El Gobierno de Aragón dividido ante la candidatura de JJOO para 2030 en el Pirineo

Para CHA, uno de los socios de gobierno de la DGA, “este tipo de megaeventos olímpicos suponen un gran gasto de dinero público y provocan fuertes afecciones ambientales para apenas unas semanas de actividad”, por su parte el PCE Aragón señala “el despilfarro de dinero público cuando las necesidades sociales deben ser una prioridad”.

Castanesa
Maquinas en Castanesa. Foto: PDMA

La candidatura a los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030 es un excelente ejemplo de despotismo ilustrado, en el que las administraciones aragonesa, española, y catalana, han actualizado el ya dañino ‘Todo para el pueblo, pero sin el pueblo’ por un ‘Todo para el negocio, pero sin el pueblo’.

Las divisiones y desavenencias entre administraciones indican que este proyecto es empleado para azuzar las tensiones identitarias entre estas tres administraciones, arrastrando con ello a una peligrosa deriva de odio entre pueblos vecinos.

A los gobiernos de Lambán, Sánchez, y Aragonés, no les interesa el deporte, ni la ordenación del territorio, ni las necesidades de su ciudadanía, les interesa mantener viva la ensoñación de un desarrollo económico basado en la especulación urbanística y el desarrollismo, e incumpliendo sus compromisos con la Agenda 2030 y la lucha contra el cambio climático.

Parece también que las tres administraciones conocen perfectamente las escasas posibilidades reales de conseguir la nominación para los Juegos Olímpicos de Invierno de 2030, pero poco les importa mientras crean que con su propaganda obtendrán algún rédito electoral.

Más preocupante aún es que a pesar de ser una ‘cortina de humo’ para ocultar sus errores en la gestión sanitaria y económica de las recurrentes crisis del capitalismo, ya están malgastando el dinero público en destrozar algunos de los hábitats naturales más vulnerables de Aragón.

Mientras, la sociedad civil aragonesa se organiza para, una vez más, intentar paralizar un despropósito gubernamental que pagaremos no sólo nosotras, sino las generaciones futuras y el medio ambiente.

CHA muestra su posición de rechazo a la candidatura olímpica

Desde la formación aragonesista señalan que “la idea de la candidatura olímpica nació por causas ajenas al deporte, manteniendo una trayectoria de enfrentamiento, división y ninguneo a la parte aragonesa, por parte del Gobierno de España, que augura un pésimo futuro a cualquier intento de éxito en la concesión de los JJ.OO”.

Recuerdan que ya mostraron su rechazo a esta candidatura “de manera coherente con nuestra trayectoria política, desde el mismo momento en el que fue presentada públicamente”.

“Nuestros argumentos se basaban, y continúan haciéndolo, en que ahora, es prioritario ahondar en los principios políticos iniciados para dar una salida justa de la crisis económica, provocada por la pandemia covid y agravada por la guerra de Ucrania. Debemos tomar decisiones priorizando la inversión en el refuerzo del sistema de los servicios públicos esenciales, el sanitario, el educativo y el social. Además, deberíamos aprovechar hasta el último céntimo de los fondos europeos para avanzar hacia un nuevo modelo productivo, basado en la digitalización y en la sostenibilidad. Apoyándonos en la relocalización industrial y en el consumo de proximidad. Y todo en un contexto de cambio climático donde debemos ser exquisitos en todas nuestras decisiones con la protección del medio natural y de un entorno tan frágil como es el Pirineo aragonés”, afirma Joaquín Palacín, presidente de CHA.

“Una línea de acción política que ya habíamos comenzado a desarrollar, pero que no encaja con este tipo de megaeventos olímpicos, dado que suponen un gran gasto de dinero público y provocan además fuertes afecciones ambientales para apenas unas semanas de actividad”, explica Palacín.

“Las últimas decisiones del Gobierno de España nos refuerzan en nuestra idea inicial. Aragón necesita de otras políticas, de otras prioridades. Se merece más respeto institucional y requiere de decisiones públicas pensando en no dejar atrás a ninguna persona, de ningún lugar”, concluye Palacín.

Manifiesto del PCE en Aragón: No a los Juegos Olímpicos de Invierno 2030

[Comunicado íntegro] El proyecto de Juegos Olímpicos de Invierno vuelve a Aragón y desde Jaca 98 es la sexta vez que se plantea (1998, 2002, 2010, 2014, 2022 y ahora 2030). Todos ellos proyectos fallidos que nunca tuvieron en cuenta ni la crisis climática ni preservación del valor ambiental del Pirineo ni el desarrollo de un modelo económico sostenible que garantizara derechos y fijara población en el Pirineo. Todos estos proyectos tuvieron en común el enorme despilfarro de dinero público a pesar de los momentos de crisis en el que algunos de ellos se lanzaron, como fue la candidatura de 2022 en mitad de una crisis económica con millones de personas paradas y desahucios en la que se recortaban servicios públicos, pero al parecer sí que había dinero para organizar un evento de estas características.

Estos megaproyectos siempre se han justificado como motor de desarrollo económico del Pirineo pero lo cierto es que han obviado tanto las necesidades sociales de los habitantes de la montaña como del conjunto del pueblo aragonés, además del enorme impacto ambiental sobre el Pirineo, el mayor patrimonio natural de Aragón. Por ello, desde el Partido Comunista de España y la Juventud Comunista en Aragón nos oponemos una vez más a esta nueva candidatura de los Juegos Olímpicos del 2030.

En este caso hay que destacar como el Gobierno de Aragón ha destinado el 85% de los fondos europeos para industrialización (85 millones de euros) a financiar la ampliación de las estaciones de esquí. Se destruye la montaña a la vez que se desaprovechan fondos públicos para reindustrializar el territorio y generar opciones de trabajo estable para fijar población. Se supone que los fondos europeos deberían tener como criterio el desarrollo sostenible pero en este caso se destinan para destruir la montaña.

Desde el PCE y la Juventud Comunista consideramos que debemos abandonar las aspiraciones de Juegos Olímpicos en un momento donde los efectos del cambio climático son cada vez más que patentes y así lo podemos comprobar en el Pirineo. Esta temporada se ha llegado a recurrir a camiones para trasladar nieve a la estación de Formigal. Debemos recordar que ya en la actualidad las estaciones de esquí aragonesas no podrían subsistir sin la producción de nieve artificial que supone un enorme gasto de agua y energía. Vamos por tanto hacia la organización de unos juegos olímpicos basados en nieve artificial, lo que supone volver la cara y no querer admitir el impacto del calentamiento global y que cada vez en el Pirineo va a nevar menos.

El Gobierno de Aragón, con su Presidente Javier Lambán a la cabeza, sigue instalado en el negacionismo climático y, por ejemplo, ignoran el manifiesto que más de 180 científicos han firmado en contra de los Juegos Olímpicos de Invierno por “el impacto negativo y las pérdidas puede tener sobre las economías locales, los paisajes rurales y los ecosistemas del Pirineo”. A pesar de todo lo que hemos oído hablar de ciencia durante la pandemia, en este caso se subordina la evidencia científica ante el interés económico de quienes aspiran a obtener pingües beneficios con el macroevento.

Los JJOO apuestan por un modelo de desarrollo que aumenta la dependencia del Pirineo y sus gentes del turismo de la nieve estacional y precario, que no garantiza condiciones laborales dignas que permitan fijar población. Un modelo que promueve la especulación inmobiliaria e incrementa el coste de la vida convirtiendo nuestros valles en lugares de vacaciones donde resulta imposible construir un proyecto de vida estable para sus habitantes.

Nos oponemos también a los Juegos Olímpicos por el despilfarro de dinero público que supone cuando las necesidades sociales deben ser una prioridad. La única razón para realizar estos JJOO es el negocio de la especulación que favorece el negocio de la nieve.

Desde el PCE y la Juventud Comunista consideramos que debemos proteger el valor ambiental del Pirineo y defender el derecho a vivir en él de sus gentes con unas condiciones dignas, para nosotros está por encima del derecho al negocio de unos pocos. Por ello nos oponemos a los JJOO del 2030.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies