Comparsa de Gigantes y Cabezudos de La Puebla: “Recordamos el pasado y miramos el presente. Recordamos también la heterogeneidad y la multiculturalidad”

La comparsa de Gigantes y Cabezudos de La Puebla de Híjar/Íxar fue creada en 2013. Desde entonces ha tenido mucha actividad en la localidad y en el territorio aragonés, siendo un entretenimiento para toda la familia.

Comparsa
Comparsa de Gigantes y cabezudos. Foto: Comparsa de gigantes y cabezudos.

Nos atienden Concha Breto y Mario Gros en representación de todo el grupo. Dialogamos acerca de la gestación del proyecto, de su historia y del impacto que ha tenido en la localidad turolense en su aspecto lúdico y de generación de tradiciones.

Lleváis ya unos 6 años desde la creación de la comparsa de gigantes y cabezudos ¿Cómo surge la ahora ya instalada tradición?, ¿Cuál ha sido la cronología hasta estas fiestas que los gigantes han sido pregoneros de La Puebla de Híjar/Íxar?

Concha: Desde el año 2003 existe el grupo de dulzaineros Azofra, que acompaña diferentes momentos festivos de La Puebla. Dentro del grupo pensamos en la posibilidad de construir unos gigantes como aliciente para tocar más; eso a nivel colectivo. Y luego, individualmente, pues tanto a Mario [su pareja] como a mí nos gustan muchos los gigantes. Hemos seguido de cerca la Asociación de Porteadores, Músicos y Amigos de los Gigantes de Aragón (APOMAGA) desde sus inicios en 1992. Esa fue la semilla. En las carrozas de las fiestas de agosto del 2011 vimos los cabezudos que había construido Carlos Tomás, el padre de Raúl, para sus nietos y pensamos que con su ayuda podríamos hacer unos gigantes.

Mario: Tras esta primera idea empezamos a dibujar e investigar. Primero había que elegir los personajes. Hablamos con bastantes personas, entre ellas las historiadoras Carmen y Marisa Gimeno, y nos gustó la idea de que representaran a dos moriscos. Justo se acababa de cumplir el 400 aniversario de la expulsión y era una especie de reconocimiento tardío de la importancia que tuvieron en la zona, en el trazado urbano, en la construcción de las acequias… Muchísimo de lo que somos viene de aquella época.

Elegimos personajes que estuvieran vinculados al agua: un zabacequias y una lavandera. Los nombres los tomamos de un fogaje de 1495. También nos pusimos en contacto con Israel Lasmarías que es un experto en indumentaria morisca. Esto sería a finales de 2011.

A la vez aprovechamos los encuentros de gigantes para hablar con diferentes comparsas que nos enseñaron como eran los gigantes por dentro y tomamos medidas. Preparamos unos planos, los presentamos al ayuntamiento de La Puebla y nos dijeron que contásemos con su colaboración. Ellos se encargaron de hablar con la empresa Alucaspe de La Puebla. Un año después, en marzo de 2013 teníamos las dos estructuras, lo hicieron gratis. Eso nos animó, fuimos trabajando a base de ensayo y error, probando con diferentes materiales para hacer los cuerpos y las cabezas. Hacía el mes de junio pisamos el acelerador para tratar de acabar los gigantes para las fiestas de agosto. El artista poblano Fernando Crespo se encargó de hacer modelar y pintar las caras y los detalles más delicados.

La ropa de los gigantes es fundamental para su caracterización. Contamos con la colaboraron de varias modistas para hacer los trajes: Pili Sierra, Araceli Herrero (madre de Mario), Mari Carmen Barquín y su madre.

Como veis en la elaboración de los gigantes intervinimos un equipo muy variado de gente. Toda la financiación se pudo hacer a través de un bingo extraordinario organizado por Interpeñas.

Comparsa
Los gigantes en La Plaza España en La Puebla de Híjar/Íxar. Foto: Pablo Ibáñez.

Es significativo que en el escudo de La Puebla haya una media luna, ¿es por algo en especial Aisha y Farax?

Mario: Simbolizan los moriscos y también esos oficios relacionados con el agua. “Zabacequia” es una palabra árabe que significa “guardián de las acequias”. El entramado de acequias es lo que da sentido al asentamiento en un terreno de señorío del Duque de Híjar de trabajadores del campo. La parte del Chariff es una zona de la época relacionada con el agua que incluye el abrevadero, el lavadero y las acequias; el agua tiene un significado muy singular para los pobladores moriscos de nuestra localidad.

En el fogaje (una especie de censo) de 1495 encontramos los nombres de los pobladores de la época. Nos decidimos por Farax para el gigante zabacequias por su fuerza y musicalidad. A la hora de elegir nombre para la giganta encontramos que en ese documento sólo aparecían nombres de hombres. Para ella encontramos la inspiración en un romance de la época incluido en el Cancionero de Palacio “Las tres morillas”: “Tres morillas me enamoran en Jaén, Aisha, Fátima y Mariem….”

Concha: Los gigantillos Muça y Zafán llegaron un año después. Jon Tomás, hijo de Ana y Raúl, dos componentes de la comparsa, quería construir un mago. Y a la vez, Ángeles, la madre de Jordi García, otro componente de la comparsa, quiso hacer al hijo de Aisha y Farax para su nieto Jorge. Los dos asistían a las clases semanales del artista Fernando Crespo y con su ayuda elaboraron las cabezas. Las estructuras de madera las construyeron las familias en el garaje de Ana y Raúl, al igual que los gigantes grandes. Ambas figuras se presentaron en las Jornadas Culturales de diciembre de 2014.

Mario: Mientras se presentaban los gigantillos yo me encontraba en la ciudad de León (Nicaragua) en un viaje de cooperación con la ONG Hermanamiento León (Nicaragua) – Zaragoza (España). Allí hay una gran tradición de gigantonas. Visitamos la Asociación de Gigantonas “Viva León Jodido” y preguntamos si podíamos conseguir una. Y así vino Paquita, una auténtica gigantona nicaragüense que en esos momentos tenía 18 años de recorrido por las calles de León y que ahora baila por muchos lugares de Aragón. Llegó su cabeza tallada en madera y su vestido en una maleta y aquí le construimos un nuevo cuerpo al estilo nicaragüense. En 2015 se presentó en nuestras tierras, en febrero en Zaragoza y el 11 de abril en La Puebla coincidiendo con la entrega del bastón como organizadores del XV Encuentro de Gigantes de Aragón. En este encuentro, celebrado en mayo, participaron veinte comparsas con más de 80 figuras. Fue un acontecimiento tremendo para el pueblo. Allí estábamos con nuestros gigantes Aisha y Farax, gigantillos Muça y Zafán, y gigantona Paquita.

Concha: En 2017, en un nuevo viaje a Nicaragua como cooperantes, esta vez toda la familia Gros-Breto, trajimos al Enano Cabezón. Es una figura parecida a un cabezudo, hecha con una cesta de caña que siempre acompaña a las gigantonas. Desde entonces 6 figuras conforman la Comparsa de Gigantes de La Puebla de Híjar. Seis figuras que recuerdan el pasado y que también pone en valor la multiculturalidad y heterogeneidad de nuestro presente.

¿Qué actividades desarrolláis? ¿Hacéis muchos viajes?

Mario: La comparsa ha viajado por múltiples lugares de Aragón. En el mundo gigantero está muy extendida la costumbre de visitarse entre amigos. Nos han visitado entre otras, las Comparsas de Híjar, Belchite, Valdealgorfa, Alcorisa, Mas de las Matas… Nosotros también hemos viajado a todas estas localidades y a otras, siguiendo esta interesante costumbre de intercambio. En estos años hemos realizado un montón de salidas, tanto en fiestas de nuestra localidad como en encuentros en otros lugares.

¿Cómo vivió que el grupo fueran pregoneros en 2018? ¿Veis que haya repercutido en el imaginario del pueblo?

Concha: Desde que se presentaron Aisha y Farax en 2013 hemos observado que en los dibujos realizados por los niños para las fiestas siempre están presentes los gigantes. Igualmente en las portadas de los programas de fiestas siempre aparecen al menos las dos figuras grandes. Son por tanto parte del imaginario festivo poblano.

La noticia de ser pregoneros en el 2018, cinco años después del inicio de la comparsa, fue una gran alegría. Es un reconocimiento compartido. Nos parece muy interesante lo que hacen aquí en el pueblo desde hace unos años, nombrar pregoneros a grupos, organizaciones, colectivos… Es una manera de valorar el trabajo en equipo. Todos los componentes de la Comparsa lo hemos vivido con mucha alegría. Queríamos que el acto tuviera ese componente festivo, colectivo, musical y teatral; por eso hicimos un pregón teatralizado entre los gigantes Aisha y Farax, y al final realizaron todas las figuras un baile.

Y aparte de los gigantes y cabezudos también hay un fuerte componente tradicional aragonés en el acompañamiento musical.

Mario: La dulzaina es el instrumento tradicional de esta comarca. Hubo dulzaineros muy afamados en esta zona en Albalate, Urrea e Híjar. En La Puebla hasta los años 50 era habitual la presencia de dulzaineros, especialmente en las fiestas de invierno para San Fabián y San Sebastián.

Hace ya casi 20 años comenzó un pequeño grupo de poblanos a organizarse para aprender con clases y crearon el grupo de dulzaineros Azofra, con repertorio de todo Aragón y particularmente del Bajo Martín. Entre otros actos, se encargan de acompañar las salidas de los gigantes. El grupo es muy flexible, a veces podemos estar doce músicos y en otras ocasiones cuatro. Contamos con la colaboración de amigos de fuera de la localidad que vienen a visitarnos y se incorporan al grupo. Se trata de crear un espacio festivo donde los gigantes bailen y todos lo pasemos bien. Tenemos la suerte de contar con el gran percusionista José Manuel Sierra que nos ayuda muchísimo. En la actualidad hay un curso de dulzaina con nuevos alumnos que empezó a hace unos meses.

Concha: Desde que pertenecemos a la comparsa de gigantes las fiestas han cambiado para nosotros. Ahora vivimos la fiesta de día con más intensidad que la de la noche. Es sacrificado pero lo pasamos realmente muy bien.

(Entrevista realizada previa a la declaración de pandemia por COVID-19)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies