CGT denuncia que “Educación no dota ni de mascarillas, ni de hidrogel, al personal educativo”

El sindicato CGT explica que el Gobierno de Aragón, su Departamento de Educación dirigido por Felipe Faci, “no ha dotado de los EPIs, Equipos de Protección Individual, previstos en el documento de medidas de prevención de riesgos laborales frente al COVID-19”, así como de “incumplir la legislación laboral más básica”.

coronavirus
Foto: Pixabay

Primer día de incorporación del personal educativo a los centros y primera decepción, aseguran desde la CGT, “el Departamento de Educación no ha dotado de los EPIs, Equipos de Protección Individual, previstos en el documento de medidas de prevención de riesgos laborales frente al COVID-19”.

Así, como alertan desde CGT “los trabajadores y trabajadoras que se incorporaron ayer a sus puestos de trabajo no han dispuesto ni de mascarillas ni de hidrogel, siendo los centros y los trabajadores los que han tenido que proveerse de ellos ante la desidia del Departamento”, ante esta situación la CGT señala que “no nos sorprende en absoluto, está en la línea de actuación de la Consejería de Educación en los últimos tiempos el incumplir la legislación laboral más básica”.

En este sentido, el segundo sindicato en representación en la mesa sectorial indica que “desde hace años venimos transmitiendo en distintas mesas de negociación la necesidad de establecer unos planes preventivos para todos los centros de la red pública aragonesa”. En esa misma línea, fuentes del sindicato señalan que “no están evaluados los puestos de trabajo, circunstancia que, si se diera en una empresa privada, supondría que la educación pública aragonesa estaría cerrada”.

Todos estos condicionantes han eclosionado con la llegada de la pandemia, lo que ha supuesto un auténtico tsunami para la organización de los centros ya que “no existe entre la comunidad educativa una cultura preventiva” debido, según miembros de la organización sindical, a que “no ha habido una política de seguridad en los 25 años que lleva publicada la ley, lo que sitúa en la indefensión total al colectivo docente y no docente ya que no se dispone de planes de formación, teórica y práctica, ni se informa de los riesgos”.

Desde el sindicato aluden a que “en un momento de pandemia como la que vivimos esta situación es una auténtica temeridad, más allá de que se incumplen los artículos 18 y 19 de la citada ley”.

CGT recalca que “esta situación ha llevado al sindicato a realizar una denuncia a Inspección de Trabajo ya que es imprescindible que la autoridad laboral se manifieste y que emplace al Departamento de Educación a cumplir la legislación en un momento como el actual”. Desde CGT añaden que esta denuncia “es un primer paso de apoyo al colectivo docente y no docente en futuras reclamaciones, en estos momentos la Consejería de Educación los está dejando completamente desprotegidos”.

Por último, desde el sindicato muestran su preocupación “por los Trabajadores Especialmente Sensibles -TES-”, para CGT “los Trabajadores Especialmente Sensibles son el eslabón más débil de la cadena y van a estar expuestos a un riesgo grave e inminente que pone en riesgo su integridad vital”. Desde el sindicato denuncian que “no entendemos este empecinamiento por parte del Departamento en no adoptar medidas hacia estas personas, tal y como contemplan distintos artículos de la ley 31/1995”.

Estas mismas fuentes sindicales señalan que “el Departamento está demostrando una insensibilidad sorprendente”, y concluyen asegurando que “CGT no va a dejar en el olvido a estas personas, vamos a buscar resortes jurídicos para evitar que puedan morir en el ejercicio de su profesión”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies