Colaboración público-privada: la DGA asegura una inversión de 450 millones en dos años para el Plan del Mayor

La inversión supondrá, fundamentalmente, el traspaso de dinero público hacia empresas privadas -entidades sociales o mercantiles- que tienen ‘concertadas’ plazas con el Gobierno de Aragón.

Plan del Mayor
Inauguración de la Residencia y Centro de día de mayores ‘Villa de Biota Víctor Orduna’

El denominado ‘sistema de concertación’ es la demostración práctica del fracaso de una administración pública para cumplir con sus obligaciones. El origen de este sistema, también anunciado por los liberales como colaboración público-privada en otros sectores económicos, se encuentra en la urgencia e imposibilidad de las administraciones en los años 70-80 para cumplir con su obligación de escolarizar a la población menor de edad.

Entonces, y con carácter de urgencia y excepcional, la administración educativa comenzó a concertar -subvencionar con dinero público- plazas en colegios privados que ya existían, fundamentalmente religiosos, en aquellos lugares donde no llegaba -todavía- la red pública de colegios.

Pero la ideología liberal se ha ido imponiendo hasta tal punto que ha convertido lo excepcional en habitual, y décadas después las administraciones públicas han continuado haciendo dejación de sus obligaciones y derivando dinero público hacia empresas educativas privadas en detrimento del sistema escolar público.

Tanto gusto han cogido los políticos liberales a pagar -con dinero público- por un trabajo que deberían realizar ellos, que han extendido el sistema de concertación, o colaboración público-privada, o casi todos los sectores económicos, externalizando servicios públicos y subvencionado a empresas privadas en todos los sectores, hasta los más sensibles, como el caso de la atención a nuestras personas mayores, nuestra chent grande.

Lambán anuncia un incremento del 6,5% del precio de las plazas concertadas para mayores, menores tutelados y personas con discapacidad

El presidente de Aragón, Javier Lambán, acompañado por la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, Mariví Broto y el alcalde de la localidad cincovillesa de Biota, Ezequiel Marco, inauguraron este pasado domingo la residencia y centro de día de mayores ‘Villa de Biota Víctor Orduna’, en honor al que fuera alcalde de la localidad ya fallecido “y principal promotor de este servicio”.

En este acto, Lambán aseguraba que “la pandemia provocada por la COVID puso de manifiesto la necesidad de mejorar y trabajar en un nuevo modelo residencial”, pero debe confundir novedad con continuidad, pues también aseguró que “durante la pandemia el Gobierno de Aragón hizo un esfuerzo extraordinario por proteger y mantener el sistema público de servicios sociales, un sistema que engloba los centros públicos, tanto de la administración autonómica como de las locales, los de las entidades sociales y los de las entidades mercantiles con plazas concertadas” es decir, un tótum revolútum donde sorber y soplar al mismo tiempo es posible, y donde público y privado son sinónimos a juicio de Lambán y forman un todo.

El presidente Lambán aseguraba también “el compromiso del Gobierno de Aragón con los ayuntamientos, las instituciones más cercanas a los ciudadanos, especialmente en el medio rural donde es más palpable el problema del envejecimiento de la población”, recordaba que Aragón “tiene una población envejecida, con casi el 22% de la población que supera los 65% años y unas 100.000 personas que superan los 80”, y afirmaba que “el Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales trabaja para garantizar las mismas prestaciones a todos los aragoneses allá donde residan sin necesidad de tener que realizar largos desplazamientos a los centros de referencia”, buenas intenciones, o propaganda, y pocas nueces.

Javier Lambán también enfatizaba que la Diputación General de Aragón “ha apostado por apoyar la sostenibilidad del sector de las residencias, con un importante esfuerzo económico y colaborando con el sector, especialmente en el periodo de la pandemia. Se trata de un sector importante de la economía aragonesa, pues solo el sistema de la atención a la dependencia da trabajo a miles de personas en todo el territorio aragonés, por cada millón de euros se crean 43,3 puestos de trabajo en Aragón”, obviando que ese importante esfuerzo económico se hecho derivando dinero público hacia empresas privadas y ha sido muy poco el destinado a la Red Publica aragonesa.

Además, Lambán recordaba “el compromiso del IASS de incrementar en un 6,5%, entre 2022 y 2023, el precio de las plazas que tiene concertadas con las entidades sociales y mercantiles que trabajan con los sectores más vulnerables de la sociedad: mayores, menores, tutelados y personas con discapacidad”, una actualización de precios seguramente razonable, para la cuenta de explotación de las empresas, pero que no afectará a las plantillas de trabajadoras y trabajadores de estas empresas privadas con grandes carencias laborales.

En el mismo acto, el Gobierno de Aragón también volvía a anunciar “un impulso al programa Plan del Mayor, eje estratégico sobre el que va a pivotar hasta el final de la legislatura toda la atención que ya se presta a los mayores, así como los nuevos servicios e infraestructuras que se están poniendo en marcha, impregnados por la filosofía de atención centrada en la persona”.

El plan recoge 49 actuaciones “20 ya asentadas y 29 nuevas, implica una financiación extra de 66,7 millones de euros de aquí a 2023, que se suma a los 189,8 que anualmente destina Ciudadanía a la atención a los mayores, y persigue llegar a 204.101 aragoneses. En total, serán 450 los millones destinados a políticas de mayores hasta 2023”, aseguraban durante la presentación de la Residencia de Biota.

Un Plan, aseguran que “además, ha puesto el acento en el modelo de atención a los mayores, dentro del Foro de economía de los cuidados que se reunió esta misma semana por primera vez. Se está realizando un análisis en profundidad para poder afrontar con éxito los grandes cambios que se están produciendo en las sociedades modernas, con el fin de rediseñar, en consonancia, las políticas sociales públicas”, siempre hay esperanza, puede que ese Foro recuerde la obligación de la DGA de crear una red pública, de titularidad, gestión y responsabilidad pública, que asegure plazas públicas para todas las personas mayores en Aragón.

Plan del Mayor
Inauguración de la Residencia y Centro de día de mayores ‘Villa de Biota Víctor Orduna’

La Residencia de Biota: una instalación de gestión netamente municipal

El mismo Gobierno de Aragón explicitaba sus carencias al recordar que “tras dos décadas de intentos, el proyecto se ha hecho realidad desde que el actual Gobierno de Aragón decidiera respaldar su impulso. El equipamiento tiene capacidad para 38 residentes, válidos y no válidos, y 30 plazas más en el Centro de Día, para estancias diurnas, y dará trabajo a unas 25 personas una vez que se abra el próximo mes de junio”.

La inversión en este equipamiento ha ascendido a 2,15 millones de euros, de los que el 80% proceden del Gobierno de Aragón a través de la comarca, y el 20% ha sido aportado por el consistorio. El coste del equipamiento y adaptaciones necesarias para su puesta en marcha ha sido de 250.000 euros, en una inversión llevada a cabo entre 2019 y 2022. Además, ha contado con una ayuda del Departamento de Ciudadanía de 150.000 euros procedentes de los Fondos Europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

El equipamiento de residencia y centro de día de Biota se suma a las ocho residencias para mayores de la Comarca de las Cinco Villas ubicadas en las localidades de Asín, Exeya, Orés, Sádaba y Uncastiello.

Cabe destacar que el Gobierno de Aragón destinó en torno a 5 millones de euros en 2021 a los servicios sociales en la Comarca de las Cinco Villas “en concepto de convenios de servicios sociales, ayuda a domicilio para dependientes, prestaciones y servicios para dependientes, plazas concertadas, funcionamiento de centros propios, Ingreso Aragonés de Inserción, o pensiones no contributivas, etc”.

Igualmente destacable es que la construcción de esta Residencia para Personas Mayores se llevó a cabo entre 2000 y 2011, y que tras cuatro años de paralización “se hicieron cargo de la misma dos fundaciones, pero ninguna de ellas logró ponerla en marcha”, recuerdan desde la DGA, así como que “en 2019, la corporación municipal, encabezada por el actual alcalde, Ezequiel Marco, decidió convertirla en una instalación de gestión netamente municipal, como organismo autónomo, dotada de un presupuesto propio de carácter anual”, es decir, cuando fracasa la colaboración público-privada, por que las empresas no obtienen los beneficios deseados por ejemplo, sólo nos queda lo público.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies