasivas a alta velocidad que al impactar con la superficie a tratar produce la remoción de los contaminantes de la superficie. De este modo, "se retiran fragmentos grandes", ha continuado De Santos. La granalladora se complementa "con un aspirador industrial con filtros de aire y un sistema de empaquetado y retirada en bolsas estancas, evitando el contacto directo por parte de los operarios y su dispersión en el ambiente".

Posteriormente "se aplicará una imprimación a los muros exteriores e interiores de una pintura que contiene oxido de titanio". Esta pintura se activa con 24 horas de focos con luz ultravioleta en las zonas no expuestas a la luz solar. "Con este sencillo tratamiento en seco se elimina del 25 al 30% de los residuos de la fabricación de lindano.  Durante el año 2019 ya se hicieron pruebas en la misma ruina industrial para determinar la concentración de óxido de titanio más eficiente", ha informado.

Para "facilitar el tratamiento posterior" se granallarán los enlucidos exteriores e interiores de los muros, "tanto de edificios auxiliares como de producción". "Una aspiradora industrial evitará su dispersión al medio y empaquetará el granulo resultante para luego almacenarlos en contenedores de polietileno con tapa de 600 litros de capacidad. Estos contenedores se acopiarán en un cobertizo en las instalaciones de Bailín para después aplicarles un tratamiento químico de oxidación con persulfato activado alcalinamente. Al material resultante, ya remediado, se le aplicará un tratamiento biológico para transformarlo en tierra vegetal para restauración en Bailín", ha continuado la directora general de Cambio Climático.

Una vez que la fábrica de bloque "esté desnuda de enlucidos", se procederá a su corte en fracciones de unos 40 cm por 40 cm con "sierra lanza" dotadas de aspiradores industriales. Estos trozos "se trasportarán a Bailín para allí proceder a su machaqueo en condiciones de nebulización. El material resultante se utilizará como esponjante en el tratamiento biológico de sedimentos contaminados".

Según ha explicado De Santos, el siguiente paso será "retirar la cubierta de fibrocemento en las condiciones y tratamiento preceptivo a este tipo de material con amianto. Se finalizará con la retirada de la estructura metálica y su traslado una instalación especializada en el tratamiento de chatarras contaminadas".

Por último, la directora general de Cambio Climático ha informado que "por seguridad, las distintas actuaciones se han definido en sí mismas como medidas correctoras de la dispersión" y "se han establecido unos valores de parada en función de cantidad de partículas en el aire". Durante el desmantelamiento y derribo "habrá seis GRIM para tener un control exhaustivo de la cantidad de partículas presentes en el aire", ha concluido.

Finalmente, De Santos ha apuntado que "debido a la singularidad del proyecto y al carácter simbólico del mismo, se ha creído conveniente realizar una exposición pública voluntaria, previamente a su remisión al INAGA". Para ello, el proyecto se publicará en el BOA y estará disponible en la página web www.stoplindano.es por un tiempo de 40 días hábiles (54 días naturales). Las alegaciones "se informarán por parte de la Dirección General de Cambio Climático y Educación Ambiental pudiendo constituir mejoras al proyecto". El 17 de diciembre se mantendrá una nueva reunión por video conferencia para solucionar dudas y preguntas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies