#Catalunya  #JuicioProcés  Mundo

Diada 2019: el punto de partida de una nueva etapa hacia la independencia

'Objectiu independència', es el lema elegido por la ANC para la Diada de este año. Una Diada marcada, por segunda vez, por el encarcelamiento y exilio de dirigentes soberanistas -quienes han llamado a la "unidad"-, la inminente sentencia del juicio contra el procès y las divisiones del movimiento independentista que busca en este Onze de Setembre empoderarse de cara a la construcción de la República Catalana.
| 11 septiembre, 2019 07.09
Diada 2019: el punto de partida de una nueva etapa hacia la independencia
Imagen de la Diada del pasado año. Foto: Carles Fortuny (CC BY-NC 2.0)

Tras varias semanas de disputa estratégica entre JxCat y ERC sobre como organizar la respuesta a la sentencia del juicio contra el procès y tras algunas tensiones entre la ANC y los partidos en el Govern, este miércoles se celebra la Diada. Una nueva oportunidad para poner sobre la mesa la fuerza social y política del movimiento soberanista catalán, un movimiento que ha demostrado, sobre todo durante los últimos años, su capacidad de organización ante la deriva autoritaria del Gobierno español.

La Assemblea Nacional Catalana (ANC) -con el apoyo de la Associació de Municipis per la Independència (AMI) y Òmnium Cultural- vuelve a ser la entidad convocante de la principal movilización de la Diada, la manifestación “cívica, pacífica, transversal e inclusiva” que tendrá como escenario las calles de Barcelona, arrancando como ya viene siendo habitual a las 17.14 horas, y que este año lleva como lema “Objectiu independència”. Un lema que quizás sea repetitivo, pero que la ANC considera como necesario para poner sobre la mesa lo que verdaderamente une al soberanismo catalán.

Las tensiones entre los dos partidos mayoritarios del independentismo vienen por sus visiones distintas de vertebrar la respuesta a la sentencia. ERC defiende la convocatoria de elecciones y JxCat ahondar en la confrontación democrática con el Estado español. Por su parte, el president del Parlament de Catalunya, Roger Torrent (ERC), parece que camina por libre tras afirmar que su apuesta sería un “gobierno de concentración” en el que se integren En Comú Podem y la CUP. A este respecto, la CUP ya ha anunciado que lo descarta y el president Quim Torra respondió que lo que debería hacer es prepararse para desobedecer al TC e investir a Puigdemont como respuesta a la sentencia.

Así las cosas, de lo que no cabe duda es que en la mente de todo el movimiento independentista -social y político- están los nueve presos y presas que esperan la sentencia del Tribunal Supremo (TS). Una sentencia que producirá un nuevo terremoto político y que podría llegar en el mes de octubre, entre la Diada, un posible adelanto de las elecciones estatales el 10 de noviembre y en medio del segundo aniversario del referéndum del 1-O, según han filtrado varios medios citando a la agencia Europa Press.

Cabe recordar que los doce dirigentes independentistas procesados, nueve de ellos en prisión provisional desde hace casi 700 días (Jordi Cuixart, Jordi Sànchez, Oriol Junqueras y Joaquim Forn) y más de 500 (Carme Forcadell, Dolors Bassa, Raül Romeva, Josep Rull y Jordi Turull), se enfrentan a penas de entre 7 y 25 años de prisión por presuntos delitos de rebelión y malversación de caudales públicos.

De hecho, hay dos fechas más a tener en cuenta: el 14 de octubre cuándo el TJUE analizará la inmunidad de Oriol Junqueras como eurodiputado, en caso de que el tribunal europeo de la razón al dirigente de ERC, el TS tendría que excarcelarlo; y el 16 de octubre, Cuixart y Sànchez cumplirán dos años de prisión preventiva. Dos fechas que el Supremo querrá evitar dando a conocer la sentencia unos días antes.

Precisamente este lunes tuvo lugar la pomposa ceremonia de apertura del Año Judicial 2019 presidida por Felipe de Borbón. El monarca estuvo “arropado” por los magistrados -todos varones- y, como viene siendo habitual, por las principales autoridades del Estado español. Un acto que inevitablemente estuvo marcado por la sentencia y cuyo escenario fue el mismo en el que durante cuatro meses se ha llevado a cabo el juicio contra el procès.

Desde allí, la fiscal general del Estado, María José Segarra, lanzó una advertencia: “Todos tenemos la imperiosa obligación de acatar la sentencia que se dicte, sea cual sea el sentido de la misma”. Por su parte, el presidente en funciones del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Supremo, Carlos Lesmes, no dudó en felicitar al tribunal presidido por Manuel Marchena que redactará la sentencia por su “compromiso con la defensa de los valores del Estado de Derecho, proclamados por la Constitución”. Un aviso a navegantes.

Llegados a este punto, cabe destacar que cada día son más voces las que se alzan contra este “juicio al independentismo”. Las últimas han sido las de 52 diputados y diputadas franceses que han firmado un manifiesto en el que denuncian la “represión del Estado español” y las “medidas arbitrarias” que ejerce contra los líderes independentistas encarcelados y en el exilio. Los representantes franceses reclaman la liberación inmediata de las presas y presos políticos y defienden una solución democrática para Catalunya.

Entre todo este maremágnum, quizás haya pasado de puntillas por las grandes cabeceras estatales de comunicación una noticia importante. El juzgado de instrucción número 7 de Barcelona ha citado a declarar como investigados a ocho inspectores en jefe de la policía española por las actuaciones durante el 1-O. Se trata de ocho mandos que ejercieron de responsables de los operativos que intervinieron en veintisiete centros de Barcelona. Según informaba VilaWeb, Irídia, que forma parte de la acusación particular contra los agentes denunciados por la violencia desproporcionada el día del referéndum, definió esta decisión judicial de “un gran paso adelante en la depuración de las responsabilidades”.

“Un horizonte compartido para culminar el proceso de autodeterminación”

Volviendo a la gran manifestación de este miércoles, hasta la víspera había apuntadas más de 400.000 personas, según explicó la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie. También se han alquilado 1.200 autocares y se han vendido 240.000 camisetas. Unas cifras ligeramente inferiores a las del pasado año, cuándo se habían inscrito 440.000 personas y se habían reservado 1.500 autobuses.

No obstante, los ánimos para desbordar, una vez más, Barcelona están muy altos. “Cuando la sociedad civil movilizada, el Govern y la mayoría independentista en el Parlament caminamos juntas, somos capaces de llegar muy lejos”, manifestaban las entidades convocantes este martes en un último llamamiento a la participación masiva.

“Empoderar a la población y reafirmar la necesidad de un Estado propio”. Estas son las ideas fuerzas de la Diada 2019, según apuntaba el vicepresident de la ANC, Josep Cruanyes, en una entrevista en Gara. En este sentido, afirmaba: “Vemos la Diada como el punto de partida de una nueva etapa en que se reemprenda la iniciativa hacia la independencia y se busquen fórmulas para conseguirla”.

Marcel Mauri, vicepresident de Òmnium Cultural, remarcaba, en otra entrevista en Gara, que “la Diada tiene que ser la demostración de fuerza de una ciudadanía que, pese a la represión y a las diferencias entre las fuerzas soberanistas, está movilizada y apuesta decididamente por un horizonte compartido para culminar el proceso de autodeterminación”. La entidad presidida por Jordi Cuixart también convoca un acto, a las 11.00 horas en el paseo Lluís Companys de Barcelona, con el lema ‘Pels drets i les llibertats: absolució!’ (‘Por los derechos y las libertades: ¡absolución!’).

Entre los numerosos actos que se celebrarán con motivo de la Diada por todos los rincones del Principat, destacan las convocatorias de la Esquerra Independentista. A las 10.00 horas, Arran organiza el homenaje a Gustau Muñoz y la manifestación juvenil en Barcelona. Por la tarde, tras finalizar la movilización de la ANC, tendrá lugar la manifestación unitaria de la Esquerra Independentista (18.30 horas; Plaça Urquinaona). Además, hay convocatorias en Lleida (12.00 horas; La Paeria) y Reus (20.00 horas; Mercat Central).

Los actos de este Onze de Setembre comenzarán a primera hora de la mañana con las tradicionales ofrendas de instituciones, partidos y entidades diversas al monumento barcelonés de Rafael Casanova. Cs y PP han anunciado que, un año más, no acudirán.

En una editorial firmada por el director de VilaWeb, Vicent Partal, apunta: “Que nadie olvide que la Diada ha sido, desde 2012, la voz de la gente y que muchos 11 de septiembre han cambiado el rumbo del país, deshaciendo los planes elaborados en los despachos”.

Presos y exiliados piden unidad “mientras la represión continúe”

Foto: ANC (CC BY-NC 2.0)

Ante este panorama, las y los dirigentes independentistas encarcelados y exiliados han apelado a la unidad y a la participación en la Diada “como antesala” de la respuesta a la sentencia del juicio. Lo hacen en un artículo conjunto firmado por las y los nueve que están en prisión a la espera de sentencia y de los dirigentes que se encuentran en el exilio: Anna Gabriel, Clara Ponsatí, Lluís Puig, Carles Puigdemont, Marta Rovira, Toni Comín y Meritxell Serret.

En el texto, las y los líderes independentistas hacen un llamamiento a la sociedad catalana a “protagonizar una movilización excepcional” antes de la sentencia del Supremo y “mientras la represión contra los derechos humanos, civiles y políticos continua”, denuncian. Se muestran convencidos de que la manifestación de este 11 de septiembre será “un clamor de persistencia y confianza en el futuro”. “No dejaremos que nos quiten la ilusión de hacer el país que queremos”, apuntan.

Además, recuerdan que las manifestaciones de la Diada han sido un ejemplo de que desde la unidad, “respetando las diferencias y los matices de cada uno”, han sido capaces de “crecer y de internacionalizar la causa colectiva por la autodeterminación”. “Contra la frustración, hay que volver a la serenidad, generosidad, madurez y determinación del 1-O”, reclaman los dirigentes independentistas que piden “conjurarse” para convertir el 11S “en un nuevo hito indiscutible de la voluntad democrática del pueblo de Catalunya”.

En su artículo, aseguran que “el éxito de la Diada será la mejor antesala de la respuesta ante la sentencia del Tribunal Supremo, la mejor oportunidad para escenificar la fuerza y el potencial del movimiento soberanista, de decir alto y claro que la única sentencia justa es la absolución de todos los encausados por diferentes tribunales”. En este sentido, critican que tanto los gobiernos de Mariano Rajoy (PP) como de Pedro Sánchez (PSOE) rechazan “un diálogo constructivo y sin condiciones” y “una resolución política a un problema político”.

Sostienen que se ha producido un “retroceso democrático” que, a su juicio, “va más allá del independentismo y afecta a toda la ciudadanía”, por lo que llaman “a todos los demócratas” a unirse a su defensa de “derechos y libertades”. Por todas estas razones, piden que en esta Diada las y los independentistas llenen Barcelona “de dignidad democrática y libertad, sin ningún miedo a seguir defendiendo la independencia y la República Catalana”.

Anna Gabriel: “Ni el exilio, ni la prisión, ni la represión nos hacen renunciar al sueño”

La exdiputada de la CUP, actualmente en el exilio en Ginebra, ha difundido una carta fechada a 10 de septiembre, en la que sostiene que “ni el exilio, ni la prisión, ni la represión nos hacen renunciar al sueño ni que dejemos de trabajar para hacerlo realidad”.

“Y esto quiere decir superar todos los obstáculos; los que nos pone un estado fuerte y vengativo que utiliza la represión, la inteligencia y todo el poder a su alcance; pero también quiere decir soportar el peso de la indiferencia: la indiferencia hacia el dolor, que a veces se expresa con el cinismo de la sonrisa de quien acaba apuntalando el régimen haciéndonos creer que lo combate”, añade.

En su carta, Gabriel agradece “a las que, en un tiempo en que parece gobernar el desconcierto, la desconfianza, y el chasco, continuáis dispuestas a plantaros de nuevo contra las injusticias, proponer alternativas, y discutir grandes planes de futuro”. En este sentido, escribe que “hemos aprendido que no hay recetas mágicas, y hemos tenido que deshacer algún camino. Pero nos queda la opción de no renunciar al sueño. Y de hacerlo realidad”.

Marta Vilalta: “Una oportunidad para superar la dinámica autodestructiva”

Por su parte, la portavoz de Esquerra Republicana, Marta Vilalta, ha animado la ciudadanía a participar en la Diada de este año para “evidenciar la fuerza y el músculo del movimiento independentista” y hacer que sea, nuevamente, “un éxito masivo y cívico”.

También ha señalado que el 11 de septiembre será “una oportunidad para superar la dinámica autodestructiva” que se ha visto últimamente dentro del independentismo: “No compartimos la dinámica de atacarnos; queremos encontrar consensos y reconstruir la unidad estratégica”.

Torra: “Nos toca recuperar la confianza de la solidaridad republicana”

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha señalado para el 25 y 26 de septiembre el juicio contra el president de la Generalitat, Quim Torra, al que se acusa de un presunto delito de desobediencia por no retirar los lazos amarillos en campaña.

Torra, que recusará al presidente del TSJC por su “flagrante falta de imparcialidad”, ha abierto la puerta a la posibilidad de no comparecer ante el TSJC al asegurar que “no ir sería poner de manifiesto que te has de plantar, cuando hablamos de confrontación democrática de qué hablamos, de que nos plantamos ante un Estado autoritario y represivo”. El president se enfrenta a un año y ocho meses de inhabilitación y una multa de 30.000 euros.

Asimismo, Torra ha hecho un llamamiento a la unidad del soberanismo y a fortalecer las instituciones ante de la sentencia del juicio contra el procès “para recuperar la iniciativa marcando un horizonte claro”. “Nos toca volver al camino de la unidad, de la generosidad, de tomar la iniciativa, de recuperar la confianza de la solidaridad republicana, de ser constructivos y volver a explicar las ventajas de la libertad”, añadió.

Más juicios contra el independentismo

Pero los juicios contra el independentismo no terminarán ni con la sentencia del Supremo ni con Torra. En el TSJC se instruye además la causa contra los exmiembros de la Mesa del Parlament Lluís Corominas, Lluís Guinó, Anna Isabel Simó, Ramona Barrufet Santacana y Joan Josep Nuet, y la exdiputada de la CUP Mireia Boya, en la causa del 1-O a los que la Fiscalía atribuye un delito de desobediencia.

El TSJC investiga en otra causa a Josep María Jové, actual diputado de ERC, por la organización del 1-O. El que fuera secretario general de Vicepresidencia del Govern en 2017, y el entonces exsecretario de Hacienda Lluís Salvadó fueron detenidos por orden del juez de Barcelona en el marco de la operación de la Guardia Civil durante el registro de la sede de Economía el 20 de septiembre de 2017. El Tribunal debe decidir ahora si juzga también a Salvadó.

Además, a partir del 20 de enero de 2020 comenzará en la Audiencia Nacional otro juicio contra la cúpula policial y política de los Mossos d’Esquadra. El mayor Josep Lluís Trapero, el exdirector de la policía catalana Pere Soler, el exsecretario general de Interior de la Generalitat César Puig y la intendente Teresa Laplana se sentarán en el banquillo acusados de un presunto delito de rebelión en el caso de los tres primeros y por sedición en el caso de la segunda.

11 septiembre, 2019

Autor/Autora

Redactor, editor, funciones de coordinación y administración. Integrante del Consello d’AraInfo y uno de los cofundadores. @igoiz17


Vimeo
Ocurrió un error. Comprueba que el id 1756922 corresponde a un 0 y que existe.
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR