El curioso caso de la elefanta invisible: llega a Zaragoza en septiembre pero no aparece en los informes del Ayuntamiento de octubre

"No puede alegarse que el técnico, veterinario titulado, no apreciara un animal tan voluminoso y que fue el primero en llegar", advierten desde Amnistía Animal que añaden que tampoco "se menciona el estado de salud o alojamiento del resto de animales"

elefanta claridad
Foto: Amnistía Animal

El pasado septiembre, el Ayuntamiento de Zaragoza otorgó la licencia a un circo con animales, entre ellos la elefanta Dumba, contraviniendo su propia ordenanza municipal, basándose en un auto de medidas cautelares del juzgado.

Amnistía Animal ha trasladado que esta licencia se concedió a pesar de las numerosas irregularidades, empezando por el mismo día en el que comenzó su montaje el 27 de septiembre, pese a que la autorización para su montaje es de fecha 1 de octubre, y fecha de salida del escrito 7 de octubre.

La elefanta llegó el día 30 de septiembre sin haber comunicado al Servicio Provincial de Agricultura y Ganadería como es preceptivo para el control del núcleo zoológico. Y posteriormente el resto de animales.

"Las numerosas deficiencias de seguridad se fueron subsanando una tras otra, extintores, viales ocupados, limitación de aforos y graderío, piquetas de anclaje, etcétera", señalan desde Amnistía Animal que recuerdan que la elefanta no aparece en ninguno de los documentos.

La inspección sobre animales por parte del Instituto Municipal de la Salud Pública fue para la organización animalista "un puro simulacro" dado que en el informe solo aparece una lista de animales presentes más o menos domésticos: cuatro ponis, dos llamas, ocho caballos, un camello, cinco emés, un cebú y dos burros.

La elefanta no aparece ni en este escrito ni en la resolución del Ayuntamiento de Zaragoza del mismo día, 4 de octubre, que fue decisiva para autorizar el circo: "La actividad podrá llevarse a cabo exclusivamente con cuatro ponis, dos llamas, ocho caballos, un camello, cinco emes, un cebú y dos burros. En el momento en que tengan instalados el resto de los animales deberán comunicarlo al objeto de girar la correspondiente visita".

"No puede alegarse que el técnico, veterinario titulado, no apreciara un animal tan voluminoso y que fue el primero en llegar", advierten desde Amnistía Animal que añade, "no se menciona el estado de salud o alojamiento del resto de animales. Ni si cuenta con los permisos necesarios, inscripción como núcleo zoológico, personal capacitado para animales potencialmente peligrosos, controles sanitarios, etcétera. Todo ello competencia del Instituto Municipal de la Salud Pública. Y para colmo, el informe de un técnico que ni siquiera lleva el visto bueno de la directora del órgano del que depende".

La organización animalista recuerda que pese a que el ayuntamiento no autorizó la actuación de la elefanta, al día siguiente ya salía en el espectáculo y posaba con los y las clientes previo pago de 10 euros.

"Ahora la elefanta dejará la ciudad y a cambio nos traen leones y tigres que tampoco pueden actuar, ya que carecen de autorización. Y mientras tanto el ayuntamiento haciendo la vista gorda y el Departamento de Agricultura y Ganadería de la DGA abriendo expedientes y alargando el proceso a la espera de que se vaya el circo para pasar página", denuncian desde Amnistía Animal que exige la inmediata clausura del circo que estará en Zaragoza hasta el ocho de diciembre.

Autor/Autora

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies