Denuncian la falta de EPIs para el alumnado de FP en prácticas de emergencias sanitarias

A unos meses del comienzo de las prácticas de Formación Profesional en empresas, desde CGT denuncian que será el propio alumnado el que se tendrá que hacer cargo de la compra de Equipos de Protección Individual. "Así lo han indicado tanto fuentes de Acciona, la empresa subcontratada responsable de estas prácticas, como del Departamento de Educación de Aragón", aseveran.  

alumnado
Mascarilla KN95. Foto: CC BY 2.0.

Tal y como denuncia el sindicato de Enseñanza CGT, el alumnado de Grado Medio de FP de Emergencias Sanitarias va a tener que sufragar el costo de su propio material de protección como son las mascarillas FPP2 (EPI o Equipos de Protección Individual) mientras se encuentre realizando las prácticas de formación en centros laborales. Hasta ahora, era el centro o entidad sanitaria en el que se hacían las prácticas quien proporcionaba el mismo material que al resto de sanitarios y sanitarias.

La organización sindical considera que “no hay que olvidar que aquellas personas en prácticas en centros laborales están aprendiendo a la vez que desempeñan un trabajo, por lo que en este caso tienen el mismo derecho a protegerse que el resto del personal sanitario”.

Calculan en unos 150 euros el gasto medio para afrontar las prácticas, por lo que según declaran, “que sea el alumnado el que desembolse su dinero personal es extremadamente discriminatorio si se tiene en cuenta además que no obtienen ningún tipo de retribución económica y que no todas las personas disponen del mismo nivel económico para afrontar este gasto, de ninguna forma se puede incumplir la Ley de Prevención de Riesgos Laborales”.

Las prácticas de Emergencias Sanitarias se realizan en ambulancias, por lo que CGT señala el "momento crítico" que se vive en plena pandemia y la "falta de responsabilidad" tanto del Departamento de Educación como de la subcontrata Acciona, “dado que son entidades que se pasan una a otra la pelota poniendo en riesgo no solo la salud del personal en prácticas, sino del resto de trabajadores y pacientes”.  Añaden que, “no parece lógico que a médicos y enfermeras en prácticas se les hiciese pagar de su bolsillo el material, al igual que un trabajador o persona en prácticas en una fábrica tuviese que pagar su propio casco”.

Desde CGT recuerdan que tanto el Gobierno de Aragón como en la recién aprobada Ley Celaá hacen hincapié en fortalecer la Formación Profesional y declaran que “cuando hablamos de inversión de recursos es cuando aparecen las trabas”. Inciden en la necesidad de garantizar una escuela pública de calidad basada en la igualdad de oportunidades, sin que los recursos económicos del alumnado y sus familias supongan una traba. Por último, han exigido una respuesta por escrito a las personas responsables del Departamento de Educación de Aragón.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies