CGT lleva a los juzgados al call center de CaixaBank por negarse a pagar los gastos del teletrabajo

CGT lleva a la Audiencia Nacional a la empresa que tiene adjudicado el servicio de atención al cliente de CaixaBank por su actitud al negarse a la compensación de los gastos del Teletrabajo

petr machacek GSS
Foto: Petr Machacek (Unsplash)

Todas las empresas que han externalizados sus Centros de Atención Telefónica (Call Center) para gestionar la atención al cliente, han propiciado durante la pandemia el teletrabajo a sus trabajadoras/es por la fácil y segura viabilidad técnica que existe para realizar este trabajo frente al riesgo sanitario de las plataformas de Contact Center. Los propietarios y máximos responsables de Medios y Servicios Telemáticos (MST), Pedró Barcelo y Jessica Barceló, han asegurado que la entidad bancaria CaixaBank no les permite abonar la compensación de los gastos, tal y como han hecho la mayor parte de empresas del sector. MST quiere que los gastos de este trabajo por cuenta ajena los ponga la plantilla, en contra de lo que dice la Disposición Transitoria Tercera del RD de trabajo a distancia.

Por ello en medio de toda la pandemia toda la plantilla (unas cuatrocientas cincuenta personas) han tenido que seguir pagando los gastos desde marzo de 2020. “Es una vergüenza que la empresa que preside José Ignacio Goirigolzarri desde hace unos días permite a empresas como MST estas actitudes con sus teleoperadoras y teleoperadores de atención al cliente que han permitido que el servicio se siga prestando desde su casa”, señalan desde CGT.

En la reunión de mediación celebrada el 14 de abril de 2021 ante el Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje, CCOO y UGT han apoyado la propuesta de CGT, “pero la empresa ha dicho que se niega a negociar esta compensación y que no piensa pagar ningún gasto, en contra de lo que dice la ley”, apuntan desde el sindicato.

Caixabank y MST con su peculiar “interpretación” del reciente Real Decreto de Trabajo a distancia realizan un “impresentable” abuso desde su posición dominante en las relaciones laborales que desde CGT aseguran “no va quedará impune”.

Ante tanta indignación y numerosos abusos más contemplados a lo largo de estos meses en el servicio de la Caixa, además de mantenerse abiertas diferentes denuncias y demandas ante las autoridades laborales, la CGT, después del fracaso de la mediación, ha puesto el caso en manos de su asesoría jurídica este tema para llevar este conflicto ante la Sala de los Social de la Audiencia Nacional.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies