CGT Enseñanza y STEA-i se movilizan para protestar contra la sentencia del TSJA sobre religión

La movilización, que ha tenido “un amplio respaldo”, se ha desarrollado con total normalidad. “Ahora queda darle continuidad a esta lucha por una escuela laica libre de doctrinas con nuevas movilizaciones”, señalan desde ambos sindicatos.

Concentración CGT-STEA. Foto: Pablo Ibáñez (AraInfo)

Este pasado miércoles, los sindicatos CGT Enseñanza y STEA-i celebraron una concentración en la plaza de la Seo de Zaragoza para protestar por la reciente medida cautelar dictada por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) sobre los horarios de religión en los centros educativos aragoneses. La movilización, que ha tenido “un amplio respaldo”, se ha desarrollado con total normalidad. “Ahora queda darle continuidad a esta lucha por una escuela laica libre de doctrinas con nuevas movilizaciones”, señalan desde ambos sindicatos.

“Esto, el TSJA lo hizo en la víspera del inicio de curso, con los horarios ya cerrados por los equipos directivos, despreciando por completo su trabajo, y creando un auténtico caos en el inicio de curso. Queremos reiterar la denuncia recogida en el primer punto, el cobro por horas lectivas no realizadas, que ha sido enmascarado por la cautelar del TSJA, sin la misma, esa situación es la que se hubiera dado durante el presente curso, o al menos hasta el 31 de diciembre -fecha en la que el MEC o bien prologa los contratos tal cual están en el momento actual o los modifica-. La contratación de estos profesores es por año natural, no por curso. A los profesores funcionarios interinos no se les trata con tanto mimo, son cesados tan pronto dejan de requerirse sus servicios”, abundan.

Por último, subrayan la necesidad de eliminar el Concordato de 1979 entre Estado español y Santa Sede, que “permite el adoctrinamiento de las y los alumnos en horario lectivo”, así como “otros privilegios y prebendas -exención de impuestos, financiación a cargo del Estado, etc-; adaptando las relaciones a la nueva realidad de nuestro país, tomando como modelo, por ejemplo las relaciones entre el Estado francés y el Vaticano, que se caracterizan por la no intromisión de este último ni en la ordenación educativa, ni en la vida civil, así como en la eliminación de cualquier tipo de prebenda”.

Durante el acto también estuvo presente una delegación de Izquierda Unida Aragón encabezada por su Coordinador General, Adolfo Barrena. Para Barrena, “el TSJA se ha posicionado a favor de los obispos y, sin justificación alguna, impone en el currículo aragonés de primaria la voluntad de la jerarquía católica”.

Sobre la decisión que tomó el Gobierno de Aragón de acuerdo a lo que la mayoría parlamentaria de las Cortes de Aragón aprobó, Barrena denuncia que, con su sentencia, el TSJA “vulnera” este acuerdo alcanzado en el Parlamento, sede de la representación democrática de la ciudadanía aragonesa.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies