El Bosque Sonoro cierra de forma brillante su tercera edición: un buen antídoto contra la ola de calor

Muel y Mozota han sido, un año más, epicentro de la música indie. Durante tres días, 3.600 personas han acudido a El Bosque Sonoro, en una edición con más escenarios y por la que han pasado grandes nombres como Los Planetas, Zahara, Xoel López, Sen Senra, Kiko Veneno o Niño de Elche.

El Bosque Sonoro. Foto: © Javier Rosa

El festival El Bosque Sonoro de Mozota cerró este domingo su tercera edición con éxito de público y de formato, consolidándose, así como una de las citas imprescindibles del panorama musical en Aragón. Durante todo el fin de semana, como buen antídoto contra la ola de calor, han pasado por sus diferentes escenarios más de una veintena de artistas: Los Planetas, Zahara, Kiko Veneno, Xoel López, Sen Senra, Natalia Lacunza, El Columpio Asesino, El Niño de Elche, Triángulo de Amor Bizarro, Shego, Judeline, Vera Fauna, Compro Oro, Rufus T. Firefly Colectivo da Silva, Jimena Amarillo y Bigott, Rialto DJ, Sweet Drinkz, Facedownassup, Abraham Boba Dj.

Las 3.600 personas que han recorrido los diferentes escenarios durante los tres días de programación de El Bosque Sonoro han confirmado lo que el año pasado ya quedó claro: el formato del festival funciona y ha llegado para quedarse en un entorno rural a apenas 15 minutos de la capital aragonesa. La gran novedad de este año ha sido el aumento de escenarios, cinco en total, con el objetivo de dinamizar y expandir esta programación musical a los alrededores, la plaza del pueblo y también, la cascada de Muel, municipio vecino de Mozota. Un proyecto sostenible, preocupado por el cuidado al medioambiente que demuestra que desde un pueblo pequeño se pueden hacer cosas enormes.

El festival comenzó en el bosque el pasado viernes con mucha fuerza, la de cuatro de las bandas más importantes del indie estatal. Primero Rufus T. Firefly, para continuar con el Concierto Esencial de Los Planetas, un formato más tranquilo a dos voces y con un piano. La noche siguió con Triángulo de Amor Bizarro, El Columpio Asesino y terminó con la sesión de Abraham Boba DJ (León Benavente), y Rialto DJ.

El sábado, la programación continuó por la mañana en la Cascada de Muel con Shego, Compro Oro y Judeline, para luego trasladarse de nuevo al bosque y comenzar la tarde. Los primeros en subirse al escenario fueron Colectivo Da Silva, después Natalia Lacunza y Sen Senra. A medianoche llegó el nuevo espectáculo de Zahara, ‘La puta rave’ que hizo bailar a las personas asistentes hasta bien entrada la madrugada, cuando el sofocante calor empezó a dar algo de tregua. La noche terminó con la sesión de Facedown Ass Up hasta las 3.00 de la mañana.

El domingo comenzó en otro de los nuevos escenarios, la plaza de Mozota, con Neonato, Jimena Amarillo y Bigott. El broche final al festival se puso en el bosque de la mano de Vera Fauna y Kiko Veneno, a los que las personas asistentes tuvieron la suerte de disfrutar juntos durante dos canciones. A las 21.45 horas fue el turno de Niño de Elche en escenario de La Chopera, un lugar íntimo y mágico dentro del bosque. Este concierto, previsto inicialmente en la Iglesia de Mozota, tuvo que cambiar su ubicación tras la prohibición expresa del Arzobispado de Zaragoza. Esta tercera edición del festival se cerró con la actuación del galego Xoel López.

Para recargar fuerzas, las personas asistentes pudieron saborear la propuesta gastronómica del festival por lo tradicional y sostenible, huyendo de la comida rápida. Y es que el festival, en su propósito por visibilizar el entorno rural, apostó de nuevo por pequeños productores para su oferta gastronómica como Conservas Good Boy (Olhão, Portugal), Devas Gourmet (Escalonilla, Toledo), Tarro Verde (Ribatajada, Cuenca), La Azucena (Madrid), Cookplay (Bilbo), Sierra de las Villuercas (Deleitosa, Cáceres), Encantaran (Vielha,Valle de Arán) y El Juncal (Fitero, Nafarroa) y la aragonesa Laurel y Tomillo (Lagueruela).

El Bosque Sonoro surgió en plena pandemia con la intención de revitalizar el entorno desde una perspectiva sostenible con el medio ambiente, se ha convertido en una referencia para el sector cultural en el medio rural abriendo camino para otras propuestas culturales. Esta edición buscaba superar la excelente acogida que obtuvo el evento en años anteriores y mejorar su compromiso con el medio ambiente. Objetivo cumplido. Ya queda menos para la próxima edición.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies