Movimientos

El Chustizia d’Aragón recibe a representantes del Personal Investigador en Formación de Unizar

En la reunión se ha hecho especial énfasis en la aplicación del complemento por antigüedad y la indemnización por finalización del contrato, aplicables a todo contrato temporal como es el predoctoral. El colectivo se siente "injustamente" tratado en relación al resto de personal temporal no fijo de la Universidad de Zaragoza, a quien (tras perder numerosos juicios) sí se les aplica.
| 29 junio, 2019 07.06
El Chustizia d’Aragón recibe a representantes del Personal Investigador en Formación de Unizar
Foto: PIF

Este viernes el Chustizia d’Aragón, Ángel Dolado, ha recibido a un grupo de representantes del Personal Investigador en Formación (PIF) de la Universidad de Zaragoza. En dicha reunión, se han expuesto las principales reivindicaciones de este colectivo, que giran en torno a la aplicación estricta de la legalidad vigente y que han sido recibidas «con interés» por parte de la institución.

Estos investigadores e investigadoras, algunos de las cuales no son ni mileuristas, han superado un proceso selectivo muy competitivo para poder disfrutar de estos contratos predoctorales. Solo los mejores expedientes logran uno de ellos. «Además, las condiciones laborales, de estrés y exigencia son muy elevadas, lo que repercute de manera negativa en su salud», recuerdan.

Hay que añadir, como han manifestado al Chustizia d’Aragón, que «la Universidad de Zaragoza va a aplicar con bastante retraso el incremento salarial del 2,25% para el año 2019 correspondiente a todo empleado público y previsto en la legislación». Solo recientemente se ha comprometido a solicitar autorización a la DGA para poder pagar los incrementos retributivos del Estatuto aprobado en marzo (mes en el que ya debieron haberse hecho efectivas las subidas), y que suponen alcanzar los 1.200 euros en el tercer año de contrato, y casi 1.500 euros en el cuarto año (en 14 pagas).

En la reunión se ha hecho especial énfasis en la aplicación del complemento por antigüedad y la indemnización por finalización del contrato, aplicables a todo contrato temporal como es el predoctoral. El colectivo se siente «injustamente» tratado en relación al resto de personal temporal no fijo de la Universidad de Zaragoza, a quien (tras perder numerosos juicios) sí se les aplica.

Este colectivo de investigadores e investigadoras trabaja en variadas cuestiones científicas tales como la prevención y tratamiento de enfermedades, el diseño de nuevos instrumentos para la salud humana y animal, la creación de aplicaciones informáticas que mejoren nuestra calidad de vida o la protección de los derechos de toda la ciudadanía. El PIF representa el futuro de la Universidad pública y de la Ciencia en el Estado español y en territorio aragonés y, a pesar de ello, sus condiciones laborales son «bastante precarias», según denuncian.

29 junio, 2019

Autor/Autora


Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR